Mostrando: 1 - 3 de 3 RESULTADOS

La raíz y los vientos por Rodolfo Arévalo: ¿Cómo hacen oídos sordos ?.

vida versus muerte. Foto de Rodolfo Arévalo
vida versus muerte. Foto de Rodolfo Arévalo
 Es una contradicción pedir salarios y condiciones de trabajo buenas para todo el mundo, cuando se piden en Europa precios bajos. La mayoría del paro de occidente proviene de la explotación a la que están sometidos en oriente, no por los empresarios occidentales, si no por sus propios dirigentes que no modernizan sus sociedades, tal como se modernizaron en occidente.
 
Si los precios de venta fueran mas altos las empresas serian idiotas al deslocalizar sus sedes de fabricación, por ende deberían también subir los salarios si quieren vender. Esto es lo que hace absurdo querer publicitar la globalización como algo bueno, será bueno siempre que las condiciones laborales y de precios se mantengan en todas partes.
 
A lo mejor es que ha llegado la hora de cobrar adecuadamente los productos y no pasarse tres pueblos con los precios al consumidor final. Alguien tiene que ganar menos y ya se sabe que será el productor o se irá a la mierda mas pronto que tarde, ejemplo; el cierre de empresas en Europa.
 
O cambia la visión del mundo o esto se acaba. Ademas no se puede consentir que haya gente en muchos lugares con 8 , 9 ,10, o mas hijos, porque lo mismo que es malo lo que pasa aquí, también es malo lo de allí. El crecimiento de la población global no puede ser superior a lo que sea mantenible, hay que llegar a un ten con ten entre población y recursos disponibles, ya sé que es difícil, pero puede hacerse, sobre todo educando.
 
Si se piensa en serio se descubrirán soluciones. Pero mientras que en las decisiones imperen criterios políticos, religiosos o económicos el mundo esta abocado a su destrucción o al menos a la destrucción de muchos seres humanos. Aunque esto ya ha sido así muchas veces y tal vez sea irremediable. Esto que digo aquí, es mas que probable que por supuesto, los que generan la situación, lo sepan, ¿ les da igual ? sí, porque no lo van a sufrir ellos, lo sufrirán sus nietos, pero claro para ellos solo existe el aquí y ahora.
 
Algún día un ser humano se levantará y su primer pensamiento de la mañana será, “que hijo de puta era mi abuelo”. El egoísmo humano, que nos ha traído hasta estas sociedades desarrolladas, puede que sea el destructor de la propia humanidad, como tal.
Rodolfo Arévalo Rodolfo Arévalo

Las citas para el alma de Mercedes: A la muerte de un joven español. RIP Víctor Barrio, matador de toros.

Víctor barrios
Víctor Barrios D.E.P.

Abro los periódicos y el facebook y me encuentro con la noticia de que Víctor Barrio, un joven torero, murió ayer en Teruel. Leo con indignación y tristeza los mensajes miserables alegrándose de que una vida se pierda. No voy exponer lo que pienso sobre esta profesión, no es el momento, ni quiero que suscite debate alguno. Solo la muerte de un español de 29 años con ilusiones, con esperanzas, con una familia que le llora…Eso es lo que me estremece el corazón. Y así lo digo. Y así lo comparto. Y así le dedico estas hermosas palabras de uno de nuestros grandes. A vosotros os deseo un buen domingo.

A LA MUERTE DE UN JOVEN ESPAÑOL

ALMA AUSENTE de FEDERICO GARCÍA LORCA

No te conoce el toro ni la higuera,
ni caballos ni hormigas de tu casa.
No te conoce el niño ni la tarde
porque te has muerto para siempre.

No te conoce el lomo de la piedra,
ni el raso negro donde te destrozas.
No te conoce tu recuerdo mudo
porque te has muerto para siempre.

El otoño vendrá con caracolas,
uva de niebla y monjes agrupados,
pero nadie querrá mirar tus ojos
porque te has muerto para siempre.

Porque te has muerto para siempre,
como todos los muertos de la Tierra,
como todos los muertos que se olvidan
en un montón de perros apagados.

No te conoce nadie. No. Pero yo te canto.
Yo canto para luego tu perfil y tu gracia.
La madurez insigne de tu conocimiento.
Tu apetencia de muerte y el gusto de tu boca.
La tristeza que tuvo tu valiente alegría.
Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace,
un andaluz tan claro, tan rico de aventura.
Yo canto su elegancia con palabras que gimen
y recuerdo una brisa triste por los olivos.

***

Mercedes Ibáñez Huete Mercedes Ibáñez Huete