Los secuestradores del relato. Por José Crespo

Los secuestradores del relato. Habrá que vigilar los vuelos. Ilustración de El Gitano Tuitero

«¿y tú me preguntas qué es fango mientras clavas tu pupila en mi pupila azul?… ¡fango eres tú!»

Creo que merece la pena dejarlo por escrito pues los secuestradores del relato trabajan a toda máquina. Tuve la oportunidad de escuchar a Alsina el otro día y busqué el editorial de El País correspondiente al 7 de abril de 2003, titulado “El gran crispador”, que aunque dedicado torcidamente a Aznar se convierte en un texto de plena actualidad para ser aplicado esta vez con corrección al gran mentiroso siendo además proféticas las frases de Aznar de lo que se veía por venir:

«A este paso, Aznar dejará España con una fractura política y social sin precedentes en la historia de la democracia. Todo gobernante, cuando se siente en apuros, acostumbra a presentarse como víctima de alguna conspiración, advertir que algunas fuerzas perversas amenazan la unidad y la seguridad del país y presentar a la oposición como un verdadero agente de la subversión. El guión es conocido. Aznar ha optado por este camino escasamente imaginativo: Zapatero es un líder irresponsable, que «ha sembrado las chispas que pueden llevar a la crispación y la confrontación»; Maragall, un perverso agente de una alianza con los nacionalistas periféricos para destruir España; Llamazares, un comunista irredento que llora las víctimas iraquíes y no las de ETA. Y así, sucesivamente, en un discurso del miedo y la crispación»… ninguna objeción a las palabras de Aznar.

También ZP dolido por lo que llama insultos ya no se acuerda que dijo de Aznar en Granada el 26 de agosto de ese mismo año 2003 que su salida del Gobierno «tiene ya un epitafio, con un mensaje evidente de rencor y crispación» recalcando que las declaraciones de Aznar solo contribuyen a fomentar la crispación y «chocan radicalmente con los valores democráticos» ahondando en esa apropiación del concepto de democracia, una actitud tan socialista como sanchista. El moderado ZP también había adornado de insultos a Aznar definiéndole en ese mismo mes de agosto, en relación con la guerra de Irak, como ‘un cobarde, ruin, antipatriota‘ tras el 12 de mayo en que acusó  a José María Aznar, de haber impuesto en España «una democracia secuestrada» y afirmó que el único objetivo del presidente del Gobierno es que «los españoles vayan a votar un día y que callen después«. En este sentido, el líder socialista señaló que España necesita una “regeneración democrática de valores” (¿les suena de algo?… del soniquete de Sánchez), con gobiernos que escuchen, y afirmó que el problema del PP es que quiere «imponer la democracia del silencio«. También salió con lo del código ético, como líder de la moralidad, cuando en Palma de Mallorca prometió que en el caso de alcanzar la presidencia del Gobierno impulsaría un código ético «ejemplar» en España, y que la primera medida legislativa que llevaría al Congreso sería una ley para acabar con la violencia doméstica… los mismos estribillos.

Vemos que los reyes del fango solo ven fango en los demás siendo los primeros esparcidores de basura sobre la oposición.

Hablando de bulos y ataques a la intimidad se pudo leer el 4 de junio de 2007 en El Confidencial el titular: «El País guarda desde hace un año un dossier ‘Gallardón-Corulla’ filtrado por el PSOE y que dos periodistas investigaron hasta encontrar “cosas que no cuadraban”».

De Aznar se habló incluso de un asunto con una ministra francesa según noticia del 19 de septiembre de 2014 por la que el ya expresidente del Gobierno, José María Aznar, tuvo que intervenir y negar ser el supuesto padre del hijo que esperaba la ministra de Justicia francesa, Rachida Dati, haciendo constar que tal información «se trata de una total y completa falsedad».

Se llamó gilipollas a Aznar, incluso a Rajoy se le dio un puñetazo en la cara, y Almodóvar y toda la corte de la “cultura” no movió ni una ceja.

Son el colmo del cinismo y la hipocresía estos reyes del insulto, del fango y de la ley del embudo. Como auguramos estos cinco días pasados de meditación solo se utilizaron para urdir el plan para asestar el golpe de gracia a la oposición y al poder judicial algo que quiere “liderar” Sánchez pero no “capitalizar”, vamos que busca cómplices, y como no se apresuren y espabilen desde el PP y Vox ya se pueden ir preparando para hacer las maletas ante la perpetuación ‘in aeternum’ o ‘ad náuseam’, como prefieran, del ‘dottore cum fraude’ y su ‘catedrástica’ de pacotilla, la única sin titulación de las más de 35 cátedras de la complutense ¿quizá por sus altas capacidades que no requieren exigirle un doctorado y una dilatada experiencia profesional?

Los ataques se producen a todos los niveles, hemos podido escuchar a un asesor del PSOE, a sueldo de Sánchez, respecto al periodista Vito Quílez al que amenazaba de muerte: “si hay una guerra civil, me lo pido”. Yo diría a toda esa gentuza, escuela de vagos, incapaces, indocumentados, maleantes y aprovechados, revisitando un conocido verso de Bécquer, que en su psicopatía achacan a su oponente todo lo que ellos hacen… ¿y tú me preguntas qué es fango mientras clavas tu pupila en mi pupila azul?… ¡fango eres tú!

 

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Artes y Humanidades. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, Colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Vázquez de Coronado, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica y Españoles Olvidados del Pacífico. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: