En el País Vasco ya ni da pena el Partido Popular. Por Javier Ygartua

En el País Vasco ya ni da pena el Partido Popular. En la imagen Amaia Martínez

“Ya ni me da pena este partido, por el me jugué la vida y sacrifique mi juventud. Y conste que no me arrepiento por  haber peleado por España”

Ya ni me da pena este partido, por el me jugué la vida y sacrifique mi juventud. Y conste en acta lo esencial, que no me arrepiento el haber peleado por la libertad y por España con todas mis fuerzas y que, por supuesto, lo seguiré haciendo, pero esta vez en Vox, el único partido que actualmente me representa.

El Partido Popular al que yo me afilié no tiene nada que ver con el de ahora en el que su cúpula no admite los dos fundamentos de la realidad política española de la actualidad. El primero, de índole aritmética, que nos confirma que es necesaria la suma de escaños para desbancar al frente popular y el segundo, de talante democrático pero no por ello menos importante, que nos avisa de la posibilidad de que Vox pase a convertirse en el principal partido de la oposición, y por el valor de las urnas sea el partido responsable de la formación de un nuevo gobierno para España.

Yo me afilié al PP Vasco de Gregorio Ordóñez, Jaime Mayor, Santi Abascal y María San Gil. Unos políticos de verdad que, como muchos miles de sus simpatizantes, luchaban por la libertad y además estaban dispuestos a dar, y daban, la batalla ideológica y cultural, cada día y a cada hora, al PNV. Un Partido Popular Vasco, en definitiva, que desde que se afilió a la política “buenista y pop” ha derivado hacia la nada al cambiar sus principios por la poltrona y su discurso por ser una sucursal más del PNV. Y para mayor confusión de sus votantes, si ahora lo que le espera al PP Vasco es la vuelta de Alonso, Semper y compañía, pues va a suponer el final del PP en el País Vasco. Ya no van a poder engañar a nadie.

Ante este panorama el único partido que da la batalla al nacionalismo es Vox, con Amaia Martínez en el Parlamento Vasco, que a pesar de todas las zancadillas que el PNV le mete, sigue hablando claro, sin tapujos y sin complejos, como único muro de contención frente a ese nacionalismo, clasista y racista, que pretende que los que no comulgamos con ese nacionalismo obligatorio al que se han sumado todos los partidos excepto Vox, nos vayamos del País Vasco y así conseguir su objetivo de independencia por incomparecencia de los no nacionalistas a base de expulsarnos de nuestra tierra.

Que cejen en el intento estos del PNV y ETA porque de aquí algunos no nos vamos. Habrán acobardado a algunos pero a Vox y Amaia Martínez no, y aquí seguirán dando la cara por nosotros. Gracias Amaia, gracias Vox por no olvidarnos nunca y seguir siendo el faro que ilumina a los no nacionalistas y que nos da fuerza y esperanza: “Espainia eta askatasunaren alde lanean jarraituko dugu”.

Javier Ygartua Ybarra

Presidente de @espana_por en memoria de mi abuelo asesinado por ETA. Si queremos un futuro sin terror no podemos actuar como si el terror no hubiera existido. Vizcaíno y por tanto doblemente Español.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: