Basta de silencios. Por Silvia Gutiérrez Oria

Basta de silencios
Basta de silencios

Basta de silencios. ¡Gritad con cien mil lenguas! porque, por haber callado, ¡el mundo está podrido!. Santa Catalina de Siena.

No tengo dudas de que este mundo está rematadamente loco. Entre un silencio sepulcral de la mayoría, se acometen toda clase tropelías, injusticias y enloquecidas acciones difíciles de explicar en una sociedad desarrollada del siglo XXl.

Feminismo exacerbado que roza la discriminación. Manifestaciones violentas en contra de un racismo que existe sí, pero mínimo y en ambos sentidos.., y por suerte con soluciones democráticas.

Ocupaciones ilegales amparadas por el poder. Eliminación de calles, desprestigio de instituciones, destrucción de logros, hazañas, estatuas. Injusticias por parte del Estado de derecho hacia el grueso de la masa laboral. Reivindicaciones incoherentes de unos socios de gobierno que ejercieron de verdugos en un pasado reciente. Nacionalización y descrédito del contrario o del que opina diferente. Nacimiento incipiente de una falta de libertad, de pensamiento.

Se reinventa la historia, se acusa a los historiadores y se adapta el pasado.., al pensamiento presente. Faltan soluciones y propuestas. Falta talento.

«Investigaciones, acusaciones, diálogo hostil, insultos, mentiras, politización de los sentimientos, ocultaciones, explicaciones inverosímiles»

Investigaciones, acusaciones, diálogo hostil, insultos, mentiras, politización de los sentimientos, ocultaciones, explicaciones inverosímiles.., y todo esto en medio de una pandemia mundial que sufrimos a consta de confinamiento y de enterrar a seres queridos.

El contrapunto lo ponen algunos medios de información manipulando, no nuestro pensamiento, que ya es grave, sino nuestras propias emociones. Salidas de UCI victoriosas, caravanas interminables de coches en busca de vacaciones, terrazas atestadas de gente festiva, imágenes de playas ocupadas hasta la bandera, alegría poblacional por volver a la «nueva normalidad»…

¡Pero qué normalidad ni que leche! ¿Qué es lo que nos pasa?  Estamos locos o qué. ¿Es que no queda ni un ápice de cordura? ¿un mínimo sentido de la dignidad?

«A tenor de lo que se aprecia, parece que lo únicos cuerdos son los silentes, los que no dan crédito a lo que ven»

A tenor de lo que se aprecia, parece que lo únicos cuerdos son los silentes, los que no dan crédito a lo que ven, pero tampoco parecen tener arrojo suficiente para disentir. Se limitan a observar, y callar.. Meterse en su caparazón y otorgar el silencio como única respuesta ante la locura generalizada.

Bien es verdad que como decía Disraeli «Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores«, pero el silencio raramente soluciona algo, y es esa falta de ruido de los buenos en el que fecundan los mayores males «Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena» Mahatma Gandhi.

Pues sí, algunos no tenemos dudas.., ¡los locos andan sueltos! y los cuerdos callan, como amenazados, domesticados o quizás drogados. Ya no queda nada de lo que conocíamos, ni futuro esperanzador a lo que agarrarse.

Lo que está ocurriendo, no parece real, parece ficción o una mala pesadilla. A veces incluso me parece asistir a una mala interpretación de «Un mundo feliz» de Huxley, a una secuencia de «la Guerra de los Mundos» de H.G Wells , o quizás una nueva entrega cinematográfica de «Divergente»..¿Tal vez una combinación de los tres?

No sé, tal vez, la explicación más sencilla es que el mundo no está loco..,que los rematadamente locos son unos pocos, y yo…

Voy a tener que llegar a esta conclusión.., por «salud mental»… Y como el que no se consuela es porque no quiere.., siempre encontraré una buena frase para resarcirme: «La ciencia no nos ha enseñado aún si la locura es o no lo más sublime de la inteligencia». Edgar Allan Poe

Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Un comentario sobre “Basta de silencios. Por Silvia Gutiérrez Oria

  • el 21 junio 2020 a las 13:34
    Permalink

    Sr. Sanchez hoy cuando finaliza ese estado totalitario que usted se invento, me permito el recordarle que:Todos los tiranos tiembla cuando escuchan el tronar de la voces del pueblo pidiendo libertad. Por eso pido una»Manifestacion pacifica pero masiva y contundente para echarle a usted Sr. Sanchez del gobierno». YA

    Respuesta

Deja un comentario