En su aniversario hoy recordemos a Isabel la Católica, camino de la Santidad. Por José Crespo

En su día de aniversario recordemos a Isabel la Católica, camino de la Santidad
En su día de aniversario recordemos a Isabel la Católica, camino de la Santidad

«Celebremos hoy el  aniversario del nacimiento de la más grande reina que ha tenido España y la Cristiandad, nuestra Isabel I de Castilla desde 1474 hasta 1504, reina consorte de Sicilia desde 1469 y de Aragón desde 1479»

Hoy 22 de abril ha amanecido una mañana primaveral y he recordado un glorioso aniversario como es el que conmemoramos en esta nueva dura jornada, el quingentésimo sexagésimo noveno aniversario del nacimiento de la más grande reina que ha tenido España y la Cristiandad, nuestra Isabel I de Castilla desde 1474 hasta 1504, reina consorte de Sicilia desde 1469 y de Aragón desde 1479, por su matrimonio con Fernando de Aragón, además de Señora de Vizcaya. Hija de Juan II de Castilla y de su segunda esposa Isabel de Portugal nació en Madrigal de las Altas Torres, también era nieta de Catalina de Lancaster, hermana de Enrique IV de Inglaterra, de quienes heredó su hermosa cabellera rubia y sus bellos ojos azules y quien fue reina consorte de Castilla por su matrimonio con el rey castellano Enrique III.

No por lejano aquel 22 de abril de 1451 debemos dejarlo olvidado en el polvoriento zaquizamí de nuestra maltrecha memoria. La reina Isabel fue un notable ejemplo de mujer, esposa, madre y política y auspició la evangelización de todo un continente, una empresa que nadie más ha protagonizado en la Historia de lo que dejó prueba en su testamento. Hoy día cientos de millones de personas rezan a Dios en español gracias a la iniciativa evangelizadora de la Reina desde América a las islas Filipinas.

«En este momento Isabel la Católica ya está calificada por la Santa Sede como “Sierva de Dios” por encontrarse en proceso de beatificación»

En este momento Isabel la Católica ya está calificada por la Santa Sede como “Sierva de Dios” por encontrarse en proceso de beatificación en el que sacerdotes en cinco países van a pedir por su pronta beatificación en las Eucaristías que celebren.

En España habrá Misas en Madrid, Barcelona, Asturias, La Rioja, Murcia y Las Palmas. También se pedirá por ello en Eucaristías en las capitales de Argentina, Venezuela y México y en La Marsa (Túnez).

Creo que hoy es una oportunidad para que en estos momentos de confinamiento y que pueden serlo también de introspección para unirnos espiritualmente a esas oraciones en este día tan señalado. En el Vaticano se está estudiando un posible milagro, el caso de Roy Yearling, un ciudadano estadounidense a quien le fue diagnosticado hace 20 años un cáncer de páncreas incurable para la ciencia médica y que, tras la devota oración de su familia a la reina Isabel la Católica, sanó milagrosamente.

«Isabel la Católica por su preparación integral tanto cultural como espiritual se convirtió en un personaje que marcó de forma definitiva el rumbo espiritual de la Historia de España»

Isabel la Católica por su preparación integral tanto cultural como espiritual se convirtió en un personaje que marcó de forma definitiva el rumbo espiritual de la Historia de España y del continente americano sin olvidarlos del extremo oeste del virreinato de Nueva España, me refiero a las islas Filipinas y las Marianas.

Isabel la Católica, desde que era muy niña tuvo una especial querencia por el Evangelio de San Juan, evangelista cuyo emblema como sabemos es el águila, símbolo de la más profunda espiritualidad. Isabel sintió además una profunda devoción por determinados santos que le acompañaron a lo largo de toda su vida, confortándola y dándole consuelo en los momentos más aciagos de su gobierno y de su vida personal.

El águila símbolo de la más profunda espiritualidad
El águila símbolo de la más profunda espiritualidad

«Antes de la Concordia de Segovia Isabel usó un sello personal, que se atestigua en 1473»

Entre ellos San Miguel, Príncipe de la Iglesia; San Gabriel, mensajero celestial; San Juan Bautista, «precursor e pregonero» de nuestro Redentor Jesucristo; los Apóstoles, señaladamente San Juan Evangelista, amado discípulo del Señor, «e Aguila caudal y esmerada, a quien sus muy altos misterios e secretos muy altamente reveló, y por su hijo especial a su muy gloriosa Madre dio al tiempo de su santa pasión, encomendando muy conveniblemente la Virgen». Santiago apóstol «Patrón de mis Reinos»; San Francisco de Asís, seráfico confesor, Patriarca de los pobres, «padre otrosí nuestro muy amado y especial abogado»; San Jerónimo, Santo Domingo, «en los cuales y en cada uno de ellos yo tengo especial devoción»; finalmente, Santa María Magdalena, «a quien así mismo yo tengo por mi abogada».

Sería San Juan quien dejaría su impronta en la heráldica de la princesa y luego reina. Antes de la Concordia de Segovia Isabel usó un sello personal, que se atestigua en 1473 y que data probablemente de 1468, cuando se habría grabado, tras morir su hermano Alfonso de Castilla y quedar ella como pretendiente al trono y, por tanto, princesa de Asturias.

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario