El trío de las Inundaciones y el plan Hidrológico Nacional. Por Rodolfo Arévalo

La foto del trío de las Inundaciones y el plan Hidrológico Nacional. ilustración de Tano
La foto del trío de las Inundaciones y el plan Hidrológico Nacional. ilustración de Tano

“Los días lluviosos me tranquilizan, sobre todo si se producen en fin de semana y no presentan signo de ser torrenciales y provocan inundaciones”

Los días lluviosos me tranquilizan, sobre todo si se producen en fin de semana y no presentan signo de ser torrenciales y provocan inundaciones. Una pacífica e intensa lluvia esa que, riega la tierra de nuestros buenos agricultores y ganaderos y permite la creación de riqueza, para ellos muchas veces mal pagada pues ya sabemos que quienes se llevan la mejor parte de las ganancias en esta sociedad parasitada por carroñeros son los intermediarios y altos cargos y políticos, los demás nos jodemos como podemos. Esa es una de las causas por la que tiene que llover y mucho.

En tiempos de Aznar, éste puso sobre la mesa un plan hidrológico nacional, que pretendía la distribución del agua entre todas las comunidades autónomas de España, con la creación de trasvases, embalses, canalización de torrenteras y muchas cosas más. Pero como todos sabemos Aznar era un fascista hijo de puta aliado con lo peor de lo peor de los gobernantes mundiales. Dejó un país con superávit económico y ese plan, así como muchos otros dignos de un fascista de la talla de Hitler o así ¿verdad?

Por eso había que conseguir tumbar su gobierno que llevaba visos de continuar después de aquellas fatídicas elecciones interrumpidas ¡Oh casualidad! por el estallido de unas bombas convenientemente puestas en trenes mañaneros para hacer mucho daño a los trabajadores, estos sí buena gente que cumplen con sus obligaciones diarias. Esas bombas puestas por los enemigos acérrimos de Aznar, o eso quieren que creamos, vaya usted a saber, que lo único que había hecho en una guerra en Iraq fue mandar batallones de soldaditos más centrados en la atención de heridos que en matar a nadie. Vamos versión UME o como decían algunos los Húmedos, cuerpo genial para tormentas y devastaciones. Pero arrieritos somos en España, y claro en el camino nos entraremos…

“El proyecto Hidrológico quedó pendiente de aprobación en el limbo del nuevo y “justificadísimo anti fascista parlamento Español”, en el que entró un gobernante que muchos ni siquiera quieren recordar”

El proyecto Hidrológico quedó pendiente de aprobación en el limbo del nuevo y “justificadísimo anti fascista parlamento Español”, en el que entró un gobernante que muchos ni siquiera quieren recordar, como Cervantes no quiso acordarse del lugar de la Mancha en que vivía Don Quijote, y que muchísimos tampoco sabían como iba a destruir España. Los cuatro años siguientes fueron catastróficos pero no tanto como los cuatro siguientes que la multitudes enajenadas le regalaron de más para que pudiera ya joderlo todo del todo. Así que ocho años después Zapatero se fue a contar nubes, porque a él le privan y a contarnos lo de que la tierra solo es del viento, parece que actualmente huracanado.

Y claro ni Plan Hidrológico Nacional, ni superávit en las cuentas, vamos que no tuvieron que rescatarnos de la inundación de falta de líquido porque Mariano Rajoy, que no mandaba mucho pero con convencimiento si entendió que era inasumible el rescate que nos haría esclavos de Europa. Se puso a la tarea de hacer resurgir la economía y las reservas para la posteridad. Salir de aquella crisis que nuestro insigne Zapatero no vio o no le dio la gana ver, ocupó del todo a un presidente que por lo demás pasó por el congreso de los Diputados sin pena ni gloria, pudiendo haber hecho infinidad de cosas y con mayoría absoluta haber revocado leyes perniciosas que siguen en vigor.

Pero bueno doctores tiene el pueblo inclinados al dispendio y a la mala gestión que en las últimas elecciones votaron lo que votaron y propiciaron a través de Ciudadanos que era clave en una votación de reprobación del presidente del PP, que claro perdió la moción de censura. Aquí es donde se dice que tiene que volver a llover. Y va y llueve tú, pero otra vez como cada año en las postrimerías del verano en la zona de España que debería haber sido salvada de las riadas y de las sequías que también se dan. Todo por falta de un Plan Hidrológico Nacional, que recuerdo llevó al Congreso Aznar hace ya casi veinte años. ¿Cuánto sufrimiento y millones en declarar zonas catastróficas nos hubiéramos ahorrado de haberse llevado a cabo? Ni se sabe y de hecho no se sabrá nunca porque el digno sucesor de Zapatero, Pedro Sánchez que recogió la antorcha del suelo para hacer un recorrido por España ganando resuello entre los inocentes votantes de la izquierda embobada consiguió tener una mayoría exigua pero mayoría gracias en parte a la división del voto de centro derecha y que debería repararse cuanto antes.

“También tiene que llover para que esa agua arrastre todos los malos olores que pululan en la política y el Congreso de los Diputados a veces disfrazados de individuos que no parecen tiranos pero que a su manera lo son”

Y aquí es donde viene el siguiente tiene que llover. También tiene que llover para que esa agua arrastre todos los malos olores que pululan en la política y el Congreso de los Diputados a veces disfrazados de individuos que no parecen tiranos pero que a su manera lo son, tiranísimos y su propósito no es otro que destruir la patria España que tanto odian porque es una monarquía fascista y libre, un país democrático y de estado de derecho que ellos tanto odian, forma parte en muchos de ellos de sus psicopatías.

Así que ya sabes tiene que llover a cántaros para desasnar a los imbéciles que creen que con las políticas de izquierdas les va a ir mejor. Pobres. Los días lluviosos me tranquilizan porque me hacen recordar una España en la que se preveían las cosas malas y se trataban de evitar, no como ahora en que tiene que llover a cántaros. Lo dijo hace años Bob Dylan, y resulta que es verdad.

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Email this to someone
Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario