El gran hijo de fruta está cabreado… Por Rodolfo Arévalo

El gran hijo de fruta está cabreado

«Ya se sabe que el pueblo hace leña del árbol caído y a la primera y cuanto más alto haya crecido más leña habrá»

El gran hijo de fruta selecta de supermercado está cabreado, quién lo desencabreará, el desencabreador que lo desencabreare, buen desencabreador será. Que lo olvide, nadie lo hará. Que lo sepa, aguantar cabreos, así como manifestaciones a las puertas, de su hoy avergonzado, por él, partido, va en el suculento sueldo que cobra y en el colchón nuevo que le pagamos para la Moncloa, con el propósito de que pudiera descansar y meter en él a los amantes, amantas y amantos que quisiera. Vamos que no es suyo, que se lo hemos pagados los españoles, españolas y españolos, además del propio palacio de la Moncloa.

 

Bueno, olvidaba que también lo han pagado los que tienen gallines, o los bobos y bobas de capirote. Si le gusta bien, y sino, también. Puestos a incendiar España, que en verano arde que da gusto, por culpa de los hijos de fruta diversos, ya nos estaba faltando uno en la Presidencia del Gobierno.

 

Hoy afortunadamente ya tenemos el cupo cubierto, pero parece que van madurando más frutos sobre todo entre los agricultores, a los que tocarles los tractores y la cosecha puede volverse peligroso, no vaya a ser que te paralicen el país. Ni te cuento si se te ocurre meterte con los negociantes y dueños de hipermercados, que pueden deslocalizar los negocios. Europa es enorme y Portugal está como quién dice a tiro de piedra. Ya sabemos que el daño se lo harían a los trabajadores sin trabajo, que ya son un sin número, pero estos lo achacarían al gobierno, y como para querer seguir tocando la herida. Una cosa es salir a un retiro de ultramar y otra tener que salir por patas no vaya a ser que te metan en la “trena”.

 

Estas heridas, agrícolas, suelen gotear por la parte más erótica del cuerpo o sea por los “c….” de presidentes y ministros. Ya ha visto este Presidente, ponga usted calificativo que quiera. La juventud mayoritariamente, no está por la labor de asumir sus frutadas. Por otra parte paralizar el país que en la actualidad está casi inoperante es lo que deberíamos hacer con una huelga general para ver como se la come él el gran yoyó, si con gachas o con patatas de los patatales agrícolas y como dice Feijóo: “la culpa la tendrás solo tú hijo de lo que sea”.

 

Espero que Europa no se haya quedado demasiado anquilosada, para reaccionar como debería ante la chulería de un tipo que es capaz de carcajearse en el congreso del presidente de la oposición. Le recuerdo al insigne presidente “que está en los cielos”, que solo hay un Dios que tenga santificado su nombre, el suyo no. No lo tiene santificado para mi, ni tampoco para millones de Españoles.

 

Estar en los cielos políticos en vez de en un manicomio, debe de agradecerlo a todos los españoles engañados, que lo pusieron ahí con el ánimo de tener un buen gobernante, que al parecer, según dicen, ha quedado solo en dictadorcillo de pacotilla e hijo de fruta que más tarde o temprano caerá. Debería rezar aunque no crea más que en su fruta para caer cuanto antes, porque ya se sabe que el pueblo hace leña del árbol caído y a la primera. Cuanto más alto haya crecido más leña habrá. Estar en el lugar en que está, no es garantía de nada, de lugares más altos han caído Tirios y Troyanos y al pueblo español no se le han caído los anillos, ni se ha desmelenado demasiado por ello.

 

A este aspirante al Olimpo le puede descabalgar el pueblo Español en cuanto le dé la real gana. Más que nada porque está usando la Constitución a guisa de papel higiénico, por ser respetuoso, y no poner papel “pal cul”, que es para lo que realmente lo está usando. Y no sé, si será por las buenas o por las malas, no creo que le gustara que fuera por las malas, como tanta veces ha ocurrido en la historia de nuestro país.

 

Para jugar a ser chuleta en el país de la chulería hay que haber comido mucha sopa, a ser posible de nabos, no vaya a ser que te descabalguen de la poltrona a base de leches y frutazos limpios. Ya lo ha dicho Isabel este tipo es “Un hijo de fruta”, yo no sé si lo es o no, pero me es absolutamente indiferente. Lo sea o no lo sea que venga otro Dios, que no sea él mismo, y lo vea. Por otra parte, “Dios menguante un elefante los demás van de morado y te apoyan o no según les vaya la fiesta”.

 

Los Azules, de ahora antes grises con el otro dictador, por muy a la orden que estén de quién sea, aguantan hasta un límite, porque hacer el héroe solo es de idiotas cuando nadie te va a defender después, véase los policías denunciados y enjuiciados por haberse atenido a su deber en Cataluña frente a los separatistas.

 

Hay lideres en esta sociedad, votados por los más bobos del pueblo, que acaban golpeando a esos bobos, por mano interpuesta, que luego afrontan la ilegalidad, porque los listos no se van a pringar con la fruta machacada aunque les guste la fruta. El gran hijo de fruta está cabreado, quién lo desencabreará, el desencabreador que lo desencabreare, buen desencabreador será. Pues que lo sepa, aguantar cabreos, así como manifestaciones a las puertas de su hoy avergonzado por él, partido, va en el suculento sueldo que cobra y en el colchón nuevo que le pagamos para la Moncloa, con el propósito de que pudiera descansar y meter en él a los amantes, amantas y amantos que quisiera. Vamos que no es suyo, se lo hemos pagados los españoles, españolas y españolos, así como el propio palacio de la Moncloa, que también lo pagamos entre todos. Se nos está poniendo una cara de bobos que “pa” qué.

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: