El Banco de España augura una lenta recuperación y empeora las previsiones económicas. Por Federico Bisquert Lafuente

EL Banco de España augura una lenta recuperación y empeora las previsiones económicas
El Banco de España augura una lenta recuperación y empeora las previsiones económicas

«El Banco de España en su informe trimestral indica también que han ido surgiendo señales que apuntan a una cierta pérdida de empuje de la gradual mejoría de la economía»

El tercer trimestre ha ido de más a menos, y eso hace que el arranque del año que viene sea peor”, según indica Óscar Arce, director general de Estadísticas y Economía del Banco de España, la anterior previsión hecha por la entidad sobre las cifras actuales supone un recorte a mas de la mitad, ya que el rebote de la actividad estaría entre un 7,3 % y un 4,1%, cifras insuficientes para 2021 y la tasa de desempleo puede alcanzar desde el 19,4% al 22,1% sin desaparecieran los ERTE y la previsión de inflación no llegará al 1%.

Oscar Arce también apostilla que “El impacto de cara apoyar la recuperación dependerá de la adecuada elección e implementación de los proyectos a financiar y su capacidad para fortalecer el crecimiento a largo plazo”, los Fondos Europeos con las pertinentes reformas necesarias, permitirían un crecimiento potencial del 2% anual, unos 24.000 millones de euros entre 2021 y 2027, lo que daría lugar a un descenso del desempleo y la Deuda Pública. Es evidente que hay que introducir reformas importantes en nuestro sistema o nuestro Estado de Bienestar está peligrando, hay que mejorar la productividad, actualizar el mercado de trabajo, evitando la precariedad del empleo, actualizar el Sistema de Pensiones, la Educación y el I+D a largo Plazo, restructurar la estructura política, mejorar la Administración para movilizar y agilizar proyectos, en resumen que no hay que considerar los Fondos Europeos como exclusivamente asistenciales, si no como la perfecta excusa para acometer todo tipo de reformas.

El Banco de España en su informe trimestral indica también que “Han ido surgiendo señales que apuntan a una cierta pérdida de empuje de la gradual mejoría de la economía”, y que “un conjunto de indicadores de alta frecuencia parece señalar que, más que haberse aminorado, los avances, en algún caso, habrían dejado de producirse”, como es el caso de las estadísticas de movilidad de Google y Apple, que han dejado de mejorar o incluso en algunos casos disminuyen o los últimos datos de la Seguridad Social que han registrado un brutal empeoramiento y lo bien cierto es que España no va a recibir los 140.000 millones de golpe, va a ser progresivamente y cumpliendo una serie de requisitos y aun así en el 2021 solo recibiríamos 21.000 millones, el Banco de España afirma que esto supondrá un impacto positivo, pero siempre que se asigne con coherencia a inversiones de distinto tipo y no a  gasto corriente, que no nos lleva a ningún sitio, es decir un mundo ideal para cada euro gastado y eso ayudaría a que el PIB subiera en la misma proporción, en el mejor de los casos el multiplicador sería de una a uno, de tal modo que si se desembolsan 20.000 millones para inversión repercutiría en un crecimiento de 2 puntos del PIB y una mala gestión de inversión haría que el multiplicador bajara a 0,4 y no nos lo podemos permitir.

La verdad es que de aquellas previsiones de mayo que tenía el Ejecutivo de una caída del 9,2% de nuestra economía se ha ido de varas bastante si lo comparamos con los datos que a fecha de hoy estima el Banco de España que da una horquilla de desplomes de la economía española del -10,5% al -12,6% y esto significa que hay una evidente ralentización de la recuperación, aunque con los datos de junio parecía que había una incipiente recuperación, lo bien cierto es que tras contrastar los datos de julio y de agosto, la esperanzas de recuperación se han truncado por dos razones la bajada de visitantes de otros países y los rebrotes de la pandemia y consecuente crisis sanitaria, pero es que si nos adentramos en el mes de septiembre los datos son peores y el daño económico aún no se ha transmitido en realidad a la sociedad, vamos a vivir momentos francamente duros.

Estamos en un auténtico escenario de riesgo del que no nos advierten suficientemente, los medios que hablan y hablan… pero no dicen que estamos en un escenario de recuperación muy lenta ya que la evolución epidemiológica cada vez es mas adversa con situaciones de contagio mas intensas y que requieren confinamientos estrictos adicionales lo que supone un altísimo coste económico, a lo que debemos sumar las tensiones de liquidez empresarial que derivan inminentemente en problemas graves de solvencia, con lo cual esto afecta persistentemente la actividad empresarial, fomenta la destrucción de empresas, paro de larga duración, menor disponibilidad y un mayor coste de financiación, o sea una caída sin precedentes del PIB en el 2020 y su posterior recuperación será bajo un elevado estado de incertidumbre.

Y digo yo, como es posible que esto no salga a debate en nuestro Parlamento, está grave situación económica que atravesamos,  y si analizamos vemos que lo impera es la propaganda goebeliana-sanchista provocando el despiste en el ciudadano y a fabricar temas para debate que no nos hacen falta en estos momentos, siempre estamos con el efecto televisivo de otros temas absurdos y extemporáneos y sin embargo el Banco de España descarta definitivamente aquel escenario optimista de abril para anunciar una lenta recuperación ya que en el 2022 no se habrá recuperado ni como mínimo, el nivel precrisis. Eso sí, Tezanos sigue cocinando encuestas y se continúa con esa mezquina lucha por el poder, que se sigue manteniendo hasta el punto, de que, en vez de negociar partidas de los PGE, se está negociando el acercamiento de presos etarras, el indulto de los presos de “Process” o la cantinela de la Memoria Histórica, que peligro tenemos con los socios de investidura, vivimos en un mar de inconsciencia e irresponsabilidad… veo prorrogándose nuevamente los Presupuestos Montoro y que Dios nos pille confesados.

Federico Bisquert

Federico Bisquert

Soy Economista Forense, intervengo en temas (periciales) digamos de flagrante actualidad (corrupción, financiación irregular, estafas, etc…) también en el ámbito de la Administración Concursal, la consultoría tributaria y la docencia.

Deja un comentario