La desvergonzada defensa de criminales del vicepresidente Iglesias Turrión. Por José Crespo

La desvergonzada defensa de criminales del Vicepresidente Iglesias Turrión
La desvergonzada defensa de criminales del Vicepresidente Iglesias Turrión

 

«A quien derrotó Franco fue al comunismo que de la mano irresponsable del socialismo condujo a una guerra civil en la que España se deslizaba hacia su conversión en una república satélite socialista soviética»

Está claro que el hecho de autodefinirse como antifranquista no da en absoluto un carnet de demócrata a nadie. De hecho a quien derrotó Franco fue al comunismo que de la mano irresponsable del socialismo condujo a una guerra civil en la que España se deslizaba irremediablemente hacia su conversión en una república satélite socialista soviética tal como soñaba Largo Caballero.

«Quiero decir, en nombre del Gobierno, que la democracia española no existiría sin luchadores como Marcos Ana y sin la lucha de los comunistas españoles»

El pasado 31 de enero pudimos leer en la prensa cómo Iglesias decía, en nombre del Gobierno, que la democracia española no existiría sin Marcos Ana y la lucha comunista. El actual vicepresidente afirmaba durante el acto de homenaje a Marcos Ana por el centenario de su nacimiento que «la democracia española no existiría sin luchadores» como él y «sin la lucha de los comunistas españoles». En su soflama guerracivilista aseguraba que quien «amenaza las bases constitutivas de la democracia» es la «ultraderecha y la ultra-ultraderecha» que representan, a su juicio, el PP y Vox.

A la vez pedía respeto para los comunistas españoles frente a «la moda» y «la enfermedad del anticomunismo», las perlas siguieron brotando de la boca de Iglesias cuando decía que «Hace falta crear cultura democrática «reclamando que «Es un deber patriótico defender a los héroes que se jugaron la vida y la libertad por la justicia social y por traernos la democracia».

Pero todo esto ocurría a pesar de que la Audiencia Provincial de Madrid, según noticia aparecida el 14 de diciembre de 2018, corroborase que el poeta comunista Marcos Ana fue un asesino mediante resolución producida en el marco de un proceso judicial en el que Sandro Algaba, concejal de España2000, se vio envuelto por tratar de impedir que el criminal comunista, Marcos Ana, fuese homenajeado en el municipio de Alcalá de Henares.

«El concejal Algaba, relató en un Pleno en diciembre de 2016, la sangrienta trayectoria de uno de los iconos del comunismo de nuestro país: Sebastián Fernando Macarro, más conocido como el poeta Marcos Ana»

El concejal Algaba, relató en un Pleno en diciembre de 2016, la sangrienta trayectoria de uno de los iconos del comunismo de nuestro país: Sebastián Fernando Macarro, más conocido como el poeta Marcos Ana quien fue condenado en su día por asesinar a tres vecinos de Alcalá de Henares en el año 1936. Sus víctimas fueron un sacerdote llamado Marcial Plaza; Amadeo Martín, cartero de profesión y Agustín Rosado, labrador.

Recordemos que durante el verano de 2013 surgió la no poco descabellada iniciativa de solicitar el premio Príncipe de Asturias de la Concordia para el tal Marcos Ana, poeta, como luchador por la libertad y preso político en tiempos de Franco.

Dado que era menor de edad cuando cometió esos brutales crímenes, al ser detenido al terminar la Guerra Civil fue juzgado y condenado a muerte pero la pena capital le fue conmutada por cadena perpetua en 1945 aunque 16 años más tarde sería amnistiado emigrando a Francia y regresando a España sin que nadie le molestase en 1976. Con 90 años fue recuperado para reabrir el guerracivilismo e incluso el ministro de Trabajo Celestino Corbacho, le otorgó la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo y en enero de 2014 Patxi López le entregó el premio René Cassin de Derechos Humanos, y tres días más tarde, la Fundación Abogados de Atocha le condecoró con el premio que lleva su nombre.

Marcial Plaza fue asesinado por cometer el crimen de ser sacerdote, el cartero Amadeo Martín por militar en Acción Popular y el campesino Agustín Rosado por el simple hecho de ir a misa.

Con ese curriculum y tras la sentencia judicial de 2018 y orinando sobre la resolución de 18 de septiembre de 2019 del parlamento Europeo que aprobó una resolución común sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro del continente, en donde se condena expresamente los horribles crímenes cometidos por los comunistas en toda Europa sin excepción, un mes después, en diciembre y luego en enero de 2020 se continuó con el encumbramiento del individuo al olimpo de la memoria histórica por parte de los representantes de Podemos.

 

«Y ahora parece que el padre de Pablo Iglesias Turrión se siente ofendido en su honor cuando la diputada Cayetana Álvarez de Toledo le recordó a Iglesias su pasado en el FRAP»

Y ahora parece que el padre de Pablo Iglesias Turrión se siente ofendido en su honor cuando la diputada Cayetana Álvarez de Toledo le recordó a Iglesias el pasado de su padre en el FRAP. Iglesias había confesado en agosto de 2013 a la que llamaba «niña del PCE», Yolanda Díaz, que su padre fue miembro de la banda terrorista FRAP. Iglesias, en un artículo publicado en septiembre 2012 reconocía que su padre fue «militante del FRAP», una organización terrorista que como sabemos asesinó a cinco policías nacionales y un guardia civil entre 1973 y 1975.

En un humor gore Iglesias publicó el 2 de agosto de 2013 en su cuenta de Twitter un mensaje en el que decía: «Basta. Vuelvo a Harvey. Os dejo una canción que me cantaba mi padre frapero de peque. Besos y piolets pezqueñines», una macabra referencia al piolet como emblema estalinista cuando el comunista barcelonés Jaime Ramón Mercader del Río, agente del servicio de seguridad soviético NKVD, se lo clavara en la cabeza por orden de Stalin al político y revolucionario León Trotski, quien tras liderar el ejército rojo había caído en desgracia desde las purgas de 1929, se encontraba refugiado en Coyoacán, hoy barrio de la capital mejicana.

Stalin, loado por los comunistas españoles, no quería oposición ni en Rusia ni fuera de ella. Se calcula que antes de la invasión nazi este monstruo se había llevado por delante a más de cinco millones de rusos a través de ejecuciones sumarias, muertes por tortura o locura, suicidios simulados, y por supuesto, con el expeditivo sistema del Gulag donde sus víctimas eran esclavizadas hasta la muerte.

En fin, ya ven el detalle del piolet, por orden de Stalin. Como vemos muy constructivo, edificante y acaso ¿de incitación al crimen hacia los discrepantes de cualquier color?… Ya de entrada los criminaliza cuando los llama parásitos… ¿A dónde quiere llegar?

José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario