Con Marco Aurelio, Emperador de Roma…

con-marco-aurelio-emperador-de-roma
Con Marco Aurelio, Emperador de Roma

 

 

 

La vida es realmente sencilla pero nos esforzamos en hacerla difícil. Cometer errores significa que nuestra vida ha sido y sigue siendo plena. Los errores no son fracasos, son experiencias, momentos, risas, lágrimas, amores y desamores…Solo al final de nuestro tiempo seremos conscientes de que al fin y al cabo, somos lo que con toda claridad decía Marco Aurelio Antonino Augusto, apodado el Sabio o Philosopho,en la que fue calificada como “una obra escrita de manera exquisita y con infinita ternura”. Sus Meditaciones. Reflexionemos un rato en este día de Diciembre.

 

Marco Aurelio en el Museo capitalino de Roma
Marco Aurelio en el Museo capitalino de Roma

 

 

“Esto es todo lo que soy: un poco de carne, un breve hálito vital, y el guía interior. ¡Deja los libros! No te dejes distraer más; no te está permitido. Sino que, en la idea de que eres ya un moribundo, desprecia la carne: sangre y polvo, huesecillos, fino tejido de nervios, de diminutas venas y arterias. Mira también en qué consiste el hálito vital: viento, y no siempre el mismo, pues en todo momento se vomita y de nuevo se succiona. En tercer lugar, pues, te queda el guía interior. Reflexiona así: eres viejo; no consientas por más tiempo que éste sea esclavo, ni que siga aún zarandeado como marioneta por instintos egoístas, ni que se enoje todavía con el destino presente o recele del futuro”.

(Meditaciones Libro 2, 2)
Share on Facebook40Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Mercedes Ibáñez Huete

Mercedes Ibáñez Huete

Realizadora de TVE casi desde que nací. Capricornio nata, amo la poesía y el chocolate apasionadamente, adoro la Navidad, las charlas con amigos y la familia. Me encantan los días de otoño y las noches de invierno y aunque soy española de nacimiento y de corazón, viajaría en el tiempo hasta la Escocia de los siglos XVIII y XIX y me quedaría allí mucho tiempo. Definitivamente el Romanticismo es mi época. Esa soy yo.

Deja un comentario