España, como agua, se escurre entre los dedos y queda en nuestras manos cierta humedad salada que sabe a lágrima. Por Vicky Bautista Vidal

Sánchez quiere crear una 'comisión de la verdad' sobre la Guerra Civil. Por Santi Orue
Sánchez quiere crear una ‘comisión de la verdad’ sobre la Guerra Civil. Por Santi Orue

 

“El problema, consiste en que en España ya conocemos por la historia los métodos, de libro, que se están empleando ahora mismo”

España, como agua, se escurre entre los dedos y por más que intentemos sujetarla, solo queda en nuestras manos cierta humedad salada que sabe a lágrima. Mejor no olfatear, no sea que también huela a sangre derramada.
Comienzan las purgas por los medios de comunicación. De la noche a la mañana desaparecen profesionales excelentes. La saturación es tal que casi se prefiere ni ver que pasa por ahí. El problema, consiste en que ya conocemos por la historia los métodos, de libro, que se están empleando ahora mismo. Nada nuevo. Historia terrible que cuatro indigentes de alma oscura quieren resucitar cuando el mundo está ahíto de la miseria resultante. ¿Será posible que se de ese paso atrás? ¿Será posible que esas hordas de espectros emergidos de tumbas putrefactas con sudario de obsoletas banderas conviertan a España en Cuba?
Ahora que el Comunismo en Rusia ha fenecido de muerte natural, quieren plantar en este pequeño país, que mira, lo siento, por lo que se ve sigue siendo de pandereta, ¡Nada menos que una mini Rusia! Yo aconsejaría a los venezolanos que salen huyendo de su país que elijan otro sitio para establecerse. Aquí, el precipicio esta a un paso y no parece que esta vez Santiago y su caballo blanco puedan hacer mucho. Como poco habría que pedírselo, pero por ahora, en un país que fue cristiano, se ha dado el finiquito a Dios, a la Virgen y a todos los santos. Así que, por ese lado… La ciudadanía, en general, ni ve ni oye ni contesta. Alguno he encontrado que habla ya como TV3, y la gente comienza a mirarse por encima del hombro según la región a la que pertenezca el desdichado de turno.
Da igual qué o quién se es. Si no gusta la película acusan de “franquista” como antes acusaban de “facha” o “pepero” a cualquiera que se moviese en otras aguas. Por Internet empiezan a llegar cantinelas de esas sombras resurrectas acerca de que hay que ir a por los franquistas… ¿Qué franquistas?… ¡Esos, están todos muertos! La gente que queda lo único que quiere es vivir en paz y recuperar su España tranquila de chiringuitos, fiestas vecinales, comida caliente y paz. ¿Y de qué forma quieren ir a por esas sombras que ellos mismos han fabricado? ¿Desenterrarán las checas, los paseos al amanecer y los juicios sin juez? Ese método, por cierto, también viene en el libro.
La Democracia salió pies en polvorosa con las cuatro cosas que pudo reunir, el día que un personaje sin votos se apropió del gobierno pactando con lo peor de cada casa. Ahora, entretiene a la manada con esa manía por desenterrar a Franco. Parodian a sus correligionarios ancestrales a los que siempre les gustó jugar con sepulcros y tomarse a chirigota a los cadáveres; prueba de ello, las bonitas fotografiás de milicianos partiéndose de risa mientras profanaban diversas tumbas.  Las palomitas se atragantan y la Coca Cola ha perdido el gas. Esta película ya no nos hace gracia.
La ultima noticia es que piensan desterrar de la primera cadena la misa que tanto consolaba a ancianos y enfermos. 
¡Gran hazaña de estas carcasas vacías! Bofetones a diestro y siniestro a lo más débil de la sociedad. Pronto soportareis interminables discursos egocéntricos por parte de Iglesias, a la manera de Castro. Horas y horas de hipocresía mientras la miembra portavoza espera en su casoplón, con acento en la plón, a que llegue el defensor del reparto igualitario. La señora mayor que han puesto de cabecilla en TVE se luce. ¿Alguien se ha dado cuenta de que esta de moda poner de testaferros a señoras ancianas? A la jubilada, Carmena y a la no menos jubilada Mateo. Flores un poco mustias para estandarte de los que mueven el guiñol. ¿Qué pasará mañana? ¿Con qué antigua represión nos levantaremos? ¿Cuándo empezarán con las redes sociales? ¿Cuándo comenzaremos a convivir con la palabra comité? ¿Cuándo el espionaje y las denuncias casa a casa, escalera a escalera?
Está tan manido el método y tan sobado el libro que, si Dios no lo remedia, vamos a pagar los de siempre la ineptitud y debilidad de una Política decrépita. Como en cualquier enfermedad, los virus y bacterias se apropian de un cuerpo debilitado, colonizando sin trabas el organismo desprotegido. Y el antibiótico que podría aliviar el mal, parece que no se vende en España, todavía.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario