Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer. Por Rodolfo Arévalo

Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer
Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer

«Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer; decaer, decaer, no decae. Lo que sí cae es lluvia a manta por eso aún algunos no se levantan»

Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer; decaer, decaer, no decae. Lo que sí cae es lluvia a manta por eso aún algunos no se levantan. Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva. Para no mojarse algunos nadan en seco mientras intentan guardar la ropa cada día más raída y polvorienta. “No temáis” dice el gran timonel, dirigido por su adlater, “sigue ahí hasta el día en que te mate”. “Elícitamente claro, que no quiero que pienses nada raro”.

Y efectivamente nada raro pensó, puesto que no le da al caletre y mejor que no lo tenga, un psicópata en cuarentena. Vadearemos ríos y torrentes, pero con confianza, confiad en esa gente que tuitea, la mayor parte sufre ya de gonorrea, de penalizaciones y otras lindezas que, las mente al servicio del Soros, antifascistas y tontos de baba, persiguen con manía marinera, guarra, agorera.

Tanto estos medios halagan a quién no deben, que ya Trump se cabreó y con las leyes encima les dio, hizo lo mismo que El Comandante Fidel cuando mandó parar, pero con más elegancia y saber estar, y por supuesto un golpe no ha de dar. Estás medidas de coacción mucho no durarán, pues Trump no es un cagueta por mucho jeta de cerdo que lo rodee.

«Ya las colas serpentean por algunos barrios y lugares, donde la mala suerte y falta de dinero acabó con los empleos»

Aquí en Spain, que es diferente, en cuanto el pueblo sepa que no habrá recursos para comprar pan, agarrará la rabieta. Ya las colas serpentean por algunos barrios y lugares, donde la mala suerte y falta de dinero acabó con los empleos. ¿Será culpa de Rajoy? ¿Será culpa de Aznar? “Vamos deprisa buscad a alguien a quién culpar” ¿Qué dices “tronco” que la culpa la tiene Ayuso que es la única que algo puso, lo que pudo, lo que el gobierno le permitió. Pero no, probablemente sea la culpa del presidente. Y de su acompañante ¡en la sombra gobernante. Aseméjase, el presidente, al Sheldon Cooper repelente de la série la teoría del Big Bang. Va de divo y va Dios, pero no puede disimular que tiene mucho de muñeco de Mari Carmen con otra voz, al cuervo asemeja, seguro que hace tiempo que no come almeja, y claro otro lo maneja.

Habla ex cátedra casi siempre, se nota por lo altivo, por lo repelente de su drama con toques de ególatra. La gente que vota no se entera, les parece bien al parecer, que les roben la cartera. Y sí, más que les robarán cuando suban los impuestos, pues de ricos indecentes, están los lares diestros y también los siniestros repletos de horteras.

«Millonarios que son, que la gente miente mucho ya se sabe, por eso disimulan comiendo en los comedores sociales»

Millonarios que son, que la gente miente mucho ya se sabe, por eso disimulan comiendo en los comedores sociales. Véase sin ir más lejos al Marqués de Galapagar, Marqués “in pectore”, Marqués de bar. No sabemos si realmente lo fue alguna vez, ¡por el Capitán Haddock ¡Pardiez!!. Viniendo de dónde viene tal vez. Franco indultó a su padre y pudo hacerlo Marqués. Nadie lo ha visto, protegido por la policía está, hasta que ésta se mosquee, por lo de su mando muy apreciado, destituido y casi degradado, y se dejen engañar por un vecino que disfrazado de teleósteo, a la piscina vaya a dar. Tremendo mordisco en la nalga al vice le va a propinar.

Ante esto su amada grititos de sabelotodo ha de dar. Pues sí, esto, pues sí, lo otro, no me cortes se todo, picodeoro es de todo lo que se sabe en los patios de la ESO. Con quince añitos aprendí el ritornelo y cual papagayo repito a ocasión que tengo. He trabajado más que muchos muertos de hambre, pues de familia con posibles vengo. Clase media, pero no ricos ¡eh!, de allí vengo.

Claro que la mayoría de los habitantes de esta piel de toro, que poco a poco ha perdido su decoro, también de clases medias proviene, solo unos pocos hicieron fortuna, y amablemente ahora nos ayudan, no como el gobierno que arruinado por festejos populares, vendió su alma al comunismo barato de Venezolanos inditos, que sí vienen de una pobreza insuperable, pero ahora están peor con un gobierno de narcotraficantes arribistas.

Y ya no digo nada más, no vaya a ser que se enfade Santo Tomás de Aquino porque aquí no han dejado nada sin robar. Cada día esto empeora. Ayer y hoy no para de caer; decaer, decaer, no decae el gobierno. Lo que sí cae es lluvia a manta por eso aún algunos no se levantan.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario