España no podrá ser nunca un país moderno del siglo XXI, mientras… Por Rodolfo Arévalo

España no podrá ser nunca un país moderno del siglo XXI, mientras
España no podrá ser nunca un país moderno del siglo XXI, mientras

“Habría que añadir muchas más cosas, pero esto es básicamente el problema, que los Españoles somos muy erre que erre, mentirosos y chuletillas de nacimiento, si no todos, muchos”

España no podrá ser nunca un país moderno del siglo XXI, mientras:

– La Izquierda siga siendo tan absurdamente anticlerical y anti religiosa.

– La derecha más autentica no acepte que hay ideas fuera de la doctrina Católico Cristiana. Y que se puede ser bueno y ateo.

– Mucha gente de izquierda siga creyendo en una igualdad absurda que falla desde la misma base de partida. Porque no es un principio biológico

– Mucha gente de derecha crea que la culpa de las desgracias personales las tienen la vagancia y la dejadez.

– La gente de izquierda, no quiera reconocer que la libertad económica es la garantía del desarrollo.

– La derecha piense que no hay que colaborar en cierta manera a paliar los desajustes económicos.

– La izquierda no reconozca que mucha parte del paro la tiene la nula formación de individuos que no han querido estudiar, no que no han podido.

– La derecha reconozca que no toda la producción ha de ser ganancia para el empresario.

– Que la izquierda crea que el trabajador tiene los mismos derechos que el empresario, sin asumir ningún riesgo.

– Que la derecha no reconozca que hay unos mínimos necesarios que pagar para que tus empleados no vivan en la pre pobreza. Y que la empresa se llama así porque debe tener un futuro para los integrantes

– Que la izquierda reconozca que hay actividades que hay que deslocalizar, por falta de mano de obra.

– Que la derecha reconozca que no todo se puede deslocalizar sin llevar a la ruina a sus compatriotas.

– Que la izquierda no crea que hay que reeducar en otras actividades al personal de habilidades obsoletas.

– Que la derecha no quiera reconocer que hay que invertir unas cantidades importantes en formación.

– Que tanto individuos de izquierda y derecha no reconozcan que la única manera de mantener un país son los impuestos, dentro de unas normas que no estrangulen al personal y empresas y que también los políticos deben cumplir.

– Que los gobierno no sepan que por mucha globalización que exista, lo primero son tus ciudadanos.

– Que los gobiernos que saben desde los años sesenta, que habría que subvencionar la vida de gente que sobra con la robotización, no ha hecho nada en todo ese periodo y sigue sin hacerlo.

– Que las Culturas, si son del todo diferentes e incompatibles con la democracia, no pueden integrarse en las sociedades libres occidentales.

– Que para evitar los conatos de racismo, estas inmigraciones deben regirse por serías y férreas leyes que pongan unas condiciones a cumplir y un límite de estancia y que no incluya la nacionalidad.

– Que la política no puede ser un pim, pam pum de feria, con mentiras propagadas a todos lo puntos cardinales.

– Que el parlamento es la representación del pueblo, de las personas que se ajustan y acogen a la Constitución y sus leyes y que no debe de ser usado como circo de tres pistas.

– Que los poderes del Estado deben estar separados “realmente” y no como pasa por aquí.

– Que la inversión en investigación teórica y practica no tenga sus mínimos de financiación y esté valorada como debe de valorarse, una gran inversión de futuro.

– Los partidos políticos se tiren los trastos a la cabeza intentando ideologizar la formación de los niños, que debiera ser lo más aséptica posible, tiempo tendrán de llegar a ser dignos émulos de políticos mentirosos.

– Que la elección del profesorado desde primaria a la universidad no admita a cualquiera, solo a los que den un nivel de formación de sobresaliente y por lo tanto sean remunerados consecuentemente.

– Que las diversas regiones que componen España acepten que costó mucho llegar a elaborar una Constitución común, que aceptaron todos en su momento, y que las diferencias que puedan existir entre ellas son más folklórica que de otro tipo. Así mismo los reyezuelos regionales han de asumir su posición en la escala de mando y no creer que con un país troceado van a ser proclamados más jefe indio.

– Habría que añadir muchas más cosas, pero esto es básicamente el problema, que los Españoles somos muy erre que erre, mentirosos y chuletillas de nacimiento, si no todos, muchos. El día en que se cumplan unos pocos, no digo todos los postulados argumentados a lo mejor podemos empezar a despegar del lodo en que nos hallamos hundidos desde hace cuarenta años y podamos salir a medirnos con otros países de nuestro entorno en igualdad de condiciones y oportunidades. De todas maneras esta es mi opinión personal y no quita que pueda haber otras que se puedan tener en cuenta. Solo habrá que imponer una condición a todos. La libertad individual está por encima de toda cuestión salvo las que marcan las leyes, para que no exista entre nosotros la ley de la selva.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario