Andalucía con el cambio, España y la humanidad. Por Eugenio Narbaiza

Andaluces, levantaos, pedid tierra y libertad, sea por una Andalucía libre, España y la humanidad
Andaluces, levantaos, pedid tierra y libertad, sea por una Andalucía libre, España y la humanidad

“Para describir la esencia de Andalucía, basta acudir al himno que la representa, la ensalza y la define y simplemente con sus palabras, podemos entender cómo son sus gentes, su tierra y su esperanza de futuro”

Andalucía, la comunidad autónoma que tanto por historia, capacidad de sus habitantes, e influencia en el devenir del conjunto de una sociedad que confluye en el proyecto común llamado España, tiene una cita con la democracia el próximo domingo, al ser la fecha escogida para la elección de sus gobernantes, con unas urnas ansiosas de participación, libertad y responsabilidad.

Para describir la esencia de Andalucía, basta acudir al himno que la representa, la ensalza y la define y simplemente con sus palabras, podemos entender cómo son sus gentes, su tierra y su esperanza de futuro, puesto que “La bandera blanca y verde vuelve, tras siglos de guerra, a decir paz y esperanza, bajo el sol de nuestra tierra. Andaluces, levantaos, pedid tierra y libertad, sea por una Andalucía libre, España y la humanidad”. Por si esto fuera poco, este himno definitorio del ser andaluz, continúa expresando” Los andaluces queremos volver a ser lo que fuimos hombres de luz, que, a los hombres, alma de hombres le dimos”.

Ante estas palabras del ser y sentir andaluz, en esta cita crucial y decisiva que tendrá lugar el próximo domingo, esta comunidad autónoma que desde su fundación ha sido gobernada, nada más y menos que cuarenta años, por unos gestores que desde el socialismo democrático no han sabido darle, la esencia de sus aspiraciones en paz, libertad, prosperidad y luz, tiene una magnífica oportunidad de recuperar la esperanza en el futuro, pidiendo a sus gobernantes un cambio en formas, maneras, capacidades y gestos, para hacer de una comunidad que está arrastrándose en la tristeza del paro, en la vergüenza de la corrupción, en la conformidad de la falta de cambio y oportunidades y en la resignación de que todo sigue igual, un giro en su historia, mediante un compromiso social de apertura de ventanas, levantamiento de alfombras, cambio de personas, que sean capaces de llevarla y hacerla esa tierra en libertad que es y merece ser, pero que está taponada, por quienes, desde el caciquismo y el engaño, se aprovechan de sus capacidades para tenerla aprisionada bajo la bota del subsidio, el tacón de la falta de ilusión y la suela de algo pesado que impide el progreso, la prosperidad y la libertad del individuo.

Estas elecciones del próximo domingo, deben ser un nuevo punto de partida para Andalucía, esa comunidad con un potencial imparable si se abre a la esperanza de un cambio en políticas, en la opción de una modernización de sus estructuras y sobre todo en la libertad de que sus gobernantes, gobiernen estrechando la mano del pueblo al que gestionan, mirándoles a los ojos, sin la vergüenza de negar las evidencias que hemos vivido durante cuarenta años, que han desembocado en un lamentable y triste juicio de quienes envolviéndose falsamente en lo andaluz, solo han sabido beneficiar a sus amigos, ejerciendo una discriminación y sectarismo que la propia Andalucía no se ha merecido, sino que más bien ha sufrido con un cierto miedo a otras personas, otras maneras a otras ideas que la lleven a ser esa líder que es, pero que no es capaz de demostrarlo, por estar encadenada a la desidia, el interés y la desvergüenza de quienes la han gobernado, sabiendo que la dañaban pero sin importarles lo que pasara.

Estas elecciones del próximo domingo, deben ser un nuevo punto de partida para Andalucía
Estas elecciones del próximo domingo, deben ser un nuevo punto de partida para Andalucía

“Esta comunidad autónoma  está en el punto de salida para alcanzar la prosperidad, con un camino sin obstáculos provocados por quienes quieren exprimirla”

Desde Jerez hasta Garrucha, desde Pulpí hasta Sanlúcar de Barrameda, con la responsabilidad que esta jornada demanda, los seis millones y medio de andaluces que acudirán a las urnas este domingo, deben responsabilizarse de su futuro, de su prosperidad y de sus ilusiones, para que si ya son queridos, sean respetados dentro y fuera de esta comunidad autónoma que está en el punto de salida para alcanzar la prosperidad, con un camino sin obstáculos provocados por quienes quieren exprimirla y mirando hacia opciones políticas que desde la libertad del individuo, el desarrollo de políticas de mejora de las condiciones de vida con la amplitud de oportunidades y con el ejercicio constante de la libertad, le den la posibilidad de sentirse orgullosos de su propia tierra, no por su historia, ni por sus costumbres, de las más hermosas de nuestra España, sino porque el esfuerzo que realizan cada día, se vea recompensado por esa realidad de futuro que supone ser ciudadanos satisfechos con su bonanza.

En toda esta esperanza que se abre a partir del próximo domingo, no podemos dejar de advertir a la clase política de Andalucía, que son los depositarios de las ilusiones, esperanzas y sueños de los ciudadanos, razón por la que están obligados a mirar cada minuto de su gestión y en todos sus actos hacia los ciudadanos que los han elegido con una sola misión, darles los impulsos necesarios para conseguir esos logros, sueños y esperanzas, con una gestión transparente, mirando a los ojos del pueblo y con la responsabilidad de que deben demostrar limpieza en sus actos, generosidad hacia el ciudadano y espíritu de sacrificio para trabajar por la sociedad que representan y les ha elegido.

Ante la cita de este próximo domingo, LA PASEATA, pide a esa Andalucía que es la perla de esa piel de toro que conforma esa España democrática que nos hemos dado, que llene las urnas de cambio, paz, prosperidad y libertad, porque ha llegado la hora de que esa tierra de luz, luchadora y hermosa, pase a tener la prosperidad que merece su gente, las oportunidades de libertad que se merece una sociedad y sobre todo el orgullo de sentirse dichoso de que son admirados y queridos por la fuerza de su trabajo y por la capacidad de liderazgo que algunos han dañado y escondido a la fuerza durante cuarenta años, en beneficio propio.

Andalucía con el cambio, España y la humanidad.

Share on Facebook74Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Eugenio Narbaiza

Eugenio Narbaiza

Soy Azcoitiano de nacimiento pero laredano, pejinuco y retrechero de corazón. Llevo en el alma ese espíritu marinero de quienes liberaron a Sevilla de sus cadenas, recibieron al Emperador Carlos V en su camino a Yuste y de quienes hicieron de Laredo, la Niza española. Amo la Libertad, al individuo y la verdad porque nos hace libres y mis armas son la pluma, la palabra y mis principios para defender a mi amada España.

3 comentarios sobre “Andalucía con el cambio, España y la humanidad. Por Eugenio Narbaiza

  • el 30 noviembre 2018 a las 13:49
    Permalink

    Suerte para toda Andalucía , se necesita un buen cambio y que sea para todos..

    Respuesta
  • el 30 noviembre 2018 a las 20:08
    Permalink

    Creo que ha llegado su momento y lo van a aprovechar. Se lo merece esa gran tierra. Suerte Andalucía…!!!

    Respuesta

Deja un comentario