Humor electoral con maldita la gracia. Por Vicky Baustista Vidal

Haz que no pasen los golfus de Roma. Por Linda Galmor
Haz que no pasen los golfus de Roma. Por Linda Galmor

“No voy a decir nada más, que luego, todo se sabe. Pero que estoy que no vivo en esta jornada electoral. ¡Qué emoción!”

Día de elecciones. ¡Qué emoción! Ardo en deseos de que termine la jornada electoral para ver el resultado.

Todo el mundo va a votar a A, B y C, los menos, a D; Casi ninguno a E. Pero, yo, que voy entrando en añitos y ya no me fío ni de mi sombra en cuestión de Política, no las tengo todas conmigo.

Nadie quiere a D, Pero el mercado ha estado abierto y D es muy manirroto cuando se trata de comprarse la Moncloa y esas cosillas de nada. Es que se le da tan bien a D manejar los millonazos de los sufridos españolitos, que hasta que no le vea correr en sentido contrario al avión, vea a E, desaparecer, y observe como buen testigo subir a C al lugar de las señoras esas que dicen que unidas pueden, y ver, al menos, una coalición de derechas es que no vivo.


Anoche en Sálvame, es que pasaba yo por allí, me enteré por Belén Esteban que San Judas Tadeo es milagrosísimo y estoy bien fastidiada, porque desde que despidieron de España a Dios y a los Santos sin finiquito ni nada y dijeron que éramos laicos, estoy segura de que los Santos se están partiendo la caja por ahí arriba, con sus palomitas y su coca cola, mirando como somos defenestrados por los habitantes de los infiernos, que creo yo que hoy tienen fiesta mayor.


No voy a decir nada más, que luego, todo se sabe. Pero que estoy que no vivo en esta jornada electoral. ¡Qué emoción!

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario