La defensa propia de Jacinto, el jurado popular y las cabezas enajenadas por la mala educación

Jacinto de 83 años condenado por defender su hogar a su mujer y propia vida
Jacinto de 83 años condenado por defender su hogar a su mujer y propia vida

” ¿Le sorprende a alguien que el marido Jacinto Siverio  de 83 años les disparara dos tiros con la pistola que le había prestado un hijo?”

Si dos personas entra en una casa, encapuchados, vestido de negro armados con cualquier tipo de objeto agresivo, ya vienen con varias ventajas sobre los asaltados; la mala baba y la violencia que traen puesta de origen. Si además, no contentos con esto, maltratan violentamente a una mujer anciana y le rompen la mano con un portazo adrede después de haberle dado una paliza, ¿Le sorprende a alguien que el marido Jacinto Siverio  de 83 años les disparara dos tiros con la pistola que le había prestado un hijo?

A mi desde luego no me sorprendería en absoluto, es más lucharía a muerte por defender la inocencia de Jacinto. Pero mira tú por donde un jurado popular en su propia contra, y en contra de la gran mayoría de las personas decentes y no violentas que andan sueltas peligrosamente por España, ha decidido condenar al anciano a la cárcel. Me parecería bien que le hubieran puesto un castigo en forma de multa por tenencia ilícita de armas, pero algo simbólico dada su edad y le hubieran absuelto totalmente del otro delito. El fiscal así lo estimó. No obstante al parecer los jueces del caso estimaron que Siverio entrara o pueda entrar en prisión. Aparte de que con ochenta y tres años uno no debería ingresar en ninguna prisión, me gustaría que algunos políticos de esos que tenemos “paciendo por el Hemiciclo” se tomara la molestia, si no es mucho pedir a sus excelencias, cambiar un poquito las leyes, para hacerlas justas y no la mierda revuelta que es desde que se legislaron con la democracia, por inocentes políticos ilusionados por la transición, que mira tu por donde y con la infiltración de determinados partidos se ha ido haciendo cada vez más agresiva para el común de ciudadanos y mucho más laxa para los delincuentes cada vez más numerosos.

“Espero no tener que ingresar en prisión, ha dicho Jacinto, y es lógico, de hecho es lo que toda persona con sentido común desearía para él, pero al parecer el sentido común no tiene nada que ver con la justicia y los jueces”

“Espero no tener que ingresar en prisión”, ha dicho Jacinto, y es lógico, de hecho es lo que toda persona con sentido común desearía para él, pero al parecer el sentido común no tiene nada que ver con la justicia y los jueces: Así nos va. Que el jurado popular lo declarara culpable, por unanimidad, de la muerte de uno de los dos jóvenes, no es de recibo, porque realmente el hombre actuó en defensa propia de la vida de su mujer, de sus bienes y de su propia vida. Si esos defendibles valores quedan por debajo de la consideración que se les pueda dar a los delincuentes, no me creo ya nada de la justicia ni de los jueces que debieran tener patente de corso en muchos momentos para salirse de la ley escrita y sustituirla por la ley de la lógica y el sentido común, ni por supuesto de los jurados populares que en vez de enjuiciar parecen patear el entarimado judicial.

Muy mal han obrado los jurados de este caso en contra de la sociedad y por ende de sí mismos. Y muy mal obraran los jueces si no siguiendo la recomendación del fiscal solo le acusan de tenencia ilícita de armas. Estoy seguro de que si Jacinto hubiera tenido cuarenta años menos no hubiera recurrido a un revolver pero si a algún tipo de arma blanca, porque eran dos contra uno. Quizás piensan los jurados que Jacinto tendría que haber pedido perdón a los asaltantes por sus maldad al amenazarlo con un arma. Porque claro, ellos son las víctimas de la sociedad hetero patriarcal y Neo conservadora, liberal, plagada de hijos de la gran puta.

Muchas personas se dejan día a día los cuernos en trabajos decentes pero mal pagados para sobrevivir, ninguno se dedica a pegar a las mujeres y a robar a los ancianos, para tener dinero. Por este motivo, ya lo advierto a posibles asaltante de mi casa de que “si los pillo, tengo dos gumías árabes de adorno que me regaló a su muerte mi abuelo y no dudaré en usarlas para amenazar, y en su caso usar, para defender a los míos en mi casa. Porque como dicen los ingleses mi casa es mi castillo y si la van a intentar asaltar arderán en aceite hirviendo, como es lo lógico. Eso si, es muy probable que acabe siendo juzgado y condenado, porque yo no soy tan imbécil para inmolarme por Allah como hacen los de DEASH. A esos es a los que hay que condenar y eliminar, Jurados, fiscales, jueces y políticos, no vaya a ser que los jurados y todos los demás acabemos de rodillas, con el culo en pompa y rezando hacia La Meca. ¡Hay esas cabezas enajenadas por la educación “progresista”!.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de la novela “El Bosque de Euxido” publicado en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Un comentario sobre “La defensa propia de Jacinto, el jurado popular y las cabezas enajenadas por la mala educación

  • el 10 abril 2018 a las 17:04
    Permalink

    Que poco “politicamente correcto” es usted. Supongo que es por algo parecido por lo que los del Facebook me han bloqueado.

    Respuesta

Deja un comentario