Capítulo 3. La inteligencia fracasada: Hay que sacarlos del poder cuanto antes. Por Nacho Rodríguez Márquez

Hay que sacarlos del poder cuanto antes. Ilustración de Tano
Hay que sacarlos del poder cuanto antes. Ilustración de Tano

«No se ha podido elegir peor a los que dirigen la política nacional ni autonómica, y por nuestro bien hay que sacarlos del poder cuanto antes»

Se sabe que hay una inteligencia que triunfa y otra que fracasa. Esa es la diferencia sustancial. En la política la fortuna se alía con una nación cuando los gobernantes poseen la inteligencia triunfante, lo que posibilita que ese país prospere y avance en todos los terrenos. España en ese sentido, con excepciones notables, no ha tenido demasiado tacto como  para que la ciudadanía elija políticos competentes y honrados. En el caso que nos ocupa en la actualidad, no se ha podido elegir peor a los que dirigen la política nacional ni autonómica, y por nuestro bien hay que sacarlos del poder cuanto antes.
Hablamos de los socialistas, que en un error brutal, han elegido como socios a los comunistas. La peor elección posible, pues sus dirigentes con su probada inteligencia fracasada, no han conseguido las metas adecuadas y eficaces para el progreso del país, sino que han hecho todo lo contrario. Tanto Cum Fraude como el Coleta son paradigma del error permanente, incapaces además de reconocer la equivocación. Eso también demuestra su inteligencia fracasada al negarse ante una evidencia, como es alcanzar  un ideal comunista a sabiendas que eso es imposible y que la historia y los hechos lo han demostrado por obsoleto, cruel e ineficaz.
Los dos poseen rasgos definitivos de su fracaso intelectual pues tienen sus mentes inundadas de prejuicios, supersticiones y dogmatismo automático. Tres rasgos que como señala el gran intelectual, José Antonio Marina, unidos los tres, condensan el peor de los comportamientos:  el fanatismo. El mas peligroso enemigo de la verdad, el progreso y la paz social, porque están absolutamente seguros de una cosa que no se sabe.
El prejuicio se caracteriza por seleccionar lo deseado y apartar de su mente aquello que se aparta y no apuntala su idea prejuiciosa.  Así el comunismo que aunque sigue vigente en algunos países, está intelectualmente muerto salvo para aquellas personas abducidas y, por tanto, apartados de la razón y el pensamiento crítico, tratando de justificar todo lo que les pueda apartar de sus erróneas creencias. Por eso no aceptan las monstruosidades cometidas por el comunismo, atribuyendo todas las culpas a los adversarios. Es imposible argumentar con ellos.
Tras estas determinantes causas de un inteligencia fracasada, y algunas veces estúpida,de estas mentes se apodera un nuevo factor, consecuencia de las dos anteriores. Es el dogmatismo. que trata de mantener su creencia sin pestañear, procurando voluntariamente de de inmunizarse contra la crítica, adquiriendo unos controles defensivos inhumanos  contra lo real y verídico. Es ese mecanismo el que nos perturba a las personas normales la actitud fría y desairada del presidente del gobierno cuando es criticado por sus adversarios políticos.Es una inmutable roca. En este caso, el coleta es un poco menos dogmático, cara al exterior, pues tiende a a contrariarse. Como nos recuerda J.A. Marina, la suma de estos tres elementos, confiere a quienes  los poseen mas vidas que un gato. Mienten, traicionan y no sienten  nada especial ante las criticas por muy fundadas y graves que sean. Pueden tragar sapos a diario sin inmutarse. Estos síntomas,no obstante, revelan un comportamiento patológico preocupante. Se retroalimentan con su propio veneno.
Con estas patologías, están impedidos para dirigir los destinos de un gran país como es España. Ni ninguno. Todo nos lleva la fanatismo, que es cuando la mente actúa peligrosamente, porque sienten la necesidad de actuar. Quieren llevar a la práctica sus errores y desvaríos llevando su inteligencia fracasada a la cadena perpetua. Incapacitados para enmendar sus errores, ni aceptar consejos,se convierten en peligrosos para cualquier sociedad. Sobreviven gracias a sus continuas patrañas, impidiendo que sus correlegionarios conozcan la realidad. A esta gente no hay que dejarles llegar al poder, y si lo consiguen, hay que quitarlos cuanto antes. Hacen mucho daño.
Ignacio Rodríguez Márquez

Ignacio Rodríguez Márquez

Un todo terreno en la televisión : Productor,realizador, director ,guionista y comentarista deportivo durante 35 años en TVE siendo el que más transmisiones ha comentado y mas disciplinas deportivas ha narrado . Licenciado en Ciencias de la Información y Técnico Superior en producción y programación. Ex entrenador y jugador profesional de baloncesto. Premio Talento de la Academia de las Artes y las Ciencias de la Television. Medalla de oro en 12 Campeonatos de España de esgrima veteranos y Tesoro Vivo de la Televisión por la UNESCO

Deja un comentario