24 Privilegios de Mujer: Hoy igual que ayer, mal que les pese a las feministas subvencionadas. Por Vicky Baustista Vidal

Privilegios de mujer
Privilegios de mujer

“Ya sé que hay mucha liberada total a la que todo esto le resbalará, pero oye, estos son los privilegios de la mujer”

Ya sé, ya sé, que hay mucha liberada total a la que todo esto le resbalará, pero también sé, que muchísimas más, aunque ayer entráramos en el dos mil dos, son privilegiadas de estas que cuento. Porque oye, estos son los privilegios de la mujer: 

1.- Puedes ir al super arreglá pero informal, o sea, con chándal y con tacones o también arreglá formal o informal sin arreglar. 

2- Tienes opción de maquillarte o no. 

3- Puedes decidir que marca de compresas usar y utilizar todas las que quieras. 

4- También si estas muy bien, tienes el privilegio de que se acerque uno, solo o en compañía de otros que te de palique, a ver si te ganas la cena a la que te va a invitar, con un inevitable revolcón posterior. 

5- Puedes parir todo lo que quieras durante tu época fértil, por lo que puedes reunir unos 45 hijos, si no tienes gemelos, que entonces será más. 

6.- También puedes recibir muchos cumplidos masculinos siempre que no te cases, tengas poca edad, o cumplas las expectativas. 

7.- Según donde vivas puedes ser respetadísima debajo de un trapo siempre que no enseñes una mano porque te la pueden cortar, detalle nimio y evitable. 

8.-Tienes plena potestad sobre la elección de tu ropa interior. 

9.- Tienes derecho a ser acosada por tu jefe o por cualquiera aficionado al acoso. 

10.- Puedes coser los calcetines o comprarlos nuevos. 

11.- Puedes también elegir si te cortas las venas o te haces la loca cuando sabes que tu marido tiene una amante o dos.

12.- Puedes optar por cocinar cocido o espaguetis. 

13.- También te puede doler la cabeza, no demasiadas veces, las justas, cuando estés enferma. 

14.- Si eres africana puedes elegir la postura que quieras para que te hagan la ablación. 

15.- Si eres hindú puedes decidir si te echan el ácido a la cara o te casas con el negruzco ese de la cabaña de al lado, según tu voluntad que es tu privilegio. 

16.- Puedes decidir si compras las cosas de limpiar en la droguería o en el super y también tienes el privilegio de decidir donde aparcas el coche. 

17.- Si hay guerra o te encuentras con un violador, puedes ejercer el privilegio de decidir si gritas o te aguantas y si lloras o no cuando te fuercen.

18.- Es tu decisión y privilegio el operarte de todo y hacerte horribles liposucciones en todo el cuerpo para que tu gordo barrigón no se líe con la secre y si se lía estar monísima para el próximo calvo que te seleccione.

19.- También tienes el privilegio de decidir si caes en manos de un maltratador, si lo denuncias, te escapas a una casa de acogida o esperas en casa a que te mate cruelmente. 

20.- Es tu privilegio, si te conviertes en una profesional de éxito, demostrar cada dos segundos que no eres un marimacho y que compaginas perfectamente tus “privilegios” domésticos con la vida activa. 

21.- Puedes acostarte en la cama o en el sofá incluso no acostarte. 

22.- Si eres divorciada sin medios puedes elegir entre asistir en las casas o cuidar ancianos, también si eres más pobre todavía elegir en que esquina pedirás la limosna o a que comedor de caridad ir. 

23.- Puedes decidir en qué momento sufrir el ataque de nervios de cada día.

24,- También es tu privilegio decidir si te duchas o te bañas con sales o con jabón. 

¡Veis!… yo es que no sé de qué nos quejamos

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario