D.H. Lawrence, el escritor disidente, obsceno y libre, también es atacado por las feministas. Por Silvia Gutiérrez Oria

D.H. Lawrence
D.H. Lawrence
«Soy demócrata cuando amo el sol libre que encuentro en
los hombres,
y aristócrata cuando detesto a los posesivos, a los
de entrañas mezquinas.
En todo hombre amo el sol
cuando lo veo entre sus cejas,
claro, sin temor, aun pequeño.
Pero cuando veo esos grisáceos hombres de éxito
tan pestilentes y cadavéricos, absolutamente sin sol,
como groseros esclavos de la prosperidad,
balanceándose mecánicamente,
entonces soy más que radical, y quiero manejar una guillotina.
Y cuando veo obreros,
pálidos y sórdidos como insectos, hormigueando
y viviendo como piojos por un poco de dinero,
y no mirando nunca hacia arriba,
entonces quisiera como Tiberio,
que la muchedumbre tuviera una sola cabeza
para podérsela hachar.
Siento que cuando los hombres pierden el sol
no deben existir más.»

«D.H. Lawrence se ha convertido en un gran representante del modernismo en el marco de la literatura inglesa, pese a que algunas críticas feministas deploran su actitud hacia las mujeres»

David Herbert Richards Lawrence. Autor inglés nacido en 1885, que fallece prematuramente de tuberculosis con 44 años en Francia, unos de los países de su «peregrinación salvaje», como él mismo llamaba a su exilio voluntario. Voluntario y, algo forzado por la sociedad moralista de su época.
Escritor, autor de novelas, cuentos, poemas, obras de teatro, ensayos, libros de viaje, pinturas, traducciones, y críticas literarias.. Pensador, provocador, intuitivo, intimista, expontáneo, cuestiona el racionalismo y, es firme opositor del realismo material: «La nuestra es una época excesivamente consciente. Sabemos tanto, sentimos tan poco..«.
D.H. Lawrence se ha convertido en un gran representante del modernismo en el marco de la literatura inglesa, pese a que algunas críticas feministas deploran su actitud hacia las mujeres, así como la visión de la sexualidad que se percibe en sus obras: «Si una mujer no tiene una pequeña racha de ramera en ella, será un palo seco en general«.
Precisamente esta visión fue uno de los aspectos más polémicos de su obra, y le ocasionó varios conflictos con la censura. Así, sus novelas El arco iris y El amante de Lady Chatterley, fueron prohibidas bajo la acusación de obscenas.
Otras destacables novelas son Hijos y amantes, Mujeres enamoradas, La serpiente emplumada: «Nunca vi una criatura salvaje sentir lastima por sí misma. Un pequeño pájaro caerá muerto y congelado de una rama sin jamás haber sentido pena por sí mismo«.
David Herbert Richards Lawrence, D.H. Lawrence pensador y autor, disidente y precursor: 
«Los hombres son más libres cuando son más inconscientes de la libertad. El grito es un traqueteo de cadenas, siempre lo fue«
Silvia Gutiérrez Oria

Silvia Gutiérrez Oria

Profesionalmente.., arquitecto de interiores, de pasión creativa , licenciada en sentimientos y emociones. Observadora compulsiva del ser humano, sarcástica de vez en cuando, tímida pero resuelta, y muy intensa. Disidente de la igualdad, ni con el hombre ni con nadie, somos únicos e irrepetibles. Reivindico mi lado más femenino, el más sensual y creo en el derecho a ser frágil, pasional y romántica con la osadía de un gladiador Mi vocación principal es ser mujer, una mujer en búsqueda activa de sí misma y de los valores que de verdad importan. "Soy la mujer que piensa..Algún día mis ojos encenderán luciérnagas" (Gioconda Belli)

Deja un comentario