La marranada. Por Rodolfo Arévalo

La marranada

“La marranada es el sueldo que cobramos, las gilipolleces del gobierno  y la moda esa de situar en altos cargos a gente realmente desequilibrada”

La verdad es que joder, con perdón, no joderemos, pero joder, cómo lo echamos de menos. Estaba este fin de semana viendo una bodega, de cuyo nombre no quiero ahora acodarme, como le pasaba a un famoso escritor, pero el caso es que, de repente, alguien mencionó la Marrana. Al parecer que se jodiera la Marrana era una verdadera marranada, pues te quedabas sin hacer vino, dado que esta era la madera que presionaba un dispositivo para extraer el zumo de la uva, que mas tarde se convertiría en vino. Esto, realmente, no es un problema, salvo quizás para el bodeguero, que se llevará un berrinche del quince o dieciséis, vaya usted a saber, porque vive de eso, no como a nosotros que a lo sumo no podremos disfrutar de un buen caldo o agarrarnos una peonza de campeonato.

A los españoles nos pasa lo mismo, que al bodeguero, que se nos ha jodido la marranada de sueldo que cobramos, por las gilipolleces del gobierno que tenemos, que no son pocas y o pagamos la gasolina, la electricidad, el recibo del gas y los impuestos, que están al caer, o comemos. Desde luego no está el mercado para meriendas de negros, perdón, hombres de color negro, blanco, amarillo y rojo, que todos son iguales a los ojos de Dios. ¿De qué color es la piel de Dios, de qué color es la piel de Dios…? “Viva la gente” grupo vocal de los setenta, para mi que Evangélicos, que no es un insulto, como algunos desearían, sino una religión como otra cualquiera, muchas veces mejor que otras, Islam por supuesto.

Y hablando de religiones hoy rigen España los religiosos que detentan la religión socialista, que es otra más en el conjunto de ellas. Pues estaba yo pensando en la marranada que le había ocurrido al productor de vinos, cuando por la mañana y de paseo con la gente me encontré, al lechero, el cartero y hasta al policía saludé… Al espía del CNI no lo saludé, porque salvo a la directora general de la institución, no lo conozco, como tiene que ser ¡menuda institución secreta sería! ¡Hala! ahí enseñando las vergüenzas a diestra y siniestra. Esto es chocante porque hoy en día, en España, saben más de los espías, los espiados independentistas, que los que mandan espiarlos con toda razón, porque no se puede estar chupando de las gentes de un país y querer largarse a ritmo de Sardana o de Chistu. Si esto fuera así, al final, no tendríamos CNI, ¿para qué? ¿A quién íbamos a espiar si no tenemos indios díscolos?

Una pena señores, lástima de dinero desperdiciado en una gilipollez más. Por lo menos es a lo que ha quedado reducida la organización tras la exposición al aire de sus secretos. Salvo que tuviéramos un general Custer que sucumbiera heroicamente en un Litle Big Horn, que en nuestro caso sería en un lugar como el Pene des, perdón creo que se escribe junto, Penedés, no habría nada de lo que poder presumir.

Pues el caso es que estaban por allí, en aquel lugar antes citado, bailando unas Sardanas, todos apretujados como el día de la insurrección, como sardinas en lata, nótese que digo sardinas, no sardanas en lata, porque una sardana, que para mí es una baile latazo, todo muy medido, muy contado, muy recatado, muy formal, no se puede enlatar. Nadie se sale de su tiesto bailando una sardana, como nadie se sale tampoco bailando un vals. Recuerdo que a Gila le dio un corte de digestión bailando el Vals de las olas recién comido y eso es que no le hizo caso a su madre y guardo las dos horas de digestión antes de bañarse.

Aquí, en España bañarnos lo que se dice bañarnos lo hacemos poco, y mojarse tampoco lo hacen muchos, porque al precio que está y se va a poner el gas, cada vez lo haremos menos, si no queremos que nos dé una indigestión contable en toda la cuenta del banco, si es que todavía tenemos una aunque sea con un par de Eurillos tú. El euro nos iba a traer felicidad y prosperidad, pero en manos de este gobierno Social Comunista solo nos ha traído angustia y desesperación, desde luego por un virus, pero también por una gestión nefasta del… virus… perdón de todo.

Estar en Europa no es como estar en Galicia o en Andalucía, o en Cataluña, País Vasco, Santander, Cantabria y etc, etc, etc… que no me quiero explayar con mi sabiduría de andar por casa, vamos diecisiete comunidades en total para cual te vas a molestar, cada uno con lo suyo tendrá que marear… Porque como decía un cantante hace unos años, “habrá que hacernos a la idea, de que sube la marea y esto no da más de sí”, y puedo asegurar que tampoco de mi, ni de usted, con su permiso, que es usted muy moderado en su enfado.

Si no fuera porque me quedan todavía unos años para vivir, me enfadaría… Menos mal que a mi madre no le dio por abortar, que está muy de moda, que si no, no podría giñarme en el Susum Corda, ni en nada de nada, porque no sería nada de ti y nada de mi, como decía Eva Sobredo “Cecilia”, una brisa sin aire, nada de nadie. Pero nada de nadie sí que es Sánchez, Antonio por antomasia, aunque debiera decir por Antoñomasia, nada de Presidente de España, aunque dentro de poco vaya a presidir la UE ¡Toma castañas!, por si fuera poca la psicopatía que lleva encima, ¡como para darle carguitos! No saben en Europa con quién se las gastan, ¿o sí? 

Pero no se alarmen, al menos por esto, porque así, bote pronto, al parecer está de moda situar en altos cargos a gente realmente desequilibrada. Claro que los que votamos somos “nos” el Pueblo, así que quejarse es hacerlo de vicio, ¡se siente, haber votado muerte!, hubiera sido más llevadero que puta ruina, paro y miseria. No, si ya decía yo que verdes las han segado y es que joder, con perdón, no joderemos, pero joder, cómo lo echamos de menos. Fíjate que hay gente que extraña ya los tiempos de la oprobiosa, ¿cómo estará el patio?

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: