Sugiero que añadan ustedes a esta corta lista, algunos nombres más de “Afectados por…”. Una propuesta de Vicky Bautista Vidal

El Dalí que se oculta tras el silencio de los corderos
El Dalí que se oculta tras el silencio de los corderos

“No es cierto que los corderos se mantengan en silencio: los corderos callan, pero escriben en Internet”

Si Internet sonase, el rumor ensordecedor sería responsable de que muchos perdieran la razón, o se arrojaran de cualquier sitio elevado o vehículo en marcha para perecer.
Por suerte para todos, la nube, no suena.
Contradigo enérgicamente al asesino comegente de la película “El silencio de los corderos” y matizo con rotundidad, que está demostrado que no es cierto que los corderos se mantengan en silencio: los corderos callan, pero escriben en Internet.

“A veces, he leído libros que contradecían completamente a otros libros que acababa de leer”

A veces, he leído libros que contradecían completamente a otros libros que acababa de leer. O libros que no entendía porque no decían nada en absoluto, aunque contenían miles de palabras.
Al menos, tenía el consuelo de poder arrojarlos contra la pared que tengo en mi cuarto, denominada: “pared para estampar libros”. Tal acto, me ayudaba a librarme por las bravas de aquellos tochos que me desequilibran, y desahogar la ira o calmar la inestabilidad mental que me provoca el absurdo cuando busco cierto equilibrio o lo sesudo sin contenido, cuando anhelaba un poco de aire fresco para mi cerebro abusado.
Pero ¿Cómo estampas contra algo a una serie de machacantes opiniones que se repiten en miles de lugares en la red o esa retahíla de insultos por parte de cada defensor de tendencias u opiniones contrapuestas?.
– ¡Tú, más!, ¡tú, más!… ¡anda que tú!…
Y es que, no todos los corderos tienen la paciencia necesaria como para recapacitar sobre lo que dicen ni el criterio suficiente como para dar una razón lógica a su balido, por algo son corderos, claro.
¿Y cómo estampa una un ordenador contra la pared?… ¡No hay presupuesto!
El Dalí que se oculta tras el silencio de los corderos según los Afectados por todas esas páginas conspiracionistas
El Dalí que se oculta tras el silencio de los corderos según los Afectados por todas esas páginas conspiracionistas

“De lo más profundo hasta lo mas banal, cualquiera puede ser afectado por algo en Internet”

Estoy pensando yo también en balar… ¡Perdón!… crear, un grupo en Facebook siguiendo la corriente del momento.
Se llamaría cualquier cosa “de peso”, por ejemplo:
“Afectados por las mangancias de la política actual”…
Pero luego, me viene a la mente una larga serie de títulos, además de y no en lugar de:
“Afectados por la inercia del PP”
“Afectados por las memeces de Monedero”
“Afectados por la estupidez culpable de Sánchez”
“Afectados por las opiniones sin opinión”
“Afectados por los que cantan pestes sobre cualquier partido político y luego le votan”
“Afectados por los que expresan Gloria bendita sobre un partido y luego dicen que votarán a Vox”
“Afectados por todas esas páginas conspiracionistas donde se acusa en cada una de las conspiraciones contrapuestas, y donde, lagartos, extraterrestres, gobiernos Iluminati, Franco, Los Masones, o Rita la Cantaora tienen la culpa de todo, porque somos unos muñecos movidos por hilos misteriosos, pero con nombres y apellidos, que ellos han descubierto en otras páginas, pero secretos y ocultos…
“Afectados por estupendos que hasta delante de su ruina se consuelan diciendo: “mas robó el PP””
“Afectados por los afectados del 1-0”
“Afectados por las cantinelas pagadas de la izquierda costrosa”
“Afectados por los intelectuales sin coco pero que son famosillos, y algo tienen que decir”
“Afectados por los que responden a las más estúpidas noticias mil veces repetidas”.
“Afectados por los lloriqueos por los pobres inmigrantes islámicos a los que no ves por la calle, pero que te los encuentras a todos en el Corte Ingles, en Primark o en cualquier gran almacén donde vayas, gastándose su no dinero, empujando la correspondiente sillita de bebé y luciendo con orgullo de invasor un embarazo adelantado, porque, hay que cumplir con el profeta y quedarse con este país de mierda lo antes posible”.
“Afectados por los interruptus publicitarios en los vídeos de Youtube, sobre todo si son de música o meditación”
“Afectados por la burla de los paquetes de tabaco que venden con horribles fotografiás diciendo que, el tabaco da cáncer, en lugar de meter a todos los fabricantes en el trullo y hacer el cigarrillo con verdadero tabaco y no con amoniaco, substancias adictivas, y no se sabe cuantos venenos mas. (No es que esto ultimo sea un defecto de Internet, pero, en algún lado tenía que decirlo)”
También, puedes encontrar miles de lugares de “Afectados por”, que se refieran a cualquier tema, como:
“Afectados por las caras que me pone mi vecina la cotilla”
“Afectados porque no nos llega el pie al contenedor nuevo de pedales que ha plantado el ayuntamiento, y que hace que, puedas o no, tengas que levantar la pierna y padecer, si no tienes cuidado, un mamporro en toda la cara por parte de una tapadera que se levanta al toque de pedal.”
“Afectados por, afectados por, afectados por…”

“No lo dude, encontrará infinidad de posibilidades”

De lo más profundo hasta lo mas banal, cualquiera puede ser afectado por algo en Internet. No hay que preocuparse mucho de los porqués.
En este siglo puedes soltar lastre en la sufrida nube. No es que se avance o que sirva para que multitudes de canutos o de sabios se pongan de acuerdo en algo, pero, al menos, deja a cada ínclito con satisfacción personal y cierta sensación agradable en el dedo de dar al “me gusta”
Sugiero que añadan ustedes a esta corta lista, algunos nombres más de “afectados por”… Es un juego divertido y puede registrar la idea. Así yo, podre luego crear un grupo de “afectados por el plagio de un juego chorra que me inventé un día que no tenia nada que hacer”. ¡Gracias!
No lo dude, encontrará infinidad de posibilidades.
       
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario