Open Arms & Open Legs (de nautinas navalinas, faenas varias y variadas). Por Félix Fernández de Castro

“El Open Arms denuncia que Capitanía Marítima de Barcelona les impide zarpar” (por suerte esta facultad de poder retener un barco en el puerto TODAVÍA no depende de los Hay Untamientos) 

“Capitanía Marítima de Pasaia impide al Aita Mari zapar” (el Aita Mari es la versión vasca del Open Arms, buque también dedicado a heroicos y humanitarios “salvamentos marítimos”)

No es cosa mía”  (el oKupa de Moncloaca, lavándose las manos)

“Nosotros creemos en la redistribución de la riqueza” (el oKupa de la Moncloaca)

Open arms…(brazos abiertos), cada uno es muy libre de escoger y acoger sus amigos.

Open Legs…(piernas abiertas), cada uno es muy libre de abrirse de patas; pero tienen que ser LAS SUYAS. 

 

 

Panamá le quita la bandera de conveniencia a Aquarius Médicos sin Fronteras (esas banderas de alquiler no se las quitan ni a un Pablo Escobar, así que imaginen lo que hay)
El Open Arms denuncia que Capitanía Marítima de Barcelona les impide zarpar

“Al Open Arms Empezó a giparles la justicia italiana en Sicilia, que mucho entiende de mafias y sus contrabandeos de narcóticos, armas, y seres humanos”

Mala cosa, mal negocio, cuando unos niñatos de mierda pueden escogernos amigos y caridades, dijo un poeta que…

…”Pendejo Huevón,

caridades y amigos

me los escojo yo,

¡pendejo huevón,

no se me seas tan maricón”

Porque barcos de estos humanitarios niñatos recogían, con cuidado de no embarrancar, y directamente en las orillas de Libia, a migratorios disfrazados de náufragos; “salvamento marítimo” su pretexto; “ya no cuela”, su problema. Empezó a giparles la justicia italiana en Sicilia, que mucho entiende de mafias y sus contrabandeos de narcóticos, armas, y seres humanos. Al Open Arms, catatónica ONG de la Virtual República de Catatonya Lliure, lo tuvo que rescatar de los tribunales de Palermo el Ministerio de AAEE del gobierno español. Pero eso eran otros tiempos, otro gobierno, lo que ahora hay en la Moncloaca se ha dado cuenta que estos “humanitarios acogimientos” cuestan votos, abren puertas a la Extrema Derecha, y hacen perder tanto elecciones como sillones.

Porque fácil era acoger con los Brazos Abiertos, si eran otros, los paganinis contribuyentes de siempre, quienes tenían que Abrirse de Piernas. Precio a pagar, incremento de impuestos, robo de carteras, navajazos, oKupación de propiedades, y células yihadistas. OPEN LEGS y encima la CAMA.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Felix Fernandez de Castro

Felix Fernandez de Castro

Nacido en Manila el año de las dos primeras Bombas Atómicas, hijo de padres españoles, en 1963 bachillerato con dos reválidas en colegio de jesuítas, y de joven, durante breve tiempo piloto de Franco en la 15 Promoción de Complemento, llamada "El Parvulario" por los guasones de 21 años, la mayoría de edad en aquellos tiempos de Orden; (ex)empleado de banca, ya felizmente jubilado, actualmente blogger por libre y ahora mismo colaborador en la Paseata. Y hola, por cierto.

Deja un comentario