Precioso el modelin de nuestra presidenta. Por Vicky Baustista Vidal

Manolo debería ser más recatado en los modelitos que luce.
Precioso el modelin de nuestra presidenta

“Nuestra presidenta se muestra al lado de la señora Trump, señora siempre elegante, con un vestido que llame la atención, que para eso es presi en lugar de la presi”

Una monada el paseíllo envarado de la pareja que se decía continuamente: – ¡Somos presidentes!, ¡Somos presidentes! – Y lo peor, es que aun en el silencio, se les escuchaba pensarlo.

– ¿Cómo andaría un presidente? ¿Cómo andaría una presidenta? Nosotros nos ponemos tiesos y así no se nos mueve la ropa.

Acartonados, envarados, envueltos, como rebozados, y felices. Como gente que estrena sin costumbre para ir de boda.

Por si no fuera poco, nuestra presidenta se muestra al lado de la señora Trump, señora siempre elegante, con un vestido que llame la atención, que para eso es presi en lugar de la presi.


-Tiene que ser algo sensacional ¡Que se nos vea!


Entonces se pone algo fino. Nada de algo sencillo. Algo espectacular para quedar por encima de la señora de Trump ¡Hombre ya! – ¡Es tan sosa la pobrecilla! Y no esta casada con mi Pedro. Por eso
, hay que hacer algo, añadamos al modelo algo que cuelgue… ¡Toma, que total!


Si es que, tenemos un gusto “ezquizito”- se dicen los dos por dentro. Y la concurrencia agradece que los hombres deban llevar la vestimenta de hombre. A saber, con qué modelazo nos habría sorprendido el guapetón si hubiera podido: “Que para eso soy presidente en lugar del presidente y hago lo que me da la gana”.


-Ya me contó Zapatero el éxito y la expectación que crearon sus nenas en el viaje que hicieron a ver a los Obama. Nosotros no seremos menos. Antes morir que no ser estiloso. ¡O sea!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario