Hoy se cumplen 20 años sin Pilar Miró, que estás en los cielos

Mi recuerdo de Pilar Miró
Mi recuerdo de Pilar Miró

 

“Tuve que hacer de paragolpes que iban dirigidos a Pilar (incluida la “secuencia” inenarrable de la conversación de Carlos Amigo Arzobispo de Sevilla con Pilar Miró a pie del altar mayor)”

 

 

Sevilla 18 de Marzo de 1995, una vez finalizada la transmisión de la boda de Elena de Borbón, en la unidad móvil de TVE que se utilizaba como máster del operativo se encuentran Pilar Miró y María Antonia Iglesias, tienen el control de la rejilla de toda la programación de TVE, están estudiando minuciosamente los posibles cambios.
J operador de sonido entra en el control de realización y les pregunta: “¿Al final habrá dúplex con…?”
María Antonia le contesta: “No habrá dúplex”.
J sale del control y vuelve a la unidad móvil de informativos.
María Antonia: “Qué tonta estoy, Rafa dile a J que si que habrá dúplex, que lo vayan preparando”.
Salgo de la unidad máster me dirijo a la unidad de informativos, abro la puerta preguntando por J, en ese momento C jefe del operativo técnico me habla airadamente: “que pasa ahora, si no te aclaras lo dices”.
Me quedo mirándole con cierta sonrisa y le digo:  “Vale, comunica a J que definitivamente si que habrá dúplex con… por cierto ¡!vete a la mierda!!”.
Me dirijo a la unidad máster, observo que J viene detrás de mí con la cara totalmente enrojecida, entro en el control de realización confirmando a María Antonia y a Pilar la contraorden. De repente entra C y antes de que pronuncie palabra alguna le miro a los ojos fijamente diciéndole: “venga di ahora que no me aclaro y que no tenemos ni puta idea, os he comunicado órdenes directas de Pilar y de Mª Antonia”.
María Antonia y Pilar: ¡! Pero qué pasa, que problema hay!!
Les contesto que no se preocupen, que hay mucho listo… C responde balbuceando: “es que esas cosas hay que pensarlas antes, no se pueden hacer cambios con tan poco tiempo.
María Antonia y Pilar se miran entre sí, y dicen: “vale, vale…”
C sale de la unidad máster y María Antonia y Pilar me preguntan: “¿qué ha pasado tenía la cara como un tomate?”
Dirigiéndome a Pilar le digo: ¿Recuerdas el día que fuimos a Prado de Rey para que conocieses esta unidad móvil y lo que te dijeron C, el mezclador y el jefe técnico?, pues que todavía esté listo no ha digerido que tomaras la decisión de que yo fuese tu ayudante en esta transmisión.
Pilar Miró: “Rafa sabes que yo personalmente he solicitado solo a dos personas para formar parte de mi equipo de realización, tu eres una de esas personas. Quédate tranquilo porque has hecho un gran trabajo.”
Al día siguiente camino de Madrid en el AVE yo iba realmente destrozado, habían sido unos días muy duros, tuve que defender contra viento y marea muchas decisiones de Pilar Miró, que no gustaban en los equipos, a la vez tuve que hacer de paragolpes que iban dirigidos a Pilar (incluida la “secuencia” inenarrable de la conversación de Carlos Amigo Arzobispo de Sevilla con Pilar Miró a pie del altar mayor). Algunos jefes de equipo habían hecho lo imposible para hacerme saltar y así demostrar a Pilar que su decisión de contar con mis servicios como su ayudante había estado equivocada. Zambullido en mis pensamientos noto una mano en mi cabeza que mesa mis cabellos, abro los ojos y veo a Pilar de pie en el pasillo del vagón. Me dirige una mirada tierna que muy pocos hemos podido disfrutar:
“Rafa soy consciente de todo lo que me has defendido y como te dije estoy muy contenta de tu excelente trabajo, quedamos en Madrid” .  Pilar prosiguió su camino hacia el vagón restaurante iba acompañada de Antonio Gasset que poniendo su mano en mi hombro me regaló también una sonrisa de felicitación.
Semanas más tarde me encuentro a Antonio Gasset tomando una copa en el pub Chaplin situado en pleno barrio de Salamanca, un pub frecuentado por gente de la tele y comentando la escena del AVE me dice: “Conozco muy bien a Pilar y ese gesto que tuvo contigo se lo he visto hacer con muy pocas personas, era su forma de expresarte su gratitud y su aprecio” .
El 19 de octubre de 1997 TVE había montado un programa en el Estudio 1 de Prado del Rey. Se trataba de un proyecto de la FAO contra el hambre. Durante los últimos ensayos recibimos en el control de realización la noticia del fallecimiento de Pilar Miró.
Unos días antes había coincidido con ella en las cabinas de montaje de Prado del Rey, yo estaba un poco dolorido porque no había recibido ninguna llamada de Pilar para que me incorporara al operativo montado para la transmisión de la boda de Cristina de Borbón. Si bien es cierto que yo había comunicado a la empresa mi deseo de no volver a trabajar con ella. La había tomado demasiado cariño. Al igual que ella tengo un carácter complicado y no quería que nuestra relación terminara mal. Una decisión difícil porque durante el año que trabaje con ella aprendí muchísimo de cómo luchar y defender un proyecto. La gente que me quería me felicitaba por los pasillos de TVE orgullosos y sabedores de la confianza que Pilar tenía en mí profesionalmente.
La situación fue la siguiente, al oír la voz de Pilar en la sala de montaje anexa a la sala donde yo preparaba los videos y la cabecera de la Gala de la FAO exclame: ¡! Coño la seño!!
Abrí la puerta de su sala y nada más verme me abraza diciéndome: “Rafa cuanto te he echado de menos en Barcelona”.
Siendo consciente (por haberlo padecido) que Pilar no trataba nada bien a sus ayudantes en presencia de los demás, pensé que me lo decía para dar en los morros al ayudante que estaba con ella en la cabina de montaje (muy propio de ella). Intente quitar hierro al asunto: “bueno Pilar, eso se lo dirás a todos”.
Pilar separándose de mí y mirándome muy fijamente me dijo: “Rafa te había solicitado para que te incorporaras al operativo, pero me dijeron que estabas en funciones de realizador, sabía la ilusión que te hacía realizar y no quise insistir para no perjudicarte”.
Al día siguiente todavía rondaban por mi cabeza sus palabras. Quise ingenuamente saber si fueron sinceras y me puse contacto con el Director de Producción de Informativos que cubrió el evento de Barcelona: “Es verdad que Pilar me solicitó para incorporarme con en ella al operativo de Barcelona?” .
“No Rafa ¿tú crees que si te hubiera solicitado, no hubiésemos hecho lo imposible para incorporarte?”  No tuve ganas de asistir a su entierro, estaba muy dolido y decepcionado. Pero la realidad era otra:
Si había solicitado mi incorporación a la transmisión de la boda de Cristina de Borbón. NOS HABÍAN ENGAÑADO A LOS DOS los mismos que en la primavera de 1995 habían hecho lo imposible para que yo no formase parte del equipo de Pilar Miró, pero esta vez sí que se habían salido con la suya. Las palabras de Pilar “Rafa te he echado mucho de menos en Barcelona”, resultaron verdad, como así me lo corroboraron años más tarde algunos altos cargos de Producción y de Medios Técnicos, y como se deprendió de la conversación que tuve con su propio hijo Gonzalo y con un Director de TVE muy vinculado a Pilar, el día en que la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión me concedió un Premio Talento.
¡! Pilar Miró que estás en los cielos!!
¡!GRACIAS!!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional.

Un comentario sobre “Hoy se cumplen 20 años sin Pilar Miró, que estás en los cielos

  • el 20 octubre 2017 a las 23:34
    Permalink

    Estupendos recuerdos que dejan ver la personalidad de esta gran realisatrice que fué Pilar Miro. Un retazo de tu vida relatados con una cierta nostalgia!!

    Respuesta

Deja un comentario