La reina de la noche se pavonea por España

Aterrrizo en los benditos madriles y compruebo por los mensajes del Cara Libro y desde el mundo del pajarito, además de otras fuentes de información, que se ha pretendido politizar el drama ferroviario por los seres éticamente superdotados, superiores a los demás mortales, progresistas votantes del alquimista social y, para mas inri, solidarios en la actualidad con la Junta de Andalucía socialista.

Leo por ejemplo los comunicados de CCOO y del Comité de Informativos sobre los supuestos fallos profesionales de mi antigua empresa RTVE y me dan vergüenza ajena.

Ya comuniqué mi pavor ante el grupúsculo que aprovechó el minuto de silencio del ministro Wert para insultarle, a gritos de fascista, que leí en la prensa portuguesa y vuelvo a comprobar, espeluznado, que todavía los rescoldos están a punto de reventar en incendio en cuenta venga un ligero viento favorable.

Recomiendo a Mozart por solidaridad. Dos meses antes de morir, el insigne dirigió su última obra operística: La flauta mágica. En el libreto ya se encuentra las maneras de acabar con la Reina de la Noche:

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Deja un comentario