La resaca de los traicionados por el Parlamento Catalán

Imagino que los miles de catalanes ecologistas, nobles luchadores por los derechos de los animales, verdaderos progresistas de bien y con sentido de la ética, que trabajaron durante mas de un año por la Inciativa Legistaltiva Popular (ILP) , reunieron mas de 180.000 firmas  en contra de las corridas de toros  en Cataluña y, en definitiva consiguieron que los políticos de la Cámara Autonómica votaran en contra de la Fiesta Nacional, amparándose en el maltrato animal, se han debido levantar esta mañana con esa amarga sensación de la resaca del borracho que no se acuerda de casi nada, tan solo de haber sido utilizado  por una banda de ladrones para la comisión de un oscuro delito.

Deben sentirse fatal. Los políticos se quitaron ayer la careta y decidieron que una cosa es matar y, otra muy diferente, torturar. Que, en definitiva, en Cataluña no se puede lidiar a los toros bajo la bandera española, pero si se les puede quemar, cegar, ahogar…, bajo la bandera catalana y de paso, y mientras se hace unas risas se cohesiona la identidad nacional. Que asco.

Y en esta mañana, de resaca, insisto,  para esos mas de doscientos mil bien pensantes, de corazón altruista, luchadores por la defensa de los animales y, estoy seguro, no meros pijos de izquierdas, descubro que la la plataforma de más de 150 asociaciones que lideró el proyecto abolicionista, Prou! declaró en el mes de Agosto que tras su victoria se sentía «técnicamente diluída» y aunque su corazón estaba contra los «correbous», esa era otra historia.

Resulta que en toda esta tramoya de intereses políticos y económicos se ha hecho famoso un curioso personaje, Leonardo Anselmi, el portavoz de Prou!. Un argentino de 34 años nacido en Rosario, estudiante de filosofía y  sociología, guitarrista y graduado en marketing,  que lleva ya ocho afincado en Barcelona y que, paradójicamente es asesor de algunos influyentes políticos catalanes. La investigación realizada por Carlos Ruiz Villasuso y publicada en Mundotoro con el título de «El negocio de los antitaurinos al descubierto», en diciembre de 2009, merece la pena cinco minutos de lectura.

Creo, en definitiva, que más allá de las banderas, los intereses políticos, las lealtades  ciegas al corazón y la utilización de las personas, existe en esta sociología de la prohibición que ha exhibido Cataluña, una ausencia pasmosa de la ética, al mismo tiempo que la utilización de la  semántica para ocultar todo tipo  de intereses bastardos. Coincide el embrollo con la publicación de un nuevo libro del filósofo Fernando Savater. «Tauroética» se titula. Presumo que en sus páginas pueda haber alguna clave para comprender el desaguisado político. Mientras tanto, y fiel  a la novela negra, sostengo que si lo que se quiere es solucionar un caso hay que centrarse en descubrir el móvil. E intuyo que don Leonardo Anselmi, al contrario que sus mas de doscientos mil correligionarios, esta mañana no se ha levantado con la dura resaca  de los traicionados. No sería el único. Los nacionalistas, al menos parecen satisfechos.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

2 comentarios

  1. Sobre la ética de los correbous y como esperaba, en el Parlament no han dicho ni «Mu».

  2. La «investigación» de mundotrolo ha acabado en un expediente del Colegio de Periodistas, para su información.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: