La insoportable vecindad: Nuestros ahorros en manos de los políticos. Por Manuel Artero

 

Nuestros ahorros en manos de los políticos

 

“Nuestros ahorros comienzan a estar en manos de nuestros irresponsables políticos, que acaparan todo el crédito y, mirando para otro lado, siguen buscando culpables”

Cada día es más difícil encontrar un comentario optimista en el mercado de la información, pero lo peor es la calle. De preocupar. Ángel, desde detrás de la barra, muy de mañana y con cierto retintín, que suele  contestar a mi saludo con un “Tirando que no es poco”, hoy ha añadido una pregunta al servirme el pincho de tortilla: “¿Oye, con lo del Brexit y las nuevas alarmas en la economía, tu crees que nuestros ahorros están seguros en el banco?”. Le contesto que los bancos son seguros pero que así, con el estómago vacío no le puedo contestar.

Y es que ahora, como ocurrió con la última crisis, las conversaciones giran cotidianamente en torno a la economía. Tratan de distraernos con las serpientes de verano como con la del brasileño Neymar  y, nada, el pueblo soberano erre que erre. Al palique sobre la situación económica y el comportamiento de los mercados.

A Mateos, el panadero le pido una rosca y me contesta que son noventa céntimos, pero añade que está preocupado, porque este pasado mes de agosto han caído las contrataciones y cada día nuevos parados circulan por la calle y la situación es insostenible. A Manolo, el pescadero le someto a un ligero tercer grado sobre ese emperador que tiene ahí, tan bien iluminado, y él, flemático me contesta que no podemos aguantar las 185 embajadas autonómicas que tenemos repartidas por el mundo y que cuestan la friolera de 150 millones de euros anuales. A Benito le digo cuarto de pavo trufado y me salta con que lo primero que han hecho los nuevos ediles ha sido subirse la nómina.  Y es que así no hay manera. Esta mediodía he regresado a casa y al dejar las bolsas de la compra encima de la mesa me he preguntado qué comeremos hoy: ¿Corralito estofado a la europea o los bonos del Estado a la plancha y a cinco años?.

Pero lo peor es que, cuando he comenzado a pochar la prima de riesgo en relación con el bono alemán, se me ha ocurrido la respuesta para Ángel, el camarero: El problema es que los bancos han comprado la insoportable deuda de los estados y así, nuestros ahorros comienzan a estar en manos de nuestros irresponsables políticos, que acaparan todo el crédito y, mirando para otro lado, siguen buscando culpables. ¿Se piensan que somos tontos o qué? Mañana se lo digo.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone

Manuel Artero Rueda

Manuel Artero Rueda ha dedicado toda su vida profesional a la televisión en la empresa pública RTVE donde, en los últimos veinte años, y después de haber trabajado como ayudante de producción y realización. ha realizado su oficio de periodista como reportero en el programa Informe Semanal, para el que ha realizado mas de trescientos reportajes. Licenciado por la Universidad Complutense, es autor del libro "El reportaje para televisión un guiño a la noticia" , un práctico temario con el que ha impartido clases tanto en el Instituto Oficial de RTVE como en el máster de periodismo de la Universidad Rey Juan Carlos. Desde el ERE inventado por Zapatero para TVE, dedica su esfuerzo y trabajo esta "La Paseata" un sencillo blog personal que con el paso de los últimos años, se ha convertido en una modesta revista electrónica en la que colaboran un grupo de amigos a los que une el amor a España.

Un comentario sobre “La insoportable vecindad: Nuestros ahorros en manos de los políticos. Por Manuel Artero

  • el 20 octubre 2011 a las 21:20
    Permalink

    Pues nada, yo por si acaso he vuelto a lo del cerdito de barro y voy metiendo la vuelta del tabaco vaya a ser que me resulte cara la rosca de pan a 90 céntimos y me tenga que poner a dieta sí o sí, que bien mirado no está mal pero fíjate que hay dos tipos de figuritas esbeltas, la de los ricos que comen bien y luego les esculpen con masajes, y la de los parias del mundo tan bien contados por Vargas Llosa que están en un suspiro o que comen mal y encima engordan con la comidilla basurilla que van pillando.

    Respuesta

Deja un comentario