Gana Casado, gana España y gana el Partido Popular. Por Rodolfo Arévalo

nuevo Pte. del
Gana Casado, gana España y gana el Partido Popular

“Quién nos iba a decir a nosotros, que tras la rotunda victoria de Mariano Rajoy en el dos mil diez, año en que España estaba sumida en la miseria y a punto de perder su autonomía económica a manos de Europa, se hayan celebrado unas primarias en el PP”

Quién nos iba a decir a nosotros, que tras la rotunda victoria de Mariano Rajoy en el dos mil diez, año en que España estaba sumida en la miseria y a punto de perder su autonomía económica a manos de Europa, se hayan celebrado unas primarias en el PP. Yo que soy militante desde el inicio del partido, cuando se llamaba Alianza Popular, puedo atestiguar que la deriva ideológica ha ido en aumento año tras año. No soy el típico militante creyente, la religión a fin de cuentas me trae sin cuidado y es algo personal. Y no es que esta deriva sea mala o buena, todo tiene que evolucionar con el tiempo, pero de ahí a que después de seis años de gobierno de Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría, con una España ya fuera del peligro de la banca rota, labor que agradecemos a Rajoy, partidos como C’s y otros hayan ganado el pulso de la calle en el despropósito más grande que pueda producirse. Esto se debe no al rescate y a las políticas de austeridad que ese gobierno se vio obligado a tomar por la nefasta gestión, o mejor no gestión de Zapatero, si no más bien a la dejación de funciones de Mariano Rajoy, frente al tema de la Unidad de España y el plante de los separatistas Catalanes. Todo esto además apuntalado en la nefasta política de Soraya , apoyando unas televisiones que han acabado en manos de personas, inquebrantables, a favor de una España de ultra izquierda o comunista.

“Por suerte para los votantes ha salido elegido Casado, una persona joven de ideas claras acerca de lo que debe ser el centro derecha”

Nadie que estuviera en su sano juicio, podría haber confiado a Soraya la regeneración y renovación de este mi partido, por eso mi elección ha sido clara desde el primer momento. El partido, casi el único que defiende la libertad de los individuos, el sistema económico mayoritario en el mundo, dado que el intervencionista no funciona y hunde en la miseria a los países que caen bajo sus garras, ha tenido casi por suerte, o por desgracia, me inclino más por lo primero que tener que celebrar sus primeras elecciones primarias . Por primera vez en la historia del PP esto ha sido así, y por suerte para los votantes ha salido elegido Casado, una persona joven de ideas claras acerca de lo que debe ser el centro derecha y no lo que ha sido con los últimos gestores más propensos al área centro izquierda, que es el espacio que domina hoy por hoy Rivera.

A falta de un centro derecha serio que conserve sus postulados, no religiosos, que de hecho deberían estar excluidos de la política y permanecer en el ámbito de lo privado, sí en todos los demás ámbitos acerca de la unidad de España, que lleva unida quinientos años ya, y no hay porque deshacer lo que de bueno tiene esa unión. Cuando se habla de España en el extranjero, salvo en EEUU país en el que brilla la falta de educación geográfica, todo el mundo identifica España con la piel de Toro que hay en la península ibérica. Para que esto siga así hay que tener las narices de enfrentarse con una realidad que se ha dejado pudrir a lo largo de los años permitiendo televisiones independentistas, así como una educación sesgada hacia ello, etc. Todo eso ha de acabar, no porque no se haya intentado llegar a acuerdos en temas de autonomía, si no precisamente, porque de eso no quieren oír ni hablar los propios independentistas que solo aceptan la separación, y no dentro de la Monarquía si no como Estado Federal o Federado, algo totalmente fuera de la Constitución del setenta y ocho, que votaron todos los españoles, yo entre otros.

Parece que todos han olvidado el artículo octavo de la Constitución en el que se habla de que el ejercito puede intervenir para sofocar este tipo de situaciones, pero sin llegar tan lejos se puede aplicar el ciento cincuenta y cinco todo el tiempo a que haya lugar hacerlo para que, recanalizada la educación en términos integradores, se vaya disolviendo en el tiempo el prurito independentista, largo tiempo hará falta, el lavado de cerebro hacia las personas menores de cuarenta años ha sido intenso y continuado, a lo largo de esos cuarenta años de democracia, harán falta casi otros tantos para recuperar la cordura en la noción de España como nación de Nacionalidades y no de Naciones.

“Por otra parte Casado tiene a partir de ahora que renovar las ideas y postulados de un partido que debe pasar de ser uno que tiene lacras del pasado a uno libre de ellas”

Por otra parte Casado tiene a partir de ahora que renovar las ideas y postulados de un partido que debe pasar de ser uno que tiene lacras del pasado a uno libre de ellas. Se le criticó por ser una persona cercana a Aznar. ¿Ha habido algún presidente de España mejor que él a los largo de los últimos veinte años de democracia? Creo que no. Bajo su mandato España fue un país considerado por otros de su entorno y por el mundo en general, no por la izquierda, claro, que nunca está contenta cuando se les pone en evidencia por sus políticas económicas desastrosas. De hecho salvó a España de la primera ruina en que la sumió el PSOE.

Tiene mucho que hacer Casado, lo primero huir como de la peste de los discursos buenistas en boga. Da igual lo que la izquierda piense, pero lo que está claro es que, España no puede perder su identidad y su cultura a manos de la religión musulmana, y lo hará si se sigue permitiendo que su territorio, al igual que el de otros países se llene de inmigrantes, que debieran ser ayudados en sus propios países y no en Europa. Además debe hacer valer el peso de España en la Unión Europea, porque somos un país grande y tenemos mucho que decir a Europa. Hay que saber dar el puñetazo en la mesa cuando es necesario, como lo hacen otros países. Debe por otra parte decir basta al circo en que se ha convertido el parlamento en manos de Comunistas e independentistas y para ello deberá aplicar el reglamento parlamentario a rajatabla. No se pueden permitir las burlas por parte de un grupo minoritario al resto del parlamento. Buena sería la llamada a los partidos anti constitución a disolverse o a ilegalizarlos por ser contrarios a dicha Constitución. Si no puede reformarse ahora la ley de partidos habrá de hacerse en breve, no se puede permitir que un grupúsculo de comunistas apoyados por gente ignorante y de pocas luces, desconocedoras de la crueldad de Comunismo, maneje a su antojo muchas de las regiones, pueblos y provincias de España.

Además deberá entrar a saco en el ordenamiento y elección de jueces y fiscales del que deberán tener alejadas las manos todos los partidos políticos. El nombramiento de jueces debería hacerse por estricto orden de méritos y antigüedad, así de no aceptar jueces por el cuarto turno, coladero de personas, probablemente muy preparadas profesionalmente en sus carreras pero ajenas a la judicatura. Este maremágnum deberá pararlo lo antes posible, pues no hay persona que lo resista. Máxime cuando la izquierda y la derecha hacen de su capa un sayo en la resolución de temas judiciales que deberían ser independientes y hoy en día son todo salvo eso. Adelante Casado, tienes el apoyo de los militantes para que el Partido Popular vuelva a ser un importante referente mundial en la política Española. Y en las próximas elecciones a arrasar, mayoría absoluta otra vez.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario