El peso de la deuda y el vicio del ninfómano del gasto público. Por Manuel Artero

El ninfómano del gasto público. Ilustración de Tano

«La ruina de nuestro Estado está subvencionada desde La Moncloa por el ninfómano del gasto público y la economía improductiva»

Hoy en día, un gran día en el que desgraciadamente todo sigue a peor, los españoles en realidad nos endeudamos por emprender, mejorar, reformar, superar la miseria con ilusión, valentía, y hasta para enterrar nuestros seres queridos como se merecen, y nos atormenta esa certeza económica que campea detrás de los mentirosos visillos que nos tejen los políticos, sus gurús mediáticos y voceros sentimentales que se endeudan, nos endeudan a todos, por sus vicios y voluntad manifiesta de enriquecerse mientras empobrecen a nuestras familias para el futuro, un auténtico pufo que tendrán que pagar nuestros nietos y biznietos.

Además de la apocalíptica situación que sufrimos con el aumento de funcionarios, subvencionados y asesores del gobierno, gasto público e improductivo, descubrimos hoy, por ejemplo, que España no rebajará su deuda del 104% del PIB en toda la década, según FMI y que en cuanto a la tasa de inflación, se prevé que España cierre el presente año con una subida de los precios del 2,4%. Es, ni más ni menos, la ruina de nuestro Estado de las Autonomías en el que las CCAA han multiplicado por cuatro su nivel de deuda en las últimas dos décadas, alentadas desde La Moncloa por el ninfómano del gasto público y la economía improductiva.

Recuerden al respecto queridos lectores el dinero público que se esta gastando en Asturias en el bable, en los hoteles de acogida a los inmigrantes ilegales y, no hay que olvidarlo, aquel gobierno derrochador liderado por el socialista Montilla que dejó Cataluña sumida  en el problema de la pela y sus acreedores, la furcia de la prima y los bonos patrióticos que sufrimos todos pero benefició con un sabroso porcentaje de interés a los amigos conocedores de la trampa.

No debemos olvidar tampoco, en este desastre anunciado, los paros y huelgas disfrazadas de camisetita verde o blanca, y que con la boca grande, de estómago agradecido, llena con lemas tan importantes y ampulosos como el de la calidad de la enseñanza y la sanidad pública  del «too.. pa´mi«.

El gobierno de Sánchez ha pedido prestados otros 83.000 millones de euros en el primer trimestre de este año y mientras tanto, en el Congreso, lo políticos siguen en su nivel. Qué si no me ajuntas, qué si no me hablas… Adolescencias pijas que nada resuelven, que nada aclaran.

Menos mal que hay hombres y mujeres de verdad, orgasmando con sus ilusiones, amores y proyectos y, que además, viven y entierran con honor a sus muertos, sin importarles la galería y la corte de los faraones que nos arruinan. Por cierto, tengo ganas de saludar a mi nueva vecina, la prima de riesgo, de la que hace tiempo que no hablamos y que ha rodado ocho películas pornos en los últimos seis años de dominio del ninfómano del gasto público. Qué ganas.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: