Seguridad y Delincuencia. Defendamos lo nuestro

La policía y también los jueces, no hacen ni mas ni menos que cumplir las normas y leyes que los políticos elaboran
La policía y también los jueces, no hacen ni mas ni menos que cumplir las normas y leyes que los políticos elaboran

Mucha gente se queja, del deterioro de la seguridad. Generalmente acusan a jueces y policías, de no hacer bien su trabajo. Falsa conclusión. La policía y también los jueces, no hacen ni mas ni menos que cumplir las normas y leyes que los políticos elaboran en el Congreso de los Diputados. Si estas son laxas, con respecto a los múltiples delitos, no es culpa de estos colectivos. Toda esa gente que se queja, porque cree que no hay justicia en España, lo primero que deberían fijarse es si ellos, votantes, están dispuestos a sostener gobiernos que actúen de manera contundente contra la delincuencia, sea cual sea.

 

“La policía y también los jueces, no hacen ni mas ni menos que cumplir las normas y leyes que los políticos elaboran”

 

No se puede nadar y guardar la ropa. No se puede ir de progre y pretender que, si defiendes una serie de postulados, no te vayan a rebotar las consecuencias. Así, creo que está muy claro, hay que tener leyes que castiguen al delincuente, y sin asumir todo ese cuento chino de la reinserción y demás, es bastante probable que no encontremos una solución. Si después de haber sido detenido media docena de veces, un delincuente, repite su actitud, no puede beneficiarse de mas mano izquierda. Si tiene que cumplir una pena de veinticinco o treinta años, ha de cumplir íntegramente.

Cuidado Peligro. Defendamos lo nuestro
Cuidado Peligro. Defendamos lo nuestro

 

Lamentablemente muchos reportajes y estadísticas, reflejan que la mayor parte de la delincuencia, sin menosprecio de lo autóctono, es originada por extranjeros. Tanto la delincuencia común, como la violencia política o religiosa, proviene la mayor parte de las veces de culturas ajenas a la nuestra. Pero sin embargo, nadie tiene las narices de coger ese toro por los cuernos y decir se acabó. Y está claro que la única solución es la deportación inmediata, tras el delito. Muchos Españoles, que viven en una sociedad de estado de Derecho y democrática, están hartos de que les manipulen, les laven el cerebro con ritornelos de paz y convivencia, cuando sus barrios, no por su culpa, están literalmente tomados por delincuentes y vándalos de todo tipo. ¿Por qué tienen los Españoles que aguantar mafias, bandas latinoamericanas, coacciones a la libertad por parte de creyentes de otras religiones y terroristas de diverso pelaje?.

 

 

Cárcel para los que sean de aquí y devolución a sus países a los extranjeros que no se adapten o no quieren convivir y aceptar nuestras formas de vida. SEÑORES POLÍTICOS, SOBRE TODO DE IZQUIERDAS, CAMBIEN LAS LEYES Y LAS PENAS PARA LOS DELINCUENTES, CONSIDEREN DELITO LA REINCIDENCIA. Y SI ALGUIEN NO SE HA CORREGIDO DESPUÉS DE PASAR TRES O CUATRO VECES POR LA CÁRCEL, ES QUE NO ES REINSERTABLE, FUERA DEL TODO, QUE NO SALGA, O EXPULSEIÓN A SU PAÍS. Tengan en cuenta que lo que ahora es solo un brote pequeño de malestar puede convertirse en una tiranía en un futuro medianamente próximo. Legislen mas y discutan menos, si tienen ustedes vergüenza. A veces, dudamos, y creo que con razón, de que la tengan. Hace falta tener leyes fuertes en un país ocupado por de caraduras, advenedizos, mentirosos, envidiosos, aprovechados y jetas.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+1Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Siempre quise ser libre. Esa es la razón, por la cual fui muy díscolo en mi educación. Casi todo lo que sé lo aprendí por mi mismo. Sé que soy ateo y esto no me resulta algo loable o desdeñable, simplemente es así. Me gustaría haber sido músico profesional, pero no soy muy bien intérprete. Dediqué toda mi vida a TVE trabajé realmente en mi hobby, la realización y por ello no me puedo quejar.

Un comentario sobre “Seguridad y Delincuencia. Defendamos lo nuestro

  • el 11 enero 2017 a las 13:43
    Permalink

    En cuanto a lo delitos pasa lo mismo aquí, en Uruguay.
    La única diferencia es que no son extranjeros, sino habitantes de barrios marginales.
    Pero los jueces no pueden cumplir su función por los políticos que defienden votos y no personas.
    Y el mismo pueblo que se queja, los vota de nuevo.
    Un abrazo.

    Respuesta

Deja un comentario