El futuro de los niños, la educación y España están en juego. Por Rodolfo Arévalo

El futuro de los niños está en juego. Ilustración de Linda Galmor
El futuro de los niños está en juego. Ilustración de Linda Galmor

«Deberían los especialistas en educación mandar a esparragar a todos los políticos y hacer un comité de sabios, este sí real y no como el del Coronavirus, inexistente»

Me pregunto, retóricamente, por qué hemos de creer una sola palabra de los discursos vacíos de contenido y sentido del Presidente Sánchez y por qué hemos de hacerlo también con los del vicepresidente Iglesias que debe responder a varios tribunales de justicia internacionales y nacional. Desde luego no se ustedes, pero lo que es yo, no solo no me creo nada de nada, si no que repudio a los dos individuos y con más razón al segundo por haber jurado su cargo en el nombre de derogar la Constitución que luego tuvo que jurar para su cargo y que nos dimos los Españoles en el 78. ¿Cómo se puede tener menos credibilidad? ¿Está de moda quizás encumbrar a los perjuros que están de mierda hasta el labio superior de la boca?

Si las metáforas fueran reales, este tipo, tendría que estar pidiendo ayuda a cualquier santo o nadando sobre su propia mierda hacia una catarata por la que despeñarse y que nadie pudiera luego pedirle cuentas de sus incongruencias y faltas, pero no, no caerá esa breva. El Presidente es desde luego es otro enfermo mental, no sé que tipo de enfermedad padece, pero padece de todo menos un “osito”, en todo caso un tente en pie caiga quién caiga. Es curioso que nadie en su propio partido, en el que llegó al puesto de secretario general, a saber con qué torticeras artimañas, le ponen un pero.

Pero claro esto es de perogrullo, porque sus “pelotas” giran alrededor rapiñando carguitos y ministerios, por algún santo misterio, aún no desvelado. ¿Quién, en su propio partido, que no forme parte de sus propios acólitos voceros puede defenderle, quién? Ya se ha visto cómo los históricos y más brillantes representantes del socialismo Español le han desacreditado, incluso le han dado lo que está de moda, los famosos zascas en todas los carrillos, incluso los de las posaderas.

Pero nada el inmutable piloto aficionado, que sueña con pilotar él mismo el avión a reacción que le lleva a todas partes, por sentirse poderoso y poder sobrevolar por sí mismo a la chusma, no se da por vencido. Y lo está, lo está porque sus propios partidarios y votantes ya no creen en su plan, es un plan vacío carente de contenido que no sean palabras y palabras cansinas y vacías.

Tampoco creen en él los separatistas, porque para firmar los presupuestos necesita al PP y este no va a dar su brazo a torcer. Sus otrora huestes afines, que no adictas, solo interesadas, se han dado cuenta de que la pelota independentista esta demasiado caliente, alentada por el grito de una República imposible, solo gestada en la mente de otro orate, para poder escaparse y despistar sobre sus temas dinerarios con desfalcos incluidos. Qué gentuza nos está gobernando, por “Tutatis”, y es gente que votó el pueblo, gran parte del pueblo siete millones o más de Españoles, que o tienen un mal café o son, como suelo decir incultos, desinformados, analfabetos funcionales o bobos de baba.

Y ahora para acabar ya del todo con la poca cultura que pudieran adquirir los niños, viene el cabronazo del coronavirus, aumentada su peligrosidad por las mentiras del gobierno bien vendidas y llegamos al acabose. Por favor niños no os contagiéis, habría que pedirles, no le hagáis el juego a estos sinvergüenzas y chuletas de playa en tanga rojo fosforito. No dejéis que vuestros padres se asusten y dejen de ir a trabajar. Todo es una gran verdad medio mentira, es verdad el virus, es verdad que puede afectar gravemente a gente con enfermedades previas, pero no es tan fácil de contraer si adoptas todas las medidas de seguridad, mascarilla lavado frecuente de manos con agua y jabón y a falta de este producto gel bactericida. Tranquilidad, el miedo no es buen consejero ni en pandemia, ni en cualquier otra situación.

Dicen las feministas que por aquí hay mucho macho embravecido, pues que se vea, que ser macho no implica ser violento con las mujeres o niños, se puede ser violento teniendo gónadas para no dejarse vencer por el miedo y una mierda de virus, que sí, que es peligroso en algunas circunstancias, por ejemplo cuando no se hace ni puñetero caso a las normas básicas de comportamiento y acabamos en discotecas, playas, botellones y saraos, pero es que para eso no hay que ser muy macho o muy consecuente, hay que ser de un bruto que te pasas, y volvemos al tema de la educación, que ¡Oh!, no acaba de arrancar, pero ni ahora, ni nunca, mientras no se despolitice.

Deberían los especialistas en educación mandar a esparragar a todos los políticos y hacer un comité de sabios, este sí real y no como el del Coronavirus, inexistente, y arreglar el tema de la educación, de entrada quitando la perdón gilipollez de estudiar según la Comunidad Autónoma para mayor gloria de sus emplumados indios, sin plumas y muchos estos sin huebos.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario