La guerra de las derechas y la crisis que nunca se fue. Por Vicky Bautista Vidal

Zapatero gastó 13.000 millones para crear empleo en plena crisis
Zapatero gastó 13.000 millones para crear empleo en plena crisis

«Gracias al escaso juicio de partidos y votantes en la guerra de las derechas vamos de nuevo tobogán abajo en la crisis que nunca se fue» 

El mejor momento para que estos personajes de comedia se dediquen a guerrear entre ellos en vez de unirse ante un frente que se los ha comido a todos. Sin mérito, sin derecho, sin habilidad, sin nada. Gracias al escaso juicio de partidos y votantes vamos de nuevo tobogán abajo. 

No dejo de ver por las calles locales que se cierran. Así como en tiempos de Zapatero, durante los cuales tuve la oportunidad de ser testigo en un polígono industrial español de como día a día, cerraban cientos de naves donde había habido negocios boyantes de muchos años. De forma que, el polígono, fue quedándose vacío a marchas forzadas mientras “España iba bien” y no pasaba nada por que la crisis era general etc. etc…

Hubo una resurrección con Rajoy el silencioso. Muy eficaz este en aflojar el cinturón económico, pero muy débil a la hora de imponerse en otros terrenos, y, sobre todo, de comunicarse con la ciudadanía. Ciudadanía que tampoco se molestó en dar un poco de confianza a quienes luchaban por mejorarla, y que ahora, callan obsequiosos ante cualquier desproporción gubernamental tragando lo que sea, cuando, con los populares, bastaba un aumento de unos céntimos tan solo en las pensiones, para que “santos y demonios” levantaran sus voces indignadísimas. Ahora que no se prometen mini subidas sino espectaculares bajadas, no veo a nadie dando voces en ninguna parte.

Es penoso aquello del pago de los justos por pecadores. Pero, en este caso, “justos y pecadores” van rodando cuesta abajo tan tranquilos. Y tropezando de nuevo en la misma piedra para desesperación del testigo.

Vicky Bautista Vidal

Vicky Bautista Vidal

Nací en Madrid. Y como a casi todos los madrileños, todo el mundo me parece cercano y de casa: es el carácter de la ciudad. Esto me ha ayudado después para congeniar con toda clase de personas en los diferentes sitios donde viví. Soy curiosa, inquieta, autodidacta y un pelín dispersa, precisamente por que me siento atraída por muchísimas cosas, escribir es una de ellas. Lo hago al golpe de víscera, según el momento y me faltan algunas vidas para alcanzar a Cervantes o alguno de los inmortales. Soy la primera sorprendida por que observo como últimamente me meto en berenjenales de opinión acerca de asuntos políticos, cuando en realidad, la Política, me importó un bledo toda la vida. Puede ser sentido común herido o un amor recién descubierto por España y su unidad. No milite, milito o militare en nada. Pero estoy de parte de la razón y el sentido común. Defenderé a cualquier gobierno que me facilite la vida y reprochare sin pausa a quienes me la incomoden. La Libertad es para mi la única joya a lucir, la lógica una herramienta y creo que sin pasión por algo, poco se puede conseguir.

Deja un comentario