La calle revuelta anuncia cambios: El atronador ruido de la actualidad necesita de una metódica afinación.

Dos días después de la celebración del día de la Hispanidad mi amiga sindicalista de la camiseta verde y funcionaria de Educación insiste en el genocidio, en la sífilis y el opio del pueblo que llevamos los españoles a la virginal pampa americana. Y lo expresa con una ilustración de Cristobal Colón sable en mano en la Hispaniola. Y yo, claro que me alegro que mis hijos no tengan que aguantar su sectarismo en clase.

Mi amiga la funcionaria está afiliada a CCOO y tiene las ideas muy claras. Ni que decir tiene que apoya a los padres de la CEAPA en la huelga del próximo día 18, pero contesta con la boca pequeña cuando se le sugiere que la Educación española es la herencia de un concreto partido político, el PSOE, al que ella vota religiosamente en cada cita electoral. Igualito que esos padres indignados dispuestos a fomentar por sus altos principios morales, el absentismo escolar de sus hijos. Todo sea por la necesaria lucha contra los mercados capitalistas.

También mi amiga, funcionaria y sindicalista, sale por peteneras cuando le muestro el gráfico de gasto invertido en los últimos ocho años por los socialistas bajo el epígrafe de traspaso a las autonomías para la educación pública y, en paralelo, las estadísticas de los nefastos rendimientos obtenidos. A ella por ejemplo no le importa el resultado de la auditoría del Tribunal de Cuentas sobre el presupuesto y los gastos desmedidos con una contabilidad creativa de la socialista Chacón en Defensa cuando malgestionó nuestro ejército.

Lo que le importa a mi amiga, tan convencida y solidaria, es que la derecha del PP se quiere cargar el estado del bienestar y que el actual ministro Wert es un facha liberal que pretende colar una nueva Ley de Educación sin consensuar con toda la sociedad. Ella adora la LOGSE, del político Rubalcaba y la revancha ideológica del impresentable Zapatero que mientras sacaba las tropas de Iraq para pasmo de la OTAN anulaba por decreto todo el trabajo anterior, de ocho años, sobre el tema que la absorbe, de paso le da de comer y por el que impresentablemente juega a la política desafinada de ruido político que nos atrona estos días.  Insisto en que menos mal que no imparte Historia a mis hijos.

Asegura en sus declaraciones a los medios de comunicación el ideologizado padre y responsable de la CEAPA, que el gobierno del PP intenta tapar con la polémica independentista generada por Arturo Mas, los problemas de la educación española y aquí es donde se le ve el plumero. Como a Rubalcaba que en Galicia apura sus inútiles discursos contra el ministro Wert. Como mi amiga la funcionaria sindicalista de camiseta verde que sigue apostando por la teoría del genocidio. Menos mal que no da clase a mis hijos.

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Artículos recomendados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: