Mostrando: 1 - 4 de 4 RESULTADOS

Los “descartes” de Linda Galmor: Entre el Gobierno a la valenciana y el fantoche de Cristina Pedroche, estamos “apañaos”

El Gobierno a la valenciana entre su concepto de la educación, los asesores que contrata, su aversión al himno de España y alguna que otra cosilla así, sin importancia, todos los días sale en las noticias. Ahora los de Compromis critican que la bandera española ondee en los cuarteles de la Guardia Civil… Quizás es que estos valencianos catalanistas siguen las pautas del estrecho pensamiento buenista del podemita alcalde de Zaragoza que se ha quedado mas ancho que pancho al culpar a Occidente de las masacres islamistas.

Los apuntes de Nacho: El Partido Popular es ya un partido bayeta

El Partido Popular
El Partido Popular

 

 

“El Partido Popular se ha convertido en una especie de grupo traidor hacia sus simpatizantes y votantes”

 

El Partido Popular se ha convertido en una especie de grupo traidor hacia sus simpatizantes y votantes. Desde hace unos años es un partido bayeta que recoge toda la basura que expulsan los llamados malamente progresistas. Hace sumiso caso a los eurodiputados que desde Bruselas actúan sin conocer a fondo la problemática de España. Unos políticos a quien se les ha facilitado la entrada impune a nuestros hogares, antes defendidos con sólidos muros, ahora de papel cartón.

 

 
La derecha española sigue, no sé porqué, sumida en un absoluto complejo de inferioridad, buscando el perdón a unas fuerzas políticas con mayores culpas y acciones tóxicas y falsarias.

 

 

 

Solo se preocupa de salvar los muebles de los más ricos, olvidando,a las clases medias que siempre han sido el pilar de nuestra sociedad. Van camino de convertirse en los mamporreros de la progresía- retrógada, apoyando todas sus tesis como la memoria histórica; el aborto vulgarizado; la ideología de género; la paralización del acuciante e injusto problema del agua; el escaso valor demostrado ante los continuos desmanes y desafíos anticonstitucionales de los separatistas. Una derecha que renuncia a los valores tradicionales enraizadas en las tradiciones. Deja el camino libre, sin lucha, a las fuerzas destructoras de la identidad española. Estos progres-derechosos son un sucedáneo de la izquierda más rancia y, llegado el caso, serán tratados no solo con el odio de siempre sino también con desprecio . Serán humillados en grado sumo. Al tiempo. La derecha decente debe encontrar su senda. La que nunca debió abandonar.