Gastar dinero público en golfas: Eso es keynesianismo. Homenaje a Santiago González. Por Rafael Gómez de Marcos

Gastar dinero público en golfas
Gastar dinero público en golfas; eso es keynesianismo

 

 

A un presidente como Sánchez le cuadra una vicepresidenta como Carmen Calvo, que también ha hecho cumbre este verano, al descartar la convocatoria de elecciones porque no les convienen a los ciudadanos y a las ciudadanas”

 

 

“Pedro Sánchez dio muestra de su talento en la Casa de Allende, en Chile: “me hice socialista cuando vi como asesinaban a Salvador Allende”. Dos detalles: Allende se suicidó con un subfusil AK-47 que le había regalado Fidel Castro durante su visita de 1971.

“Como nunca falta un roto para un descosido, un tal Ernest Suñé, portavoz del PSC en el ayuntamiento de Masnou salió a explicar que en 1973 la censura franquista impidió cualquier noticia al respecto. Tengo en casa el número 573 de la revista. 22 de septiembre de 1973. La portada era negra y la mitad inferior estaba ocupada por la palabra CHILE en grandes caracteres”.

“Como decía Louella Parsons a un presidente como Sánchez le cuadra una vicepresidenta como Carmen Calvo, que también ha hecho cumbre este verano, al descartar la convocatoria de elecciones porque “no les convienen a los ciudadanos y a las ciudadanas. O la democracia es estado de bienestar o estamos hablando de contar votos malamente”.

Carmen Calvo debería considerar que las elecciones del Frente Popular y su pucherazo no son el único modelo posible. “Viene a resultar que sí. Pero hay que destacar a un donante de espabilina, el gran Benjamingrullo, que hizo en mi blog la más brillante aportación a la economía moderna de las últimas décadas, a propósito de los 15.000 euros que varios cargos de la junta se gastaron en un prostíbulo con una tarjeta black de la Faffe. Y escribió: “Gastar dinero público en golfas; eso es keynesianismo”.

 

 

Santiago Gonzalez: El ‘Desfibrilador de tontos’
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

Deja un comentario