El monólogo del Lindo Don Diego, que el narciso Sánchez dedica hoy a la oposición. Por Fernando Conde

El monólogo del Lindo Don Diego, que el narciso Sánchez dedica hoy a la oposición. Ilustración de Tano
El monólogo del Lindo Don Diego, que el narciso Sánchez dedica hoy a la oposición. Ilustración de Tano

«El Lindo Don Diego es una de las grandes obras del teatro clásico español a las que los catedráticos de verdad, y no plagian,  denominan como comedidas de figurón»

Dedico a los lectores de La Paseata un breve monólogo, y no por corto poderoso e irónico, tan acusatorio como psicológico, de los que escribiera el insigne Agustín Moreto en su obra «El Lindo don Diego», una de las joyas de nuestro Siglo de Oro. Un bello monólogo en definitiva, pero que con su traducción a su afectada prosa, bien pudiera ser el espejo esperpéntico de los que el Doctor Sánchez dedica cada día a la oposición, con su habitual desprecio a los demás y en especial al joven Pablo Casado que parece que aguanta con resignación cristina todos los desmanes del bello mandón.

El Lindo Don Diego es una de las grandes obras del teatro clásico español a las que los catedráticos de verdad, y no plagian,  denominan como comedidas de figurón.  Fue publicada en el año 1662 y se trata de una comedia de enredo, cuya trama gira en torno a un personaje central caracterizado como vanidoso. Tiene su antecedente en El Narciso en su opinión, de Guillén de Castro, con la que guarda una relación muy estrecha

El lindo don Diego es su personaje principal, y como no puede ser de otra manera en el primoroso libreto, acaba solo y repudidado por todos los demás.Es el la metáfora perfecta del narciso mental al que la sociedad no aguanta, pero que por esa ley de la supervivencia y la cobardía, soporta por el que dirán.  Es todo apariencia, vacío de contenido, y tan pagado de sí mismo con esa exagerada cifra estratosférica que Pedro Sánchez comunica en la actualidad en forma de trillones. Así pues, en estos duros días de confinamiento he pensado que el Lindo don Diego encaja perfectamente con nuestro “querido” Presidente. ¡Viva el Teatro!

«Fernando Conde. El lindo Don Diego. La Paseata»

 

Fernando Conde

Fernando Conde

El recuerdo más nítido que tengo desde la infancia es mi voluntad de la interpretación y mi amor por el teatro. Soy fundador de Martes y Trece, uno de los grupos humorísticos más importantes de España en el que trabajé durante diez años y que a pesar de su éxito no me hizo olvidar la pasión por las tablas y me siento satisfecho y orgulloso de haber encarnado a algunos de los protagonistas más importantes de los grandes de la escena como Calderón, Lópe de Vega, Moreto, Zorrilla, Shakespeare., Miura, Jardiel Poncela, Arniches....

Deja un comentario