Susana Díaz la sultana del voto cautivo que corrompe las esencias de la democracia

Susana Díaz
Susana Díaz

 

La noticia azota la mente y quiebra el sentido común. Leo en Libertad Digital que Susana…

“Susana Díaz quiere hacer fijos por la puerta de atrás a 40.000 interinos en la Junta”

Verdaderamente esto no se puede hacer. Es ilegal. Es un chantaje para acumular votos. Es una indecencia para gente que se prepara y tiene pleno derecho a acceder a esas plazas. Señora Susana, no esta usted en el Reino de lo Estibadores, esta usted jugando a su capricho con la vida de las personas. Eso es una dictadura, que usted elija el trabajo de un español. No puedo soportar tanta injusticia, desperdiciar tanto talento . No, no puedo soportar personas engreídas que actúan como los mafiosos y premian a sus lacayos.

 

 

“La versión “en urna” del viaje y bocatas gratis para “hacernos” un mitin. Corregida y aumentada,  por esta Susana del voto cautivo ahora dispuesta a asaltar el gobierno de España”

 

 

 

Mi amigo Guillermo me recuerda al rtespecto la desgracia que tenemos en España al cultivar la memoria de pez y que por ello sigue la mamandurria política, que él no olvida aquel grito de un sociata en un mitin al final de la primera mayoría absoluta socialista:

 

  • “¡Felipe, colócanos a tós”! .

 

  • Es un enorme FRAUDE ELECTORAL y por supuesto que debería ser delito!! Es un soborno en toda regla,  apunta Javier Gotor que sigue:

 

  • “Esto” arranca de muy lejos, Maria. Mucho antes del califato de Susana. Concretamente en mi tierra, Valencia, desde el primer “consell” de nuestra mal llamada democracia allá a finales de los setenta y principios de los ochenta. Se le conocía como el “preconsell” y estaba gobernado por un impresentable abogado (hoy impresentable juez “por la cuarta vía” es decir, por puto enchufe) llamado Jose Luis Albiñana, del PSOE. Los socialistas empezaron a meter gente en la Generalidad y todas sus consejerías. De la suya claro, sus amiguetes y familiares. Te puedo asegurar que había cada burro (y sigue habiendo) que hacía cagar al pato. Conocía a muchos de ellos de la facultad y “alrededores” y no sabían hacer la O con un canuto. Intentó hacer lo mismo en la Diputación..peeero como Presidente de la Diputación aun estaba el último “franquista” (desde antes de morir Franco) que era mi tío Ignacio Carrau, quien se opuso frontalmente al imbécil aquel. Daba igual. Con el paso del tiempo y los largos años socialistas en el poder..metieron enchufados a miles..de tal manera que cuando llegó el PP se encontraba con que tenían metido al enemigo en casa. Había funcionarios a dedo socialistas hasta debajo de las piedras y no se les podía echar. Y nadie lo ha arreglado. Tampoco el PP que hizo lo mismo…con lo que al final resulta que Valencia tiene casi mas funcionarios que habitantes. Es nuestro  “estado de derecho” que permite felonías así.

 

 

Es el llamado “voto clientelar”. El más indecente de todos. La versión “en urna” del viaje y bocatas gratis para “hacernos” un mitin. Corregida y aumentada,  por esta Susana, ahora dispuesta a asaltar el gobierno de España. Una situación que debería estar penada con cárcel. No se pueden comprar votos en una democracia. Para mi es un delito muy grave. Y, por supuesto también la esencia de la corrupción al por mayor de los principios de la democracia.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
María Castellano

María Castellano

Especialista en Medicina Interna, Dermatología y Venereologia, hablo bien en francés e inglés y disfruto mi tiempo libre practicando mis deportes preferidos, el esquí, patinaje, navegar, padel y tenis. Y entre estas dos pasiones, mi profesión y mis deportes, en los ratos libres me apasiono por el acontecer de mi querida España .

Un comentario sobre “Susana Díaz la sultana del voto cautivo que corrompe las esencias de la democracia

  • Wolfson
    el 27 marzo 2017 a las 16:21
    Permalink

    “El Vivillo”, “El Pernales”, José María “El Tempranillo”, “Los Siete Niños de Écija”, tiernos, inocentes e ingenuos infantes comparados con esta fauna de ahora.

    Respuesta

Deja un comentario