COVID: Cadena de mentiras. Por José Crespo

 

COVID: Cadena de mentiras, Ilustración de Tano
COVID: Cadena de mentiras, Ilustración de Tano

«Ineptitud, ineficiencia, maldad, imprevisión logística y cadena de mentiras es la tónica en las actuaciones que se han visto en estos meses»

Telediarios, noticieros, tertulias… el Covid-19 es el condimento de todas las salsas. Se marea la perdiz en todas direcciones pero se pasa por alto el meollo de la cuestión. Ineptitud, ineficiencia, maldad, imprevisión logística y cadena de mentiras es la tónica en las actuaciones que se han visto en estos meses.
Llegó el verano y el doctor Sánchez y su corte social comunista se fueron de vacaciones en plena crisis económica y sanitaria con un absoluto descontrol en el gasto público. En todo el verano, mientras en virus no se tomaba descanso, no se han visto ni conocido medidas de higiene, prevención y limpieza adoptadas para la prevención en los colegios cerrados a cal y canto de cara al inicio del curso.
El gobierno se esperó una semana antes del inicio del curso para reunirse con los representantes territoriales, sin dar ni una orden ni adoptar medida general alguna. Sánchez nos aclaró que estamos en un ‘estado cuasi federal’ y acto seguido descargó todas sus responsabilidades en las regiones.
¿Alguien cree que Sánchez, Iglesias o su actual pareja tendrían alguna posibilidad de trabajar en la empresa civil ganando más de lo que se embolsan ahora? Por ese motivo no se marcharán hasta que no se les eche y mientras tanto seguirán exprimiendo la teta de la vaca que nos pertenece a todos pero que ellos se han apropiado sin cuidarla ni alimentarla y no pararán hasta matarla.
Hay rebrotes en esta pandemia y se van a abrir los centros educativos impidiendo otras opciones como la enseñanza en casa. He escuchado a algún presidente autonómico hablar de epidemia en vez de pandemia. No es cuestión baladí. La OMS y las autoridades sanitarias europeas lanzaron en su día las alertas sanitarias declarando el estado de pandemia con lo que la responsabilidad de gestión en todos los ámbitos, sanitario, económico, laboral, educativo, aquí y en cualquier país, es única y exclusivamente del estado y así será mientras no se encuentre una vacuna y la OMS y autoridades sanitarias internacionales declaren por finiquitada la pandemia.
Le darán todas las vueltas que quieran pero solo hay unos responsables y no son otros que los gestores inútiles que siguen en el gobierno, los mismos que no hicieron previsión de acopio de recursos cuando se dio la alerta, los mismos que pasaron por alto las capacidades logísticas de las Fuerzas Armadas tanto en personal como en material, los mismos que se han desdicho cien veces, los mismos que nos hablaron de un comité de expertos inexistente, los mismos que se fueron de vacaciones y que gobernando con un comunismo reaccionario cuando no tienen qué decir sacan a pasear la memoria de Franco o agitan temores frente a una inexistente ultraderecha.
Creo que deben quedar pocas dudas sobre nuestro carísimo, inútil e inoperante sistema de organización territorial, las autonomías, un sistema débil, fofo y elefantiásico que impide una respuesta inmediata en situaciones de crisis, ya sea el coronavirus o, Dios no lo quiera, una incursión extranjera sobre territorio nacional.
Es un sistema irracional y antieconómico, el peor en estos momentos de crisis sobre el que no se recorta ni un euro, que se reproduce como un cáncer generando y recreando órganos ya existentes en el ámbito estatal y atribuyéndose competencias exteriores como si de estados se tratara.
Así no encontramos con un hospital público cerrado en Toledo mientras el presidente autonómico manchego ataca al de Madrid, o en el caso de Andalucía donde el excelente hospital militar Vigil de Quiñones se traspasó por exigencias autonómicas a la Sanidad pública aduciendo unas carencias y necesidades pero que a día de hoy está en ruinas y abandonado gracias a la actual ministra de Economía, en aquel momento consejera de Sanidad en Andalucía.
¿Qué decir del hospital militar de la BRISAN que se lo cargó este gobierno de inconscientes? Me refiero a lo que se conocía como Agrupación Hospital de Campaña que fue disuelta en junio de 2019 «para optimizar el empleo de los recursos disponibles»…¿¡¡!!?
Me duele reconocerlo pero tenemos lo que nos merecemos.
José Crespo

José Crespo

José Antonio Crespo-Francés. Soldado de Infantería Española, Doctor en Historia. Enamorado de Aranjuez la ciudad donde vivo, colaborador en radio y publicaciones electrónicas, autor de trabajos históricos dedicados al Servicio Militar y Valores, y a personajes en concreto como Juan de Oñate, Blas de Lezo o Pedro Menéndez de Avilés y en general a Españoles Olvidados en Norteamérica. Rechazo la denominación de experto, prefiero las de "enamorado de" o "apasionado por". Si Vis Pacem Para Bellum

Deja un comentario