La Belarra, maquillada. Por Guirong Fu

La Belarra, maquillada

No se le ocurra a usted, buen hombre

(ya no digo mujer, porque el caso es raro),

poner un negocio que resulte de renombre

y dé ganancias, aunque sea de puro milagro:

al poco tendrá usted a Belarra acosándole

y tachándole de puto «capitalista despiadado.»

 

Quería poner yo un tenderete de castañas

-ahora que parece que al fin el frío ha llegado-

y confieso que las ganas se me han pasado:

con sólo imaginar que me acosara la Belarra,

he decidido que prefiero continuar en el paro.

 

No; no es que la idea de tal amenaza

me haya de repente arredrado;

sino la de poder verme obligado

a tener que ver a menudo su cara:

el otro día, viéndola maquillada,

¡me vi en un tris de entrar en pánico!

¡Baste decirles que me ha quedado,

desde entonces, la tensión alterada!

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: