La jubilación, los pensionistas y los presupuestos que arruinarán mi economía doméstica. Por Rodolfo Arévalo

 

 

La jubilación, los pensionistas y los presupuestos que arruinarán mi economía doméstica.
La jubilación, los pensionistas y los presupuestos que arruinarán mi economía doméstica.

«Cada día que pasa siento más aburrimiento y asco por el transcurrir de esta jubilación que nos deja casi indefensos frente a la economía que sube»

Cada día que pasa siento más aburrimiento y asco por el transcurrir de esta jubilación que me deja casi indefenso a largo plazo, y a corto también, frente a la economía que sube. Una pensión que se reduce en casi un treinta por ciento de la nómina que tenías y que no era para ahorrar, como algunos ignorantes recomiendan, si no para pagar la hipoteca, la luz el gas, teléfono y una sería de cosas que hoy en día son imprescindibles. Bueno siempre lo fueron, pero en otras épocas menos justas estas ventajas solo las disfrutaban los muy pudiente pero la mayor parte de la población no.

Esto no debe de convertirnos inmediatamente en comunistas o luchadores de clase, solo debe convertirnos en individuos que desacaten las normas del estado y digan: “cobro pensión, pero seguiré trabajando por una mierda de sueldo, porque sumado, hasta podré vivir, si no desahogadamente sí sin apreturas”. Éstas apreturas no creo que sea yo solo el que las experimenta. De hecho somos muchos, cuando no nos matan con desatención ante el coronavirus, que imagino el ahorro que habrá hecho el estado en nóminas con los jubilados fallecidos. Ese número es nuestra baza, para lograr presionar a la horas de los presupuestos del Estado.

Creen ustedes que un jubilado por el hecho de serlo, va a dejar o tiene que dejar de interesarse por la cultura, el cine, el teatro, incluso las actividades artísticas, en las que muchas veces hay que invertir para completar esos trabajos. Si pintas, tienes que tener lienzos y pinturas pinceles, espátulas y hasta aguarrás. Si haces música, necesitas un instrumento y no vas a comprar la peor mierda del mercado, así como tampoco querrás poseer el peor ordenador si escribes y quieres publicar, para lo que si no tienes un nombre reconocido debes pagar la mitad de la edición. Lo mismo pasa en la grabación de un disco. Tienes además que tener internet si quieres estar conectado con amigos y familiares o incluso poder vender tu producción artística.

Vamos que la jubilación es así en plata una puta mierda y eso que yo con todo lo que hago intelectualmente y artísticamente no lo llevo mal del todo. Pero imaginad a quienes no han tenido aficiones, a los que su vida fue el trabajo, mirando a los pajaritos del parque y dándoles de comer. ¿De verdad piensa alguien con dos dedos de frente que personas de esta edad, la de jubilación, están para silla de rueda y calditos…?

Debe ser que sí que los políticos y funcionarios públicos así lo piensan. Pues no, no es así. Cuando yo tenía ocho o nueve años veía a mi abuelo, que tenía sesenta años, como una persona mayor con bastón, respetable que había pasado al estatus de reverenciada persona mayor y hasta parecía merecerlo y no pintaba nada como persona joven o en plena madurez. Pero hoy ¿quién puñetas se siente viejo hasta con setenta y cinco? Creo que muy pocos, o los que han tenido trabajos muy cansados físicos y que ya, a esta edad, no rinden como antes, merecen descansar, pero nadie más.

De hecho siempre he opinado que la jubilación deberían tomarla las personas por decisión propia. Hay gente como abogados, jueces, profesores, realizadores de Tv, periodistas y un sin fin de personas para las que casi es una afrenta tener que jubilarse con la edad hasta de sesenta y siete, o incluso abandonar el trabajo con una prejubilación anticipada, que probablemente es cuando más pueden aportar a la sociedad y la empresa con su saber hacer y conocimiento. Habría algún problema monetario para atender a los jubilados si estos pudieran prolongar a voluntad el día de la jubilación., me da a mi que no, que al contrario.

