Hitler y Stalin, tal para cual. Por Nacho Rodríguez Márquez

Hitler y Stalin, tal para cual
Hitler y Stalin, tal para cual

“Recordemos de una vez por todas, que los horrores de Hitler tienen su denominador común en Stalin. Una realidad que todos debemos aceptar”

En 1989, concretamente el día 9 de noviembre, cayó el Muro de Berlín, un acontecimiento que fue considerado como la victoria de la libertad frente al comunismo. A partir de esa efemérides y durante años la dictadura del proletariado dejó de estar de moda, fue postergado en  lo social y lo político. Pasado este bajón, los contumaces lideres comunistas volvieron a la carga de manera contumaz, inculcando en las siguientes generaciones el virus infame. Volvió a las pasarelas de moda tanto de intelectuales como del pueblo llano.
La enfermedad leninista y stalinista surgía de nuevo con gran entusiasmo. Lo que parecía a punto de ser erradicado, explotaba las mentes mas obtusas. Tanta ansia desplegaron que convirtieron el fracaso en victoria. La señalada desaparición del infame Muro, paradigma de la ignominia, pasó a ser  la deseada unión de las dos alemanias. Jugada perfecta gracias a maquinaria falsaria de las izquierdas radicales. Lo realizaron tan bien que los europeos volvieron a caer en la trampa aceptando, sin pestañear, que los comunistas solo se equivocaron en las formas, (más de 11o millones de muertos).
Para el mundo fue un error de poca penitencia, ya que su fin era justo e igualitario. De esta manera, volvieron a tener bula para perpetrar, de nuevo, horrendos crímenes contra la humanidad. En la actualidad se les permite casi todo y se les trata con extrema exquisitez. Y ellos, a lo de siempre, a culpabilizar a la derecha democrática de todo lo malo.La palabra fascista es el vocablo mas usual cuando de insultar se trata. Buscan con ahínco destruir las libertades y derechos conseguidos con esfuerzo y altura de miras, buscando el desasosiego y complejo de inferioridad de los demócratas y liberales. Una jugada maestra que está a punto de volver a darles el poder, sobre todo en España. Todo el que no piensa o asume sus ideas y preponderancia moral es un fascista redomado.
¡Cuánta mentira hay que soporta aún¡ Se excusan de todo lo malo que a lo largo de décadas han vertido sobre los seres humanos. El cinismo  y la mentira es su gran aportación al mundo. Recordemos de una vez por todas, que los horrores de Hitler tienen su denominador común en Stalin. Una realidad histórica que todos debemos aceptar.
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Deja un comentario