Mostrando: 1 - 7 de 7 RESULTADOS

Las rutinas rotas por una serie de individuos violentamente descarados por sus convicciones políticas o religiosas

Vivimos en un mundo en el que una serie de individuos de mal carácter, muchas veces violentamente descarados, tienen convicciones políticas o religiosas producto de carencias afectivas o de particular lucha contra el subconsciente. Quieren librar batallas que Cervantes situaría en el mundo de los molinos gigantes, por irreales. Las religiosas impuestas éstas por las jerarquías dominantes en ciertas culturas, que no lograron salir del remoto pasado del pensamiento. Siguen blandiendo en estos días de tecnología, racionalidad y eficiencia la espada y el yelmo de Mambrino.