También es verdad que no todo el mundo es igual y que habrá quién sí quiera jubilarse a los sesenta y cinco, incluso antes, y deberían tener derecho a hacerlo sin pérdida de poder adquisitivo, frente a otros que por el motivo que sea desean seguir trabajando. Ya sé que las izquierdas y sindicatos vociferan a coro al oír este tipo de cosas, pero por mí como si tocan la corneta desafinada, la libertad individual debe prevalecer en el como quieres que sea tu vida y jamás debe decidir el Estado por ti.

Ya se que esto no es muy socialista o comunista y tampoco muy Podemita, pero sería deseable que en España alguien se lo recordara a los diputados que pueblan el Hemicirco, tanto de derecha como de izquierdas, más a estos, como a mediopensionistas. Algunos son mucho menos vagos que la generalidad y tienen derecho a poder seguir haciendo lo que quieran laboralmente mientras puedan. Esto desde luego permitiría tener pensiones mucho más elevadas, si no hay depredadores de fondos de pensiones y similares, y si se hace una limpia de personal improductivo en la administración y el de la organización de Comunidades Autónomas, para goce de indios de provincias, todo iría mucho mejor.

Pero con los gestores que tenemos en la actualidad, tanto con coronavirus como sin él, y está demostrado por gobiernos socialistas anteriores, la ruina será perenne. Yo con mi pensión, ya le estoy viendo las orejas al lobo. Imagino que el que tenga un puesto de trabajo con posibilidad de cerrar estará aterrorizado al igual que el pequeño y mediano empresario que se vea obligado a cerrar. No sé si ya es tarde para parar lo que viene, pero ¡Pedro y Pablo!, sois los responsables de lo que ocurra y lo pienso recordar y recordarlo a todos, todos los días que me queden de vida. La maletas llenas de dinero que pasan por los aeropuertos sin control de aduanas están muy bien, siempre que se repartan entre quienes más lo necesitan, que no son los políticos comprables de otros países que maldita mierda necesitan una revolución de cabestros social comunistas. Como siempre Viva la Libertad, Viva España y Viva el Rey. Cada día que pasa siento más aburrimiento y asco por el transcurrir de esta jubilación que nos deja casi indefensos frente a la economía que sube.

Rodolfo Arévalo

Rodolfo Arévalo

Nací en Marsella ( Francia ) en 1954. Viví en diversos países debido a los destinos que tuvo mi padre ( diplomático ). Estudié en colegios franceses hasta la edad de 12 años. Estudié bachillerato y COU en el colegio Nuestra Señora del Pilar de Madrid. Estudié música en el Real conservatorio de música de Madrid, formé parte y pertenecí a varios grupos musicales entre ellos “ Los Lobos “. Creé varios grupos musicales de Pop Rock. Toco el bajo y compongo canciones, música y letra. Estudié Fotografía general y publicitaria, diplomatura (dos años) de cinematografía e Imagen y sonido equivalente a Técnico Superior de Imagen y Sonido. Soy socio Numerario de la SGAE desde el 1978. Pertenezco a la Academia de Televisión. Soy un gran lector de libros de ensayo, divulgación y de vez en cuando novela. En el año 1985 Ingresé por concurso oposición a TVE. Fui ayudante de realización y realizador. En el año 2009 me pre jubilaron muy a mi pesar. En la actualidad estudio programas de tratamiento de imagen. He escrito varios guiones de cortometraje y realizado el que se llamó “ Incomunicado “, tengo otros en proyecto. Soy muy crítico conmigo mismo y con lo que me rodea. Soy autor de las novelas “El Bosque de Euxido” y "Esclavo Siglo XXI publicadas en Ediciones Atlantis. También me gusta escribir prosa poética. Me he propuesto seguir escribiendo novela.

Deja un comentario