La conjugación del verbo Poder: Homenaje a Ryszard Kapuscinski y el decálogo del populismo. Por Rafael Gómez de Marcos

La conjugación del verbo Poder
La conjugación del verbo Poder: Homenaje a Ryszard Kapuscinski y el decálogo del populismo

 

«Decálogo del Populismo que en su primer punto exalta al líder carismático y en el últimonos hace saber que domestica o cancela las instituciones de la democracia liberal»

1
El populismo exalta al líder carismático.
2
El populista no sólo usa y abusa de la palabra: se apodera de ella. Aristóteles sostiene que la demagogia es la causa principal de “las revoluciones en las democracias
3
El populismo fabrica la verdad. Los populistas llevan hasta sus últimas consecuencias el proverbio latino “Vox populi, vox dei”. Como es natural, los populistas abominan de la libertad de expresión. Confunden la crítica con la enemistad militante, por eso buscan desprestigiarla, controlarla, acallarla.
4
El populista utiliza de modo discrecional los fondos públicos. El populista tiene un concepto mágico de la economía: para él, todo gasto es inversión. La ignorancia o incomprensión de los gobiernos populistas en materia económica se ha traducido en desastres descomunales de los que los países tardan decenios en recobrarse.
5
El populista reparte directamente la riqueza. Lo cual no es criticable en sí mismo (sobre todo en países pobres, pero el populista no reparte gratis: focaliza su ayuda, la cobra en obediencia.
6
El populista alienta el odio de clases. “Las revoluciones en las democracias ¬explica Aristóteles, citando `multitud de casos’¬ son causadas sobre todo por la intemperancia de los demagogos”. El populista moviliza permanentemente a los grupos sociales. El populismo apela, organiza, enardece a las masas.
8
El populismo fustiga por sistema al “enemigo exterior”. Inmune a la crítica y alérgico a la autocrítica, necesitado de señalar chivos expiatorios para los fracasos, el régimen populista (más nacionalista que patriota) requiere desviar la atención interna hacia el adversario de fuera.
9
El populismo desprecia el orden legal. Por eso, una vez en el poder (como Chávez), el caudillo tiende a apoderarse del Congreso e inducir la “justicia directa” (“popular”, “bolivariana”).
10
El populismo mina, domina y, en último término, domestica o cancela las instituciones de la democracia liberal.


Desde los griegos hasta el siglo XXI, pasando por el aterrador siglo XXI, la lección es clara: el inevitable efecto de la demagogia es “subvertir la democracia”.

Enrique Krauze 

Rafael Gómez de Marcos

Rafael Gómez de Marcos

Enamorado de la vida, reivindico mi infancia, mi verdadera patria, tres pilares, El Capitán Trueno, The Beatles y Joan Manuel Serrat, me fascina la ópera, me encanta bailar bachata y considero que decir cine americano es una redundancia. TVE no vio en mí ningún talento tras más de treinta años de servicios, Talento que me concedió la Academia de las Artes y las Ciencias de la Televisión en reconocimiento a mi trayectoria profesional. Nunca he estado afiliado a ningún sindicato y jamás he militado en ningún partido.

0 comentarios sobre “La conjugación del verbo Poder: Homenaje a Ryszard Kapuscinski y el decálogo del populismo. Por Rafael Gómez de Marcos

  • codice60Maria Ines Del Boca
    el 1 noviembre 2014 a las 20:21
    Permalink

    Este catálogo reune conceptualmente lo que a mi me recuerda el terrorismo de estado, que desafortunademente viví.
    Quisiera hacer una observación, por experiencia, sobre el punto 5.
    No se lo cobran solo en obediencia, también se lo cobran en metálico y más!!!!!

    Respuesta

Deja un comentario