El caso Gürtel, las sutilezas del Derecho y la mentiras del relato periodístico: ¿ Dónde está la condena al PP ?

Donde está la condena al PP
Dónde está la condena al PP

 

“Conviene recordar en la mediática condena al PP que el partícipe a título lucrativo es aquel que no ha intervenido en la comisión del delito investigado”

 

 

 

¿Dónde está la condena al PP? Y mucho menos por corrupción, como llega a afirmar en sus programas el sinvergüenza de García Ferreras.

Conviene recordar: El partícipe a título lucrativo es aquel que no ha intervenido en la comisión del delito investigado (no es autor, ni cooperador necesario, ni cómplice), pero se ha beneficiado sin saberlo de los efectos del mismo. La consecuencia de esto es que al partícipe a título lucrativo no se le acusa de ningún delito –no se le sienta en el banquillo-, ni se le puede imponer ninguna pena (ni cárcel, ni multa, ni inhabilitación, etc), pero en cambio se le reclama que restituya los efectos del delito de los que se ha beneficiado. Una compañía de seguros es responsable civil del daño efectuado por un asegurado, pero ni es “organización criminal” ni es “condenada”. El Derecho tiene sus sutilezas.

Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Un comentario sobre “El caso Gürtel, las sutilezas del Derecho y la mentiras del relato periodístico: ¿ Dónde está la condena al PP ?

  • el 25 mayo 2018 a las 21:35
    Permalink

    “Conviene recordar: El partícipe a título lucrativo es aquel que no ha intervenido en la comisión del delito investigado (no es autor, ni cooperador necesario, ni cómplice), pero se ha beneficiado sin saberlo de los efectos del mismo. La consecuencia de esto es que al partícipe a título lucrativo no se le acusa de ningún delito –no se le sienta en el banquillo-, ni se le puede imponer ninguna pena (ni cárcel, ni multa, ni inhabilitación, etc), pero en cambio se le reclama que restituya los efectos del delito de los que se ha beneficiado. Una compañía de seguros es responsable civil del daño efectuado por un asegurado, pero ni es “organización criminal” ni es “condenada”. El Derecho tiene sus sutilezas.”

    Ni sutilezas, ni puñetas en vinagre. Recuerdo a los lectores que puñetero es aquel que tiene, viste o luce puñetas.

    Para que alguien, ya sea persona física o jurídica, sea condenado en un juicio, la primera condición que se exige en Derecho Procesal es que esa persona haya sido convocada en la causa correspondiente como posible responsable, es decir, que HAYA SIDO JUZGADA Y QUE HAYA TENIDO LA POSIBILIDAD DE DEFENDERSE. Vamos, que me huele a otra chapuza de sus señorías para quedar bien, pero que luego ya vendrá el Supremo, o quién corresponda, incluido Estrasburgo, a poner las cosas en orden.

    El Señor D. Rafael Gómez de Marcos se pregunta

    “¿Dónde está la condena al PP? Y mucho menos por corrupción, como llega a afirmar en sus programas el sinvergüenza de García Ferreras.”

    Señor D. Rafael Gómez de Marcos, comprendo perfectamente su indignación, pero creo que la pregunta debe ser hecha al Tribunal correspondiente.

    Pero de todas las maneras, Don Rafael Gómez de Marcos, le comprenderé igualmente si coge y se calla sobre esto último.

    Respuesta

Deja un comentario