El ‘muy pacifista don Narciso’. Por Guirong Fu

El ‘muy pacifista don Narciso’

«El ‘muy pacifista don Narciso’ amnistía a todos los golpistas que, a la muy española Cataluña de nuestra amada patria pretendieron extirpar»

(1)

El pasado domingo, triste de mí, me lo pasé llorando.

La emoción me embargó como muy pocas veces:

oír a Sánchez defender a la humanidad es algo

que supera el mayor de los milagros, con creces.

¡Qué hombre; qué audacia, la suya; qué heroísmo:

(2)

frente a Europa unida contra la monstruosidad de Hamas,

va él y compara la tétrica decapitación de niños de corta edad

con las espantosas consecuencias de todo enfrentamiento bélico!

Oyéndole a él, en su incontinente borrachera de narcisismo,

(3)

o al alelado Zapatero… o hasta al mismísimo Borrell,

a uno, a estas alturas, hasta podría parecerle lícito

hilvanar conclusiones sobre un ya muy remoto ayer:

El horror de la masacre genocida nazi contra el pueblo judío

(4)

tampoco justificaría el horror de las bombas atómicas sobre Japón.

Y debo confesar que a mí siempre me pareció, el hecho, tan horrísono,

que nada podría parecerme más lógico, en efecto, que el llegar a dicha conclusión.

Pero luego de meditarlo bien y hacer buen repaso de la historia,

(5)

una cobra desoladora conciencia de que, de no haber sido lanzadas tan aborrecibles bombas

por cuya causa murieron espantosamente decenas de miles de personas,

por pura prolongación de la guerra misma habrían muerto un millón…

y otro millón… y otro millón.

(6)

Y ni siquiera queremos imaginar la ‘clase magistral’ de ‘apocalipsis’

que habría dado Hitler al mundo, con todos los enemigos de ‘la raza aria’,

de haberle pertenecido a él esas horripilantes armas que, no obstante,

evitaron un mal infinitamente peor.

(7)

No imaginaremos, pues, tampoco,

qué habrían hecho, con nosotros,

los terroristas de Hamas,

de ser, su fuerza bélica, muchísimo mayor:

Basta con ver la monstruosidad que hicieron

con las escasa fuerza que tuvieron.

Y sin duda ya habrá todo el mundo leído

(8)

el ‘exquisito’ trato recibido

por los rehenes, fuesen mujeres, ancianos o niños.

No; ninguna guerra tuvo nunca más virtud que ser trágica vía

para llegar a alcanzar la paz algún día.

Pero no conozco una sola que no pueda ‘justificarse’

si conoció inicio contra la más genocida tiranía,

(9)

para proteger la vida de inocentes o salvaguardar

su inalienable derecho a la libertad.

Sí; de verdad que cuesta mucho digerir, aun en la distancia,

‘la matanza’, la ‘muerte indiscriminada’ de civiles inocentes, en Gaza.

Civiles, por cierto, que usan de parapeto los ogros de Hamas,

(10)

sin que parezca importarles un pito que sea

precisamente de otros la sangre vertida

que inunda la tierra en la que su ruin cobardía

pretenden ahora mismo ocultar.

Y con franqueza: nada me produce ya mayor espeluzno

que ver cómo sale en defensa de dichos monstruos

(11)

Pedro Sánchez, El Narciso Felón; es decir, ¡el mismísimo Satanás!

Por cierto que todos estos que tantísimo apelan, ahora, al ‘derecho internacional’,

parecen olvidarse ya de las bombas

que siguen cayendo, a todas horas,

sobre LAS VÍCTIMAS INOCENTES

que la asolada nación ucraniana

la MISERABLE HIPOCRESÍA…

(12)

ni por un momento deja de enterrar.

¡Y cuán poco de ello se les oye ya hablar!

Y es que la MISERABLE HIPOCRESÍA…

AL MÁS ALTO NIVEL, no es cosa

que deje muy bien a esos señorones y a su honra,

¡para qué nos vamos a engañar!

(13)

Oigamos, si no, a la vice primera ministra de Ucrania,

que, sin tapujos ni monsergas, a todos ellos habla:

«Gracias a la asistencia militar evitamos LA MASACRE;

evitamos que mueran, cada día, miles de civiles y soldados.

Estamos en el siglo XXI, y obtener en una guerra

(14)

un centímetro de territorio a costa de miles de muertos,

no es un éxito: ES UNA TRAGEDIA.

Y, en Ucrania, queremos proteger a NUESTRA GENTE.

» Y hete ahí que, mientras tanto, el ‘muy pacifista don Narciso’

amnistía a todos los golpistas que, a la muy española Cataluña,

(15)

de nuestra amada patria pretendieron -y siguen pretendiendo- EXTIRPAR!

Me temo que será sobre nuestros cadáveres;

aunque no creo que ninguna bomba atómica

ni ninguna verdadera masacre tengamos que utilizar:

la ley y la sensatez de toda Europa estará con nosotros, al final.

guirong fu

Tengo 60 tacos; es decir, una linda juventud... prolongada.
Catalán y ESPAÑOL de Barcelona, en donde ahora vivo feliz,
pues, TENIENDO SALUD, no me falta de nada.
Guirong Fu, en Twitter, decidí hacerme llamar;
y todos saben que es Nietzsche quien puse en mi avatar.
No hay en mí afán de ocultamiento,
pero va con mi talante el anonimato.
De otra suerte, aunque les pusiera mi retrato,
no habrían de reconocerme ustedes un pimiento.
Den todos por bien seguro, sin embargo,
que, siempre que se trate de defender MI DIGNIDAD
y EL HONOR de quienes me honran con su amistad,
no habré de ocultar de mí ni un solo dato.
¿Mis intereses? Los mismos que siempre tuve:
El humanismo, la buena literatura y el ámbito entero de la psicología.
Y aunque en la política no siempre demasiado me entretuve,
los años me han llevado a querer tomarle la medida:
Me duele su arbitrariedad, su falta de sentido común, sus dislates.
Su ambición soez, su arrogancia, su desvergüenza, su hipocresía.
Me indigna que me deslumbre con sus lindos 'escaparates'
y que cuando entramos a 'comprar' no nos dé más que porquería.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: