El fiscal Moix o la prueba de cargo del crimen a la verdad y las falsas coartadas

El fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix
El fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix

 

 

El fiscal Moix, cuestionado por las izquierdas, puesto que estas tienen que refunfuñar por sistema contra todo lo que no tenga que ver con sus inventadas verdades, ha dicho que habría que multar a los medios de comunicación que publiquen las filtraciones que se produzcan desde la judicatura acerca de temas bajo secreto de sumario.

 

 

“El Fiscal Moix no ha dicho nada nuevo, ni grave, ni condenable, sólo ha dicho lo que algunos no quieren o se niegan a oír, que no se pueden decir medias verdades”

 

 

 

Claro, impepinablemente, como no puede dejar de ser, un vendaval mediático se le ha echado encima, recabando además el testimonio de políticos, asociaciones y sindicatos. ¡ Hasta ahí podríamos llegar ¡ han dicho los medios de desinformación y cizaña. Y han puesto en ridículo nuevamente hasta a los políticos que están en el gobierno de la nación.

 

 

Así titula la franquiciada de Ferreras. Ilustracón de Rafael Gómez de Marcos
Así titula la franquiciada de Ferreras. Ilustración de Rafael Gómez de Marcos

 

 

Todos se han apresurado a decir que no, que ¡ Cielos! ¡ La libertad de Expresión! Esas cosas que remueven las entrañas al cacareado “ pueblo “ ignorante que esperar ver triturados a los poderosos sean culpables o inocentes, solo por el mero hecho de ser políticos, empresarios o de cualquier otra condición causante de envidia. Ya se encargaran los ¿ medios libres ? de sentenciar a priori a todos.

 

 

Hay una cosa que todos estos señores, políticos y pueblo incluidos parecen no saber que cuando un sumario está en trámite es secreto y debe de serlo, precisamente para garantizar los derechos del denunciado, entre otras cosas. Esto siempre ha sido considerado un delito muy grave, pero en la actualidad bajo el paraguas de la sociedad “ mosaico”, que genera informaciones discontinuas y muchas veces falsas sobre los encausados no. ¿ Por qué puede hacerse esto con ese tipo de delitos y no se asumiría cuando se trata de un personaje del pueblo llano?

 

 

La respuesta es bien fácil, o por intereses económicos, traducidos en ventas, o por intereses políticos ocultos nada limpios como parece tratarse casi siempre. El Fiscal Moix no ha dicho nada nuevo, ni grave, ni condenable, sólo ha dicho lo que algunos no quieren o se niegan a oír, que no se pueden decir medias verdades, medias informaciones, que además ponen en solfa la decisión final de la judicatura presionada in “extremis” por la política y sus muchas veces socios del cuarto poder.

 

 

De esto tenemos en parte todos la culpa, porque hemos aceptado que la Libertad de información está por encima de todo, pero estamos muy mal educados, esa libertad no puede estar por encima del honor de las personas hasta que no hayan sido declarados culpables de delito. Si esto ocurre, estoy de acuerdo con Moix, hay que imponer penas y duras tanto a las fuentes de la información, en los juzgados, fiscalía o policía como a los medios que temerariamente ponen en riesgo el proceso judicial., porque imagino que más de un abogado podría considerar que se ha producido indefensión de sus encausados. Así que bravo al Fiscal Moix por atreverse a decir lo que sólo es una urgente necesidad. Esperemos que los estamentos a los que afecta la creación de leyes no sean tan hipócritas como para ignorarlo. Aunque me temo que con esa hipocresía y mala fe nos desayunamos todas las mañanas.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario