¿Liberales en España? Pero que me estás contando… Por Francisco Gómez Valencia

Liberales culpables
Liberales culpables

«No se puede ser liberal y conservador a la vez pese a que cada día nazcan engendros políticos que así se denominan»

Dicen los que se llaman libertarios más modernos que en España siempre predominó lo autóctono por encima de lo extranjero y que por eso ni los librepensadores ni los políticos que se lo hacen llamar (liberales), saben por dónde se andan al no aprovecharse de lo vivido en otras naciones en situaciones parecidas. Sinceramente tengo mis dudas y a veces me dejo llevar y reconozco que quizás tengan parte de razón hasta que recapacito de nuevo y vuelvo a caer en la realidad más simple de todas las realidades y es que, no se puede ser liberal y conservador a la vez pese a que cada día nazcan engendros políticos que así se denominan.

Uno no puede ser liberal en lo económico y conservador en lo social sencillamente porque son dos sentimientos contrapuestos ya que la libertad por encima de todo es egoísmo y la salvaguarda de lo propio en clara lucha por el dominio de las mal llamadas clases sociales ya no de moda pero aún latentes, más sometidas por el grado de subsidio al que estén sujetas que a la propia actividad a la que se dediquen, hay que mantenerlas o al menos eso nos tratan de vender liberales, moderados y marxistas para que con el llamado Estado Social puedan llevárselo en corruptelas sin igual.

A veces también me dejo llevar por lo que piensan algunos historiadores conservadores o más bien rancios al albur del hastío propio del conocimiento exhaustivo de su materia, ya que muchos consideran y estoy de acuerdo que el liberalismo por algún motivo se ha desdoblado, es decir, son tantos los socios que le han salido para defender lo mismo, que para no mimetizarse con el pensamiento actualmente mal llamado progresista, ha mutado en algo así como el neoliberalismo transnacional representado por las grandes corporaciones y empresas globalistas que someten a la sociedad con sus servicios haciéndolos dependientes a tal nivel, que provocan en los Estados la necesidad de aceptar sus consignas con tal de que el control político siga estando cogido de la mano de la plutocracia que maneja los hilos del empresariado cotizante en bolsa, interrelacionado por el sistema monetario internacional que con un simple chasquido de los dedos, pueden ensalzar un Gobierno, un partido político, un General , un Comandante revolucionario o un simple movimiento migratorio fruto de una guerra provocada artificialmente que haga temblar temporalmente los cimientos de cualquier organización con cierta territorialidad marcada sobre el papel aunque no sobre su propia razón de ser, llámese UE o USA cuando gobiernan los demócratas.

«Pretenden sustituir al cristianismo como tradición religiosa predominante en occidente, como acelerante de la descomposición de la sociedad tal y como la conocemos»

Últimamente son miles los grupos de estudio sobre todo iberoamericanos que se ve que o tienen más tiempo libre o no se aclaran (think tank) que se centran en el liberalismo como fuente del saber más pura para detener los movimientos totalitarios de mundo y sin embargo, parecen no ganar la partida ante los resultados obtenidos y vemos en el escaparate internacional como son precisamente las democracias liberales, las que mantienen vivas a las sociedades manejadas desde el socialismo, el comunismo o fórmulas dependientes de ambas tipo chavismo siempre al amparo del negocio narco capitalista, esclavista y dependiente del tráfico de armas internacional así como del chantaje terrorista islamista para sustituir al cristianismo como tradición religiosa predominante en occidente, como acelerante de la descomposición de la sociedad tal y como la conocemos, amparada por el pegamento que ejerce la familia tradicional y la defensa de la vida a ultranza ante el asesinato premeditado, en forma de aborto o eutanasia, motivos más que señalados como causa del mayor número de fallecidos censados anualmente por los registros de los países desarrollados, escondidos tras vacunas y virus modernos creados por las mismas corporaciones globalistas que nos sodomizan bajo la bota de sus marcas o de sus acciones supuestamente amparadas en la buena voluntad del ser humano con forma de Fundaciones u ONG´s diabólicas, escondiendo el tráfico y esclavitud de seres humanos en las calles de cada ciudad moderna bajo el amparo subsidiario de los gobiernos que los permiten y apoyan con los impuestos de la mayoría que son la clase media, que ni por el forro quiere que le cambien su forma de vivir y su manera de morir, aunque acepta por la televisión como será su futuro a medio plazo sin pestañear.

Y aun así la parte democrática del mundo ante la necesidad de contar lo mal que se vive en la otra le da protagonismo, provocando que parte de la población termine comprando hasta parte del discurso a medida que lo ve y lo escucha de forma sesgada y termina empatizando con sus posturas, sencillamente porque parecen simpáticos ante los ojos de una minoría educada generalmente universitaria de clase media o alta que solo por el descaro de molestar y obtener por la vía rápida lo mismo, se degeneran imitando sus sonidos, gestos y discursos al amparo de esa parte de la población inculta y bruta que termina comprando siempre cualquier discurso chabacano que vaya en contra del poder establecido.

Ese afán por vencer y convencer de los medios y sus portavoces en el poder político consiguen el efecto contrario para lo que nació el liberalismo y eso degenera en populismo barato a ambos lados del centro y la moderación. Por eso hay liberales de izquierdas y liberales de derechas y en ambos casos, son peligrosos pues se mueven en la zona gris del razonamiento político blanco o negro y dependerá del estado de ánimo o del momento personal, para ponerse a oscilar como un péndulo más a un lado que a otro.

«Ahora por España, hay mucho político defenestrado que se hace pasar por liberal incomprendido y parecen venirse arriba ante las llamadas de sus seguidores en las redes»

Ahora por España, hay mucho político defenestrado que se hace pasar por liberal incomprendido y parecen venirse arriba ante las llamadas de sus seguidores en las redes que buscan de ellos, más un gran fichaje para su partido preferido y una cara conocida que un expediente político bien definido, que sume en vez de restar, que unifique en vez de fragmentar. Todos estos ejemplos de este tipo de políticos en España, como Rosa Díez y sus aspavientos peperistas con su corbata de payaso, Girauta cantando en inglés, Contestí y sus poses en la playa o Cayetana y el mismo Juez Serrano en última instancia, siendo muy válidos en su momento, han pasado a segundo plano por no haber sabido mantener el estatus adquirido dentro de una organización a la que detestaban, y los comprendo perfectamente pues uno es o no es, dueño de sus actos hasta que no le queda más remedio que remar como un galeote para sobrevivir en política o sacar los pies del tiesto y liberarse de sus cadenas, aún a costa de dejar de estar en el “candelabro” como decía la Miss, para pasar a intentar estar en el candelero de los medios, donde como es lógico son triturados en cuestión de dos telediarios ya que a nadie interesan los engendros librepensadores o también llamados versos sueltos.

Alguno de esos seguidores piensan e incluso dijeron por las redes que quizás si unieran sus discursos formarían un equipo envidiable en lo ideológico, en lo mediático e incluso hasta en lo simpático, pero no caen en la cuenta de que necesitarían a un bobo como líder para manejarlo y moldearlo a su antojo puesto que, como buenos liberales son seres que se desenvuelven en la zona gris como nadie respirando aire puro si viene de cara o el mix de gases más nocivo si se tercia para sobrevivir.

«De seguir así, nos provocará tal colapso que no habrá fondos europeos que nos salven por mucho que Pablo Casado confíe en Pedro Solbes»

Tenemos en España cuatro mil partidos políticos si no me falla la memoria y eso es el resultado de lo que significa el pensamiento autóctono político español. Parece cierto eso de que cada uno de nosotros es un Presidente del Gobierno en potencia al igual que un Entrenador Nacional de fútbol, pero sin duda hasta este momento histórico en el que vivimos, nunca fue tan necesario la creación o desarrollo de algo que haga temblar los cimientos del Estado, naciendo para derrocarlo, para reducirlo, para minimizarlo y así solucionar tantos problemas que nos acucian como para asfixiarnos tanto, que de seguir así, nos provocará tal colapso que no habrá fondos europeos que nos salven por mucho que Pablo Casado confíe en Pedro Solbes y luego lo desmienta, ya que a este PP les “molan” los economistas “zapateristas”, en vez del mal pagado Manuel Pizarro y esto es así de simple de entender, cómo que hay Dios.

Precisamente por dejar de pensar en lo tradicional, en nuestros valores históricos y en nuestros principios basados en el humanismo cristiano, nos va como nos va y si no hacemos más que comprar los discursos vacíos de contenido pero atractivos al oído, nos iremos al garete más pronto que tarde si es que no lo estamos ya.

En todo caso los engendros nacidos en nuestra democracia a ambos lados son muy interesantes de estudiar: empezando por la derecha, desde la desgraciada descomposición de lo que fue la gran Alianza Popular con el invento posterior llamado Partido Popular y su forúnculo VOX, creación reciente nacida del descontento y el engaño permanente a su electorado. Y siguiendo por la izquierda del grupo social comunista con su PSOE golpista y corrupto y su PCE asesino, degenerados ahora como el equipo sanchista actual, sostenido por la nueva casta de amigas del Ibex y me refiero a Podemos fuerza también corrupta nacida como escisión de ambos históricos golpistas y asesinos cuya mejor arma son sus redes sociales y sus iPhones. Y por último y a este lado del estercolero también hay que sumar algo tan estúpido como Ciudadanos.

librepensadores
librepensadores

«Se hicieron pasar por liberales de izquierdas escribiendo en su manifiesto fundacional, que lo eran para que los distinguieran de sus papás y sus yayos»

Ciudadanos: invento de una tropilla de “intelectualoides” que como buenos imbéciles modernos de la Barcelona más promiscua intelectualmente, se hicieron pasar por liberales de izquierdas escribiendo en su manifiesto fundacional, que lo eran para que los distinguieran de sus papás y sus yayos, “qui´cir”, de la tan manoseada burguesía catalana del 3%.

Es decir, que si lo prefieren son unos parias nacidos de una parte del Estado corrupto que es Cataluña, para salvar a todo el Estado corrupto de las autonomías que es España.

Que un abogadillo de tres al cuarto, currito en la Caixa por salir en pelotas por los carteles de las autovías de pago de Barcelona, fuera un referente sufridor de los escraches separatas y por ello y por pena fuera suficiente para que los catalanes que se sienten españoles también hartos de su dictadura particular mantenida por el estado central primero sociata, luego peperista, luego sociata, luego peperista se echaran a sus brazos, francamente es muy triste.

Fueron capaces de ganar unas elecciones allí e incapaces de comprar las voluntades necesarias para ejecutar su propia dictadura liberal y huyeron hacia adelante para salvarnos solo de la corrupción del PP demostrando en estos últimos días, que lo que parece gustarles es la del PSOE, posiblemente porque los del PP son cutres hasta para robar comparando cifras con los socialistas andaluces, que queráis o no son los mejores en esas artes y teniendo en cuenta que tras el espaldarazo al abismo que Albert (Carlos Alberto para los amigos) se pegó, salió la charnega jerezana a terminar de enterrar el invento abrazándose a la corrupción de izquierdas pues, donde va a parar la diferencia.

El problema al fin y al cabo es la estupidez del votante de derechas en España que se creyó que estos eran de derechas cuando decían lo contrario desde el minuto uno en sus papeles programáticos. La derecha en España solo es una y actualmente no está representada en el parlamento.

El PP socialdemócrata históricamente arrodillado a la izquierda, da gracias porque le dejen gobernar de vez en cuando para arreglar con su gestión los desfases socialistas provocados por la corrupción. Ciudadanos al son del PSOE desde su fundación, cuando el PSC se rió en su cara y le dio la espalda enfadando a Rivera, provoco que este se creyera poder pasar al pusilánime Casado por la izquierda siendo cuando pese a Colón definitivamente inició su descalabro a pesar de sus resultados de abril del 19.

Y finalmente Vox que es otro invento pensado por tres que a las primeras de cambio les robaron la cartera por pardillos herederos del desánimo peperista, al verse desterrados por Aznar por un puñado de monedas de plata en Cataluña. En serio os lo digo aunque duela, que son cuatro getas vividores. Malos profesionales de lo suyo pero cojonudos de lo ajeno, que de tres mil en tres mil, sacaron para liar a unos cuantos andaluces hasta las narices de corrupción socialista y del mamporrerismo peperista por esas tierras con Arenas y los Zoidos, a los que se les olvidó con el tiempo como la Policía Nacional y la Guardia Civil las pasaron canutas en Cataluña pero eso sí, a él no le pregunten por el operativo que se le ha olvidado como a Soraya y al Gallego más preocupado por el fútbol y el ciclismo que por su propio partido.

«Estos son los  liberales de la España moderna, adalides en la guerra cultural contra la izquierda, y se erigen como protectores de la democracia y la transición ante el marxismo del PSOE»

Estos son los liberales de la España moderna, adalides en la guerra cultural contra la izquierda, y se erigen como protectores de la democracia y la transición ante el marxismo del PSOE el PCE, IU o Podemos, ETA, El Grapo y demás golpistas y asesinos o como quieran llamarse pero, de aquí en adelante este que les escribe estas líneas ya está curado de espanto al ver porque nos gobiernan unos y otros, los primeros haciendo el mal y los segundos soportándolos y estos últimos mamoneando por las televisiones, las radios y demás medios que los llaman cuando hay hueco por falta de jaleo entre los primeros espadas.

Y me duele ver que una parte del intelectualismo de derechas, soporta quizás de momento a Vox porque ve en ellos una fuente de financiación para sus medios poco mediáticos, unos por las ondas como mal penas pidiendo amigos a cambio de dinero y otros por la TDT por cierto adscritos al 3% de la audiencia y a lo que les pagan cuatro cocineros por anunciar donde come la plana mayor del canal, o incluso por algún agricultor simpático de espárragos “en honor de todos ustedes” , aunque debo reconocer que con algún que otro programa brillante en ambos casos y medios donde la pedagogía vence al interés pecuniario por lo que pueda caer si a España le da un ataque y Vox se calza al PP que al paso que va, hasta yo mismo lo firmaría y hasta con reparo lo aplaudiría y en ambos medios también lo compartiría.

Siempre dije que había que votar al PP con la nariz tapada, después me afilié a Vox creyéndome sus mentiras al igual que miles de liberales (fijaté) y volví al mal menor (oye tú) pero es que ahora no me vale ni una ni la otra.

Defiendo la derecha y soy culturalmente católico, ¿Seré un bicho raro? Quizás, pero librepensador, verso suelto y sobretodo más gato que perro…

Francisco G. Valencia

Francisco G. Valencia

Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología por la Universidad Complutense de Madrid en 1994 por lo tanto, Politólogo de profesión. Colaboro como Analista Político en medios radiofónicos y como Articulista de Opinión Política en diversos medios de prensa digital. De ideología caótica aunque siempre inclinado a la diestra con tintes de católico cultural poco comprometido, siento especialmente como España se descompone ante mis ojos sin poder hacer nada y me rebelo ante mí mismo y me arranco a escribir y a hablar donde puedo y me dejan tratando de explicar de una forma fácil y pragmática porque suceden las cosas y como deberíamos cambiar, para frenar el desastre según lo aprendido históricamente gracias a la Ciencia Política... Aspirante a disidente profesional, incluso displicente y apático a veces ante la perfección demostrada por los demás. Ausente de empatía con la mala educación y la incultura mediática premeditada como forma de ejercer el poder, ante la cual práctico la pedagogía inductiva, en vez de el convencimiento deductivo para llegar al meollo del asunto, que es simple y llanamente hacer que no nos demos cuenta de nuestra absoluta idiotez, mientras que la aceptamos con resignación.

Deja un comentario