Qué asco por satanás de esta España rara de narices, de cuerpo y hasta de alma. Por Rodolfo Arévalo

Qué asco por satanás de esta España rara de narices, de cuerpo y hasta de alma. Ilustración de Tano
Qué asco por satanás de esta España rara de narices, de cuerpo y hasta de alma. Ilustración de Tano

«España además de different sigue siendo rara, casi oprobiosa pero rara de narices, de cuerpo y hasta de alma. ¡Qué asco por satanás!»

España es un país raro, como decían los “Agua Viva” “la de los raros derechos la llamaban los de estrangia, todo por ser diferentes y darse más importancia”. Spain is different, que decían en tiempos de la oprobiosa, pero mire usted por donde, lo sigue siendo, casi oprobiosa de otro signo y rara de narices, de cuerpo y hasta de alma. Qué asco por satanás de esta España rara.

Para algunos, una parte de España es contemporánea, adaptada al siglo XXI moderna, y aunque no demasiado lectora, sí podría tener un programa como aquel francés de hace veinte años que se llamaba “Apóstrofe”, en el que se hablaba de libros y de los libros. Le vendría muy bien a la Ministra Calvo y a otras y otros ¿ministros?, ¿dónde están todos?

«En la España rara hubo algún intento con un programa que se supone se hacía desde la Biblioteca Nacional»

En la España rara hubo algún intento con un programa que se supone se hacía desde la Biblioteca Nacional, pero que pasó sin pena ni gloria, más bien pena, que gloria. Si preguntan por él en la calle, no lo conoce nadie. La otra parte de España no es contemporánea ha quedado atascada en los años pre segunda guerra mundial. Luego las televisiones tampoco se prodigaron nunca, ni se prodigan en la actualidad en este tipo de programas, los que hablan de las maldades del Comunismo, con sus muertos, checas, deportados, encarcelados, torturados etc, etc, etc…

Pero eso no es culpa de nadie salvo de la manipulación que algunos quieren hacer o incultura, poco intelecto y desinterés de la mayoría de espectadores que ve televisión y que solo se interesan por lo que diga Jorge Javier Vázquez. Y no es de extrañar, está de moda lo LGTBI, aunque no sé aún por qué, desde luego a mí me trae sin cuidado, que cada cuál haga y sea como quiera. Me da que hay alguien, con poder, muy interesado en que así sea.

«En la tele, será que estos programas anti sociedades comunistas tienen poco Share, que vaya usted a saber de significa, yo diría que audiencia»

En la tele, será que estos programas anti sociedades comunistas tienen poco Share, que vaya usted a saber de significa, yo diría que audiencia, pero como en la actualidad la gente ya no sabe hablar español, porque todo son anglicismos, pues eso, que nos jodemos sin saber lo que es. Desde que un reponedor de supermercado es un “Técnico en reposición de superficies y cabezas de góndolas”, pues eso. Lo de los regímenes Comunistas es eso, “lo que más reponemos”. Será que el espectador culto, por el mero hecho de serlo no necesita esos programas. Para mí que los programadores detestan profundamente a quienes saben que leer es mejor que ver muchas bobadas de la caja tonta. Por otro lado es curioso comprobar como cualquier novelista o escritor de ensayo, sobre temas que siguen unas pautas llamadas de izquierdas, sí son de vez en cuando llevados a estos programas y otros programas si no de masas si con cierta audiencia, pero solo si en sus escritos se encuentran los ritornelos y paradigmas de lo que es una sociedad abierta, como lo de Open Arms de nuestro siempre bien apreciado amigo del cambio hacia la globalización social, Soros.

Ya sé que ésta globalización incluye muchas más cosas, entre ellas, el pensamiento plano de ojipláticos atontados vía móvil y también próximos esclavitos del trabajo barato que tiramos por los suelos, babeando, cada vez que nos desvivimos por una patera que llega a la costa.

No, no hay que dejar morir a quienes vienen en ellas pero sí devolverlos a su punto de partida, una y otra vez hasta que venir a Europa no sea rentable, si no se posee un precontrato de trabajo. Ni tampoco que haya ayudas, subvenciones y todo tipo de auxilio para ellos, cuando hay muchos españoles que después de haber trabajado toda una vida no pueden permitirse, ni tan siquiera, comer bien cada día, además en franjas sociales en las que hacer trabajos de enseñanza no les es un recurso, pues carecen de los rudimentos necesarios para hacerlo. No pueden sacar un sueldecillo compensatorio.

«No se sabe muy bien por qué la mayoría de medios de comunicación están trufados de luchadores por el socialismo y el comunismo»

No se sabe muy bien por qué la mayoría de medios de comunicación están trufados de luchadores por el socialismo y el comunismo. Miento, si lo sé. La derecha acomplejada, sabe muy bien por qué, nunca ha hecho leña del trabajador metido con calzador por la izquierda en lugares como TVE, Correos o Radios del Estado. En cambio nunca han dado mando a las personas de su propia ideología que había en esos lugares, ni cuando ganaban elecciones. Siempre han creído que con poner un director general del partido ya estaba todo hecho. Y no es cierto, máxime cuando todos esos lugares están trufados de cargos intermedios de absoluta confianza de los anteriores gobiernos.

Ellos sabrán dónde están y por qué están. Pero les vaticino un negro futuro como se sigan comportando igual con su gente. La debacle hacia otros lares va a ser espectacular. No hay ni que decir dónde van a ir los votos. Tampoco en los partidos hacen caso de los militantes de base que no tienen por qué dedicarse a la política, pero que sí pueden aconsejar bien a las cúpulas de esos partidos.

«Hay muchos políticos, la mayoría podrían ser chupatintas o corre ve y diles, sin una sola neurona válida, cuyo único objetivo en la vida es sestear en el escaño»

Esto tiene una fácil explicación, hay muchos políticos, la mayoría podrían ser chupatintas o corre ve y diles, sin una sola neurona válida, cuyo único objetivo en la vida es sestear en el escaño por haber lamido bien el trasero del jefe de turno. Ya sé que todo esto al igual que ustedes saben es apestoso, es España, un país en el que el más tonto hace relojes y el que no los hace se busca un amigo, amante o lo que sea en la fiscalía del Estado, por lo que pueda pasar en el futuro. O lo que es peor, para conseguir que pase lo que él desea que pase en el futuro.

Claro que muy bruto y mete patas hay que ser para salir trasquilado, y a más de uno le va a pasar, porque una cosa es ser Anacleto agente secreto y otra la realidad, que siempre es peor que la ficción, pero en la que a veces los criterios más adecuados ganan por la mano. Por eso y como aquí la justicia, por mucho que digan que no, empieza a estar en entredicho, espero que rezar esté bien: “CIA mía que estás en el cielo, perdón… en USA, danos hoy nuestra ayuda como nosotros te ayudamos con Torrejón y mete en la cárcel a quién vosotros ya sabéis antes de que caiga una nueva oprobiosa sobre estos inconscientes y bobos votantes españoles”.

España es un país raro, Spain is different, que decían en tiempos de la dictablanda, pero mire usted por donde, lo sigue siendo. Raro de narices, de cuerpo y hasta de alma. Pero no hay nada nuevo bajo el sol, La España de charanga y pandereta, la España de cerrado y sacristía, devota de Frascuelo y de María de espíritu burlón y de alma inquieta, sigue ahí inamovible desde 1917. ¡Qué asco por satanás!

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario