Tontos a Gas Oil y en Diésel. Por Félix Fernández de Castro

ANTECEDENTES: Sin querer todo el lío lo empezó Anne Hidalgo, la Espléndida Alcatriz de París, cuando dijo que los coches diésel no le parecían chics ni sexis; lo que no debería haber pasado de ser una opinión estética de la Alcatriz, lo retorció el Rojerío Ecolojata, que es lo mismo que decir TODO el Puto Rojerío, con la intención de cargarse el Sistema. Como siempre…

tontos a gas oil
tontos a gas oil y en diésel

“Para los ecolojatas, la sola idea del desastre económico que acarrearía la desaparición de los propulsores diésel, era demasiado  buena para desaprovecharla”

EVOLUCIÓN DEL DESPROPÓSITO: Bruselas, pos zí…por aquí nos llueve toda clase de mierda, de la variante lavativa-normativa, desde Bruselas, Capital de la Comuna (“Unión”) Europea Esa. Para los ecolojatas, la sola idea del desastre económico que acarrearía la desaparición de los propulsores diéselera demasiado buena para desaprovecharla.

Y a ello se pusieron, y ¿qué mejores aliados que los propios goMierdos del Sistema?. GoMierdos coordinados por una gigantesca y molesta burocracia, como la de la “Unión” Europea Esa, además de la suya propia. Porque, no nos engañemos, a TODOS los goMierdos del Sistema, sobre todo a los de mayor tendencia progre-sociata, les gusta la pasta de sus ciudadanos casi tanto como incordiarlos y darles mala vida; de ahí su afición a impuestos, multas, prohibiciones y/o normas de obligado cumplimiento, tanto les da, que imponen sin ton ni son desde múltiples administraciones. Y en España, con el disparate de las 17 Autonotaifas, tenemos administraciones para dar y tomar por donde no digo.

La Ciencia Escatólogica nos enseña que lo que se va, acaba volviendo, especialmente la MIERDA.
La Ciencia Escatólogica nos enseña que lo que se va, acaba volviendo, especialmente la MIERDA.

“Y esta fobia al Diésel, que como moda empezó en París, y terminó en Bruselas en forma de abundantes normativas-lavativas”

Pero a veces, a este Rogerío Ecolojata, al final le vuelve lo que ha echado, lo mismo que les pasa a los tontos que mean contra el viento, disparan contra un candado, porque lo han visto hacer en las películas, o escupen hacia arriba, y acaban mojados de orina, heridos de bala, o con el gajo en un ojo. Y esta DIÉSEL FOBIA, que como moda empezó en París, y terminó en Bruselas en forma de abundantes normativas-lavativas, en España, sobre todo “En Provincias”, que es como antes les decíamos a las Autonotaifas, las normativas-lavativas del Estado o de la Comuna Europea Esa, Bruselas la de las coles, vuelven como moda, y con la frivolidad que imponen las modas en sus conductas humanoides, estos Podemizados SepaRatas Provincianos se dedican a legislar tontamente  sobre este (o cualquier otro) asunto. 

Y como en España hace tiempo que no hay un Gobierno propiamente dicho, sólo un Pánfilo con Muñequita Diabólica antes, y un oKupa Falconetti con el Conejo de Ministras ahora mismo, es la misma Bruselas, la de las famosas coles e infames normativas-lavativas, la que tiene que poner orden en “nuestras” Autonotaifas cuando se extralimita la Portentosa Zurdería que las goMierda, y esta vez le ha tocado a Baleares, lo que ya iba siendo hora.

 

 

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Felix Fernandez de Castro

Felix Fernandez de Castro

Nacido en Manila el año de las dos primeras Bombas Atómicas, hijo de padres españoles, en 1963 bachillerato con dos reválidas en colegio de jesuítas, y de joven, durante breve tiempo piloto de Franco en la 15 Promoción de Complemento, llamada "El Parvulario" por los guasones de 21 años, la mayoría de edad en aquellos tiempos de Orden; (ex)empleado de banca, ya felizmente jubilado, actualmente blogger por libre y ahora mismo colaborador en la Paseata. Y hola, por cierto.

Deja un comentario