Ante lo que se nos viene encima, necesito confiar en que la mayoría del pueblo Español no es gilipollas. Por Rodolfo Arévalo

Ante lo que se nos viene encima, necesito confiar en que la mayoría del pueblo Español no es gilipollas
Ante lo que se nos viene encima, necesito confiar en que la mayoría del pueblo Español no es gilipollas

«Gracias a que somos muchos los que aún confiamos en que una gran mayoría del pueblo Español no es gilipollas y que no volverán a caer en la misma estupidez de dar sus votos a la mitad del PSOE»

Gracias a que somos muchos los que aún confiamos en que una gran mayoría del pueblo Español no es gilipollas y que no volverán a caer en la misma estupidez de dar sus votos a la mitad del PSOE formada por cafres subvencionados de ultra izquierda, España continuará caminando. Pero seamos serios en la reflexión y aceptemos la variable de que si esto dura mucho más, dejará de hacerlo, España se llamará Este país la españita parada, inmovilizada, idiotizada, estupidizada y cualquier otra cosa que tenga que ver con la estupidez de algunos votantes que creen en los Reyes Magos a pesar de que ya hayan arruinado el país en un par de ocasiones.

¿Qué es una pena? Lo sabemos todos, ¿qué se pueda impedir? Eso ya no está tan claro. Llevamos cuarenta años educando mentes planas, sin brillo, salvo honradísimas masas encefálicas que se va fuera a lugares en los que se aprecie la inteligencia, no como aquí. Porque ahora, y aquí, ser inteligente, trabajador y rápido, parece un insulto al vago y mentiroso redomado que no quiere quedar en evidencia. Y es lógico que se vayan, quieren un país que aprecie su esfuerzo y su trabajo, que les pague en consecuencia y en el que puedan llevar un nivel de vida adecuado a su formación y valía.

Aquí en España los sindicatos han logrado igualar a todos los trabajadores, salvo contratos de jefatura, en sueldos uniformes y “adecuados” para que no existan diferencias sociales. Está claro que todo ser viviente tiene derecho a cobrar un sueldo digno con el que pueda vivir y tener algún ocio, pero también es cierto que con lo que se paga, con la excusa de la no productividad eso es del todo imposible.

«Y claro esta, los jóvenes preparados, los que han estudiado formación profesional de segundo grado, o los licenciados y diplomados, se marchan con toda la razón del mundo»

Y claro esta, los jóvenes preparados, los que han estudiado formación profesional de segundo grado, o los licenciados y diplomados, se marchan con toda la razón del mundo, ahora tienen un país mucho más grande y con muchas más oportunidades que la de acabar siendo camarero del bar Europa que tanto éxito tiene dentro de nuestras actuales fronteras.

¿Cuántas enfermeras y enfermeros viven en Irlanda e Inglaterra? Muchos, ¿por qué?, pues porque cobran sueldos que les permiten hasta ahorrar para tener un buen pasar al final de su vida. Eso que nos dicen aquí de ahorrad para haceros un capital del cuál vivir en la vejez y que parece un insulto a la inteligencia. No, no se puede, cuando los sueldos llegan exclusivamente para cubrir los gastos de supervivencia.

Pregunten a cualquiera que gane alrededor de cuarenta o cincuenta mil euros al año, una gran mayoría, si no tenemos en cuenta los cientos de miles que ganan menos de veinte mil. Si tienen familia, ¡Porque es importante tener hijos! Como dicen los que nos engañan. Nuevos esclavos piensan muchos políticos. Un país que ofrece esta ruina a sus habitantes, ¿puede pedir más de lo que hay?, lo dudo, sobre todo porque aunque los votantes parezcan bobos de baba a la hora de acudir con el carnet de identidad en la boca a votar el famoso día de la Fiesta de la Democracia, que yo llamaría el día del engaño más grande de la democracia, no porque ese día lo sea, si no porque los que acuden a votar ya vienen previamente engañados y enseñados por los listos de los partidos que vivirán de ellos los cuatro años siguiente y por supuesto durante toda su jubilación.

«Muchos tal vez se ganen el sueldo, pero otros solo vienen a sestear en las bancadas del hemicirco»

Muchos tal vez se ganen el sueldo, pero otros solo vienen a sestear en las bancadas del hemicirco. A decir estupideces acerca de no se que mamarrachadas de violencia machista, erradicada ya desde hace años en España y que solo se produce salvo raras excepciones en Españoles de nueva adquisición venidos de ultramar. Así como las violaciones en grupo de las que un noventa y nueve por ciento son protagonizadas por magrebíes o por personas ajenas a la cultura occidental.

Que no, que sí queréis tener un país exento de machos cabríos y agresivos debéis cerrar las fronteras a según que tipo de inmigrante. Ya se que esto os resulta políticamente incorrecto, pero la realidad no es correcta o incorrecta, la realidad es como es, aunque a ustedes gobernantes no les cuadre en sus cálculos. Porque alucinaciones por el uso de estupefacientes, las podemos tener todos, pero unos pueden y lo hacen, mientras que otros no lo hacemos, por responsabilidad.

Gobernar un país con argumentos de patio de la ESO con niños de doce a catorce años esta bien en esa época de la vida, pero no es nada recomendable cuando se vive en un mundo en el que la mayor parte de los gobernantes ya han salido de la universidad. Y cuando hablan no van de farol, véase el presidente TRUMP, que encima lo dice todo bien clarito. ¿Quién con Pedritos se acuesta orinado se levanta?, vamos que sí lo sabe. Por esta razón puede quitarte la pelota del patio del recreo y dejarte sin ella una buena temporada. Así que hala majete id creciendo y haceos mayores ante de que tengan que ponernos en el grupo de países que necesitan pañal y probablemente una tormenta de drones para acabar con las niñadas.

Gracias a que somos muchos los que aún confiamos en que una gran mayoría del pueblo Español no es gilipollas y que no volverán a caer en la misma estupidez de dar sus votos a la mitad del PSOE formada por cafres de ultra izquierda, España continúa caminando.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